Classical Music Home

The World's Leading Classical Music Group

Email Password  
Not a subscriber yet?
Keyword Search
in
 
  Classical Music Home > Opera Libretti

Opera Libretti




Beethoven | Bellini | Berg | Berlioz | Bizet | Cavalieri | Cavalli | Clerambault | Debussy | Donizetti | Falla | Gluck | Gounod | Granados | Hallstrom | Handel | Hartke | Haydn | Kalman | Leoncavallo | Mascagni | Massenet | Mercadante | Meyerbeer | Monteverdi | Mozart | Pacius | Petitgirard | Portugal | Puccini | Purcell | Rachmaninov | Rossini | Sacchini | Strauss Johann II | Verdi | Wagner Richard | Wagner Siegfried | Walton | Weber
 
Granados
María del Carmen
Act 1
Act 2
Act 3

CD2

Acto II

            Exterior de una vivienda en la Huerta. Los términos primero y segundo de la derecha están ocupados por la fachada, enlucida, con puerta algo espaciosa y una ventana sobre la puerta, con cuelgas de dátiles. Desde la puerta, y a todo lo ancho de la fachada, avanza un emparrado que ocupa una tercera parte de la escena. A la izquierda, camino que corre por el pie de la parra, y se divide en sendas por los diversos términos del mismo lado y por el fondo. A la izquierda, tercer término, un cercado por el que asoman rosas, clavellinas y otras plantas. Unido a la fachada un poyo corrido, de mampostería, y esparcidas debajo de la parra algunas sillas de morera con asiento de soga, todas muy bajas; en medio una mesita de pino en blanco. De una de las estacas de la parra cuelga un gancho de palo y de éste un botijón. Al fondo, y colocados en varios sentidos más allá del emparrado unos cuantos zarzos que figuran contener gusanos de seda, sostenidos cada uno de ellos en alto, entre dos sillas, y cubiertos con paños rojos y de otros colores vivos, en forma de tartana por medio de arcos de caña que los levantan. Por todas partes plantaciones y arbolado propios de la huerta murciana.

1 Preludio

2 Escena I
Fuensanta, Domingo y Antón.

Fuensanta (Mientras cuida los gusanos de seda)
Nenicas huertanas,
que tanto amáis a los zagales,
sabed que uno ha movido
todos mis males,
¡ay!, con su ingrato olvido.

Domingo (Jugando a las cartas con Antón)
Un cinco…

Antón
Un caballo…

Domingo
Este as…

Antón
Este triunfo…

Domingo
Acabemos ya.

Fuensanta (Ingenuamente)
¡Miren que dejar ahora María el Carmen
a su novio de antes!

Antón (Sin hacer caso a Fuensanta)
Po señor, atento de ese mozo que vino de Orán,
yo creo que hay que prenderle…

Domingo
Ese hombre permanece libre y salvo.

Antón
Tú lo mandas.

Domingo
¡Y cuidao!

Antón
Tranquilo queda, tranquilo quedará.

Fuensanta (Como para marcharse)
Yo, con su permiso…

Domingo
Oye, ven acá, cuéntanos tus amores.

Fuensanta
El que amo con mi alma
se llama Jusepico,
me dice cosas dulces
con gestos de angeliquio,
y yo le doy en cambio,
¡ay, el corazón que es mío!
Zagal, ven pronto
y roba a tu amorcico.

Antón
Dime cuándo te roba Jusepico.

Fuensanta
Eso allá ha de verse.

Antón
Toas tienen prisa;
costumbre muy fea.

Fuensanta
Cuando él quiera robarme,
ahí está su nenica,
que le guarda un tesoro
de mimos y caricias,
            (Suspirando)
de amores de la gloria,
¡ay, de risas y alegrías.
Amor, ven pronto
y roba tu zagalica.
¡Ven mi zagal!

 

3 Escena II
Dichos, Concepción, Domingo, Migalo y María del Carmen.

Concepción
Ya estamos aquí nosotros.

Domingo
¿Y María el Carmen?

María del Carmen (Entrando)
Muy güenas tardes.

Domingo (Bajo a María)
Adiós nenica, ¿tienes valor?

María del Carmen (Bajo a Domingo)
Ya ve usté que aquí me encuentra.

Domingo (Como buscando a Javier)
Pos no doy con el chico.

Antón (Preparando el mutis)
Yo te lo mando pacá. Voy a echar un ojo alrededor del patio, que es tarde de fiesta.

Domingo (A Antón, muy quedo)
Vigila a Pencho.

Antón
Vigilaré.

4 Escena III
Dichos, menos Antón.

Domingo
Sentarse.

Concepción
Por si le paece a usté
que echemos un parrafico…

Migalo
Sobre la boda…

Domingo
Vamos a echarlo.
Ostés queréis acomodar los intereses.

Concepción (A María del Carmen)
Hija, ¿por qué no vas
adentro con Fuensantica?

Domingo
Mejor será que paseemos
nosotros el asunto.
(Se marchan hacia el fondo del escenario)

Migalo
Eso está bien.

Domingo
Yo tengo que llegarme a Murcia
pa sierta fineza pa la novia.

Concepción
La sortija.

Domingo
Y algo más.

María del Carmen
¡Vayan con Dios!
            (Salen)

5 Escena IV
María del Carmen y Fuensanta.

Fuensanta
Yo también güervo enseguía.

María del Carmen
¿Dónde vas?

Fuensanta
A hablar con Jusepico.

María del Carmen
No seas loca.

Fuensanta
Yo también quiero casarme.
¿No estás tú muy contenta?

María del Carmen (Con profunda tristeza)
¡Muy contenta!

Fuensanta
Adiós.5
(Sale Fuensanta ligera).

6 Escena V
María del Carmen.

María del Carmen
¡Muy contenta!
[y aquí me tra en,
como aquel que
llevan al suplicio] 6
Siento en el corazón
el miedo y la angustia
[de mi amor] 7
[Llora María del Carmen Llora,
aquí, ni te oyen,
ni te ven tus carceleros,
aquí, escondida aprovecha
este instante.
Recordando a tu Pencho,
aquel ser querido,
aquel rey poderoso de tu voluntad.
¿Cómo olvidarás al zagal amante de tus pupilas?]

7 Escena VI
María del Carmen y Pencho.

Pencho (Entra Pencho. Desde el umbral)
¡María del Carmen!

María del Carmen (Corriendo hacia él)
¡Pencho!
(Transición)
Güenas tardes, Pencho.
¿Con que tú por aquí?

Pencho
Ya ves, en tu busca vengo.

María del Carmen
¿Y qué quieres?

Pencho
Pos que hablemos un ratico
de lo que por ahí suena.

María del Carmen
No puede ser Pencho;
no puedo hablar contigo.

Pencho
Pos has de hacer un poder,
porque tengo el entendimiento turbao.

María del Carmen
(¡Virgen de la Fuensanta,
no me desampares!).

Pencho
Me han dicho que
te has rendido al otro.

María del Carmen
No te han engañao, Pencho.

Pencho
Tengo arrebatá la sangre y
en el corazón un puñal
que me lo va atravesando.

María del Carmen
Yo te quiero como siempre.
¿Lo estás oyendo ahora?
¿Qué he de hacer, afligía de mí,
desdichada, sino decírtelo?

Pencho
Ya que me quieres aún,
¿por qué me tienes así?

María del Carmen
Mi amado eres tú,
de tu pensamiento vivo.
Quiero morir por ti,
ya te lo tengo jurado.
Vete ahora Pencho,
que estás comprometido.

Pencho
Ya ni oírme quieres.
¿Cómo me aborreces tanto?
¿Es cierto que te casas con Javier?

María del Carmen
Con él me caso.

Pencho
Pues entonces,
¿qué me importa a mí la vida?
Yo entavía digo que
eso no pue ser verdad.

María del Carmen
Por desgracia es bien cierto.
No hay remedio. Esta boda ha de ser:
he dado ya mi palabra al tío Maticas.
Me tienen aquí encarcelá,
y con el miedo en el corazón.
Vete mi Pencho,
porque el pacto está hecho
y lo he de cumplir.

Pencho
¿Qué misterio es ese?

María del Carmen
El hierro con que heriste a Javier,
lo tiene su paere en el arca.

Pencho
Rompe ese pacto.

María del Carmen
Con él quedas a salvo.

Pencho
Rómpelo, yo no lo acepto.

María del Carmen
Si ya estoy comprometida.

Pencho
Yo ya sabré defenderme.

María del Carmen
Huye, por Dios.

Pencho
¡Gloria mía!
¿Es que ya no me quieres?

María del Carmen
¡Ah! Mi amado eres tú,
mi dulce amor.

Pencho
¡Mi María el Carmen!

María del Carmen
¡Pencho de mi alma.
Siempre tuya hasta morir!

 

8 Escena VII
Dichos y Javier.

Javier (Apareciendo)
¿Y qué quiere este hombre a quien
maldigo desde el fondo de mi alma?
¿A qué viniste tú aquí?

Pencho
A quitarte esta mujer,
a esto he venío.

Javier
A esta mujer, la dejas tú quieta.
Y ni hablarla, ni mirarla.

Pencho
Tarde lo dispones.

Javier
Es mía esta mujer.

Pencho
Miente tu boca.

Javier (Va desencajándose por momentos)
¿Me dices a mí que miento?

María del Carmen (Conteniéndose)
¡Javier!

Javier (A María del Carmen)
Dile si eres mía o no.

Pencho
Déjala bien libre y verás
dónde vuela el pajarillo.
            (A María del Carmen)
Cállate María el Carmen;
no despegues los labios.
            (A Javier)
 Me la habéis aterrao.
¡Pobre nenica!

Javier
¿No te han dao la razón de lo que pasa?,
¿que irá conmigo al altar?
 
Pencho
Puedes tener su promesa,
mas yo tengo su amor.
Aunque fueseis a la iglesia,
¿qué llevarías allá?
Porque la tienes sujeta,
la crees tuya, pero yo lo impediré.
Su amado soy yo
aunque al oírlo te condenes.
Yo soy el que la enseñé amores
y el que en su alma encendió la luz.

Javier
¡Calla, porque te arranco la lengua!

Pencho
Estás enfermo.

María del Carmen (Observándole también)
¿Qué tienes?

Javier
Nada, el coraje me ciega.

María del Carmen
Déjale, Pencho, vete ya.

Javier
No, no te vayas. Te he de matar.
Tu sentencia la escribiste
aquí en mi carne y
esta mano irá más cierta
que la tuya que me dejó vivo.
            (Siguiendo a Pencho).

Pencho
¡Pruébalo!

Javier
Muy pronto.

Pencho
¡Ojalá pudieras!

Javier
¿Quieres ahora mismo?

Pencho
Sí.

María del Carmen
Jesús, cesad, por compasión.

9 Escena VIII
Dichos y Pepuso, que entra rápidamente en escena.

María del Carmen (Dirigiéndose apresurada a Pepuso)
¡Ah!, tío Pepuso,
lléveselo usted.

Pepuso (Indignado)
Échate allá, que eres
la primera mujer
que me ha engañao.

Javier (Extenuado a María del Carmen)
Dame agua.

Pepuso (A Pencho)
¿Sabes ande estás, desatinao?

Pencho
Nada temo.

Pepuso
Vamos a ver a tu paere.

Pencho
¡Pobre agüelo! Vamos.
(A María del Carmen)
¿No dejas tu intención?

María del Carmen
Yo he de salvarte.

Pencho
Pues tú verás lo que yo hago.
(Salen Pencho y Pepuso).

 

10 Escena IX
María del Carmen y Javier.

María del Carmen
Ya se fue. Alégrate
corazón mío.

Javier
Tú conmigo.

María del Carmen
Yo contigo, sí, pero
pidiéndote olvido y reposo.

Javier
Lo que tú quieras.
(Van desfilando lentamente hasta volverse para observar a los que llegan).

11 Escena X
Domingo, María del Carmen, Concepción, Fuensanta, Javier, Antonio, Migalo, Coro general, Banda de guitarras y bandurrias, parejas de baile que van llegando.

Coro
¡Viva María el Carmen y
su ena morao, Javier!
¡La alegría reina por doquier!

Domingo
Ahí tienes, hijo mío,
esta rica sortija.
Pónsela a Mª el Carmen,
tu prometía.

Coro
¡Cómo luce el brillante,
que le regala Javier amante!

Domingo
Ahora, arreglaos para bailar.
Sin baile no hay fiesta. Podéis empezar.
(Malagueñas murcianas)

Copla
El que quiera hoy en la huerta
encontrar jolgorio y dicha,
que se llegue al emparrao
de Domingo, el tío Maticas,
que allá celebran los dichos
de Javier y María.
Que Javier y María el Carmen
serían hoy mismo novios,
me lo ha dicho un pajarillo
con su piquito de oro,
y hasta el sol quiere decirlo
con sus rayos deliciosos.
(Bolero)

Coro
Cuando la guitarra suena
al oír su dulce son,
se destierra toda pena,
que oprime el corazón.
Huertanos bailad
mientras brilla el sol
en este joyel
del suelo español. Etc.
(Aparece Pencho)

 

12 Escena XI
Pencho, Domingo, María del Carmen y Javier.

Pencho
Vengo a delatarme
para salvar a esta mujer.
Yo impediré, María el Carmen
que seas de Javier.

Domingo (A Pencho)
¿A qué vienes a mi casa?
 
Pencho
A delatarme… Yo…
fui quien hirió a ese hombre.

María del Carmen (A Javier y Domingo)
¡Negadlo!

Javier
Miente Pascualo.

Domingo
No fue él.

Pencho
¿Quién te hirió entonces?
(Hablado) Dilo,
¿quién te hirió?

Javier
Tú no fuiste, lo declaro.

Pencho
¿Con juramento?

Javier
Sí, lo juro.

Pencho
Hay falsedad.
Puedo daros la prueba,
el arma os puedo mostrar.

Domingo (Hablado)
No es verdad.

Pencho
Que se detenga ese hombre
(por Domingo);
que nadie salga de aquí,
dista que yo bien me explique
desde el principio hasta el fin.
Por cuestiones de agua
de las que siempre hay aquí,
contra Javier fui una noche
para matarle o morir.
Fue vencido: ¡Dios lo quiso!…
Y en cuanto le tendí,
marché olvidando mi faca
al lado del infeliz.
Mi faca es bien conocida
porque en ella hice escribir
una canción que le oí a uno
de las naves de Cartagena.
Para mirarla, mis ojos;
para quererla, mi alma;
para dormirla, mis brazos;
para guardarla, mi faca.
¡Qué bien dicho!
¡para guardarla, mi faca!…

Coro
¡Qué bien dicho!
¡Qué bien dicho!

Pencho
Domingo guarda en su arca,
el arma que usé al herir.

Antón
Dame la llave Maticas,
le he de prender pese a mí.

Todos
Ya no hay salvación
¿quién lo salvará?
Con su delación
en una prisión
Pencho morirá.
(Antón entra en la casa de Domingo y vuelve a poco, mostrando en su mano la faca de Pencho)

Antón (Que vuelve)
Ahí está la faca,
de Pencho es el arma.

Pencho (Gozoso)
María el Carmen,
se acabó el sufrir.
Vuelves a ser libre,
¡decide ya!

María del Carmen (Decidida)
¡Ah! ¡Yo contigo,
Pencho mío, hasta morir!

Javier (A Pencho)
¡Infame!

Domingo (A Antón)
Tú, vete armando,
vuelve aquí;
yo le guardo.
(A los invitados)
Acabóse ya la fiesta,
la alegría tuvo fin,
retiraos, caballeros.

Migalo (A Domingo)
¿Y la chica?

Domingo (A Migalo)
Se queda aquí.

Coro
Vámonos, la fiesta ya acabó.
(Van desfilando todos, Pepuso reuniendo a los suyos desahoga su indignación y luego marcha apresuradamente con ellos).
           
Pepuso
Vamos a sarvar a Pencho,
aunque le lleven diez mil.
Esta noche arde la huerta:
Dios me escuchó, soy feliz.

 

13 Escena XII
Domingo, María del Carmen, Pencho y Javier.

Domingo
¡Dile que huya!

María del Carmen
¡Ponte en salvo!

Pencho
¡No debo huir!

María del Carmen
¡Te lo suplico!

Pencho
Yo no quiero deber
gratitud a esa gente.

Domingo
Volverán por ti enseguida.

Pencho
¡Aquí yo espero!

Javier
¡Eres un vil… y un cobarde!
[¡Es es un ardid que inventas
por no batirte conmigo!]

Pencho
¿Has dicho cobarde?
¡Escóndeme en tu casa,
y esta noche nos batimos!

Javier
¡Sígueme pues,
que esta noche te mato!
(Entran en la casa)

 

Fin del Acto II

 


Famous Composers Quick Link:
Bach | Beethoven | Chopin | Dowland | Handel | Haydn | Mozart | Glazunov | Schumann | R Strauss | Vivaldi
8:49:30 PM, 27 December 2014
All Naxos Historical, Naxos Classical Archives, Naxos Jazz, Folk and Rock Legends and Naxos Nostalgia titles are not available in the United States and some titles may not be available in Australia and Singapore because these countries have copyright laws that provide or may provide for terms of protection for sound recordings that differ from the rest of the world.
Copyright © 2014 Naxos Digital Services Ltd. All rights reserved.     Terms of Use     Privacy Policy
-212-
Classical Music Home
NOTICE: This site was unavailable for several hours on Saturday, June 25th 2011 due to some unexpected but essential maintenance work. We apologize for any inconvenience.