About this Recording
8.553472 - FRANCK: Symphonic Variations / Piano Concerto No. 2
English  French  German  Spanish 

César Franck (1822-1890)

Variaciones sinfónicas • Les Djinns

Concierto para piano núm. 2 en Si menor, Op. 11

Belga de nacimiento, francés de elección y de posibles orígenes alemanes más remotos, César Franck nació en 1822 en la ciudad valona de Lieja. Sus dotes musicales, ya evidentes a una temprana edad, se vieron alentadas por su padre, que vio la posibilidad de que su hijo emprendiera una carrera como intérprete virtuoso. Los estudios en el Conservatorio de Lieja y los primeros conciertos, con composiciones propias para satisfacer las ambiciones de su padre, se vieron seguidos de un período de descanso de la actividad concertística en París, con clases con Antonín Reicha en la técnica de composición y una rigurosa disciplina pianística con Pierre-Joseph-Guillaume Zimmermann. En 1837 fue admitido en el Conservatorio de París, donde empezó a gozar de una cierta consideración, prosiguiendo sus clases de piano con Zimmermann y estudiando el órgano mucho menos eficazmente con François Benoist. El paso natural para Franck habría sido presentarse al importante Prix de Rome ya que, de haberlo conseguido, le habría permitido estudiar tres años en Roma. Fue, sin embargo, en 1842, cuando parecía tener ante sí un triunfo de este tipo, cuando su padre lo retiró del Conservatorio, ya que buscaba una vez más para su hijo una carrera como intérprete, inicialmente de nuevo en Bélgica, donde confiaba en despertar el interés de patronos influyentes. Dos años más tarde, los Franck se encontraban de nuevo de vuelta en París.

El fracaso de Franck para impresionar, en su doble faceta de pianista o de compositor, trajo consigo en los años siguientes la necesidad de ganarse la vida como profesor. Su matrimonio en 1848 con una de sus alumnas, Blanche Saillot Desmousseaux, hija de padres importantes en la Comedie Française, herederos de una larga tradición teatral familiar, provocó una ruptura con su padre. A partir de entonces siguió ganándose la vida dando clases y como organista, inicialmente en Notre-Dame-de-Lorette, donde había contraído matrimonio. En 1851 se trasladó a Saint-Jean-Saint-François-au-Marais, con su nuevo y espléndido órgano de Cavaillé-Coll, y en 1858 fue nombrado organista de Sainte-Clotilde, donde Cavaillé-Coll instaló un nuevo instrumento, considerado por regla general como el mejor de su clase. Fue en Sainte-Clotilde donde, durante los años siguientes, Franck se labró su reputación como organista. En 1872, tras un período en el que se había ganado la lealtad y el afecto de un grupo de discípulos, encabezado por Duparc, y durante el cual su música se había interpretado bajo los auspicios de la Société Generale de Musique, una institución dedicada a la promoción del Ars Gallica, fue nombrado catedrático de órgano del Conservatorio.

A partir de la década de 1870 Franck se dedicó a la composición, influido especialmente por la audición, en 1874, de Tristan und Isolde, que le provocó una profunda impresión. En el Conservatorio despertó algunos celos en sus colegas al atraer hacia sus clases a un grupo de compositores jóvenes, entre ellos Vincent d’Indy, uno de los más entregados del grupo conocido como la bande à Franck, para los que su profesor era conocido con el nombre de Pater Seraphicus. Fue en gran medida gracias a d’Indy por lo que Franck sucedió en 1886 a Saint-Saëns como presidente de la Société Nationale, después de varias dimisiones en la comisión por la aceptación de música extranjera. Como compositor Franck disfrutó de un limitado éxito contemporáneo y un concierto con sus obras, ofrecido en 1887, constituyó un desastre poco ensayado durante el cual incluso las Variaciones Sinfónicas se mantuvieron unidas a duras penas. La década anterior a la muerte de Franck en 1890, sin embargo, trajo consigo una serie de obras que desde hace mucho tiempo han entrado a formar parte del repertorio concertístico habitual, sobre todo la Sonata para violín, su única Sinfonía y las Variaciones Sinfónicas.

Las Variaciones sinfónicas fueron completadas en 1885 y se estrenaron en mayo de 1886 en un concierto de la Société National. El solista en aquella ocasión fue Louis Diémer, para quien fue escrita la obra, un pianista que, el año siguiente, sucedió a su propio profesor Marmontel en el Conservatorio de París, donde entre sus alumnos figuraron Alfred Cortot y Robert Casadesus. La obra comienza con la presentación del pianista y la orquesta de motivos contrastantes, seguida de la sugerencia del tema, que se oye por primera vez en forma completa al piano. Las variaciones van encadenándose entre sí sin ninguna interrupción. La primera viene marcada por la reaparición de la orquesta y la segunda por violas y violonchelos delineando la melodía. Una tercera variación más ligera va seguida de una cuarta en la que la primera figura rítmica de la obra se convierte en parte del tema, una sección que se confunde imperceptiblemente con la quinta variación. La sexta y última variación del material permite que los violonchelos toquen una importante forma del tema, con delicados arpegios de acompañamiento del pianista. Un trino da paso a continuación a la sección final, en la que aparece un segundo tema, con un interludio para el solista y una reaparición, a la manera sinfónica, de material anterior. La obra concluye con el pianista y la orquesta en una estrecha imitación recíproca.

El primer poema sinfónico de Franck fue una interpretación orquestal de Ce qu’on entend sur la montagne, de Victor Hugo, y fue completado en 1847. Más significativos, sin embargo, fueron sus intentos posteriores dentro de esta forma: Les Eolides, basado en Leconte de Lisle, en 1876, Le chasseur maudit, basado en Gottfried Bürger, en 1882, y Psyché en 1888, precedido, en 1884, de Les Djinns, basado en Victor Hugo, un poema sinfónico para piano y orquesta. El poema de Hugo evoca un mundo misterioso:

Murs, ville, Muros, ciudad,

Et port, Y puerto,

Asile Asilo

De mort, De muerte,

Mer grise Mar gris

Où brise Donde rompe

La brise, La brisa,

Tout dort. Todo duerme.

Surge un sonido, como la campana de un convento maldito, el ruido de una multitud, cuando aparecen los Djinns, que pasan volando como una nube ardiente, un espantoso ejército de vampiros y dragones. El poeta, temeroso, llama al Profeta para mantenerlo a salvo en su casa. Pasa el peligro, que se oye cuando los grandes robles de un bosque cercano se estremecen con su vuelo. Es el sonido de la ola en la costa, el llanto, casi reprimido, de un santo por una muerte. El poeta escucha mientras la distancia pone fin al ruido. La traducción del poema en términos musicales por parte de Franck sigue el perfil de los evocadores versos de Hugo. La composición, con su virtuosística escritura para piano, suscitó una vez más el interés del compositor por el piano, lo que daría lugar a las Variaciones sinfónicas al año siguiente.

En su carrera anterior como pianista virtuoso resultaba natural que Franck escribiera música en el estilo esperado de la época: variaciones operísticas y fantasías y conciertos. Su Deuxième Grand Concerto en Si menor, Op. 11, fue escrito probablemente en 1835, cuando Franck tenía trece años, la época de la Première Grande Sonate y de las Variations brillantes sur la ronde favorite de Gustav III, entre una serie de composiciones virtuosísticas para piano. El concierto posee su propio interés, más allá del de una exhibición de precocidad. El primer movimiento se abre adecuadamente con una impresionante exposición orquestal, dando paso a la entrada del solista y a una escritura cada vez más exigente, aunque en buena medida convencional, para el instrumento solista. Hay una breve introducción orquestal al Adagio en Sol mayor antes de la entrada del solista, que más tarde se encamina hacia un material que contrasta con la tonalidad mayor de todo el movimiento. El drama del Rondó final encuentra un nuevo lugar para la ahora esperada figuración pianística, el propósito de toda la obra, antes de que se recupere finalmente la tonalidad original del comienzo.

 

Keith Anderson

Traducción: Luis Gago


Close the window