About this Recording
8.555325 - GRANADOS, E.: Piano Music, Vol. 5 (Riva) - Escenas Poeticas / Azulejos / Oriental
English  French  German  Spanish 

Música para piano, Vol.5

Enrique Granados nació el 27 de julio de 1867 en Lérida. Hijo de un capitán de la marina, comenzó a estudiar el piano en 1879 y, al año siguiente, continuó con Joan Baptista Pujol (1835-1898) en la Academia Pujol. Tres años después tocaba la Sonata op. 22 de Schumann en un concurso organizado por la propia academia en cuyo jurado se hallaba el célebre compositor Felipe Pedrell (1841-1922). Con dieciséis años, Granados ganaba el primer premio y, naturalmente, impresionaba a Pedrell, quien comenzó a enseñarle armonía y composición en 1884.

En 1887 Granados se trasladó a París a estudiar con Charles de Bériot (1833-1914), que le influyó en la producción de tonos y en la técnica del pedal. Además, Bériot enfatizó la improvisación, reforzando la habilidad natural de Granados. Después de volver a Barcelona en 1889, Granados publicó sus Danzas españolas con las que consiguió el reconocimiento internacional.

A lo largo de su vida, Granados dio conciertos en España, Francia y Nueva York, colaborando con directores como Isaac Albéniz y Pablo Casals, violinistas como Eugène Ysaÿe y Jacques Thibaud, pianistas como Mieczyslaw Horszowski and Camille Saint-Saëns. Además de sus obras para piano, compuso música de cámara, vocal, óperas y poemas sinfónicos. Fue también un excelente professor y, en 1901, fundó la Academia Granados, de la que salieron músicos de la categoría de Paquita Madriguera, Conchita Badía y Frank Marshall.

En 1912 Granados conoció al pianista americano Ernest Schelling, quien sería el primero en tocar su música fuera de España. Schelling arregló obras de Granados para ser publicadas en Nueva York y le animó a que convirtiera su suite para piano Goyescas en una ópera, arreglándola finalmente para su estreno en la Metropolitan Opera de Nueva York.

A pesar de su horror por el océano, Granados viajó por barco a Nueva York para el estreno de la ópera el 28 de enero de 1916. En Estados Unidos dio numerosos conciertos, grabó rollos de pianola y tocó en la Casa Blanca en Washington. Cuando volvía a Europa, vía Liverpool, con su mujer, el buque en el que viajaban, el Sussex, de bandera inglesa, fue torpedeado por un submarino alemán y ambos perecieron ahogados.

Hacia 1922, Granados escribía: "Mi divisa ha sido siempre renunciar al éxito fácil en favor de conseguir algo verdadero y perdurable". Hoy es universalmente reconocido como uno de los más importantes compositores españoles. Su música es polifacética, si bien a su romanticismo esencial se unen rasgos nacionalistas. Ha sido descrito de formas tan distintas como "el Chopin español", "el ultimo romántico" o, por sus compatriotas, como "nuestro Schubert". Una simple caracterización no puede describir adecuadamente su personalidad. Granados posee una voz propia que es inmediatamente reconocible como enteramente suya.

Granados estuvo en principio influenciado por el romanticismo europeo de mediados del siglo XIX, especialmente por la música de Schumann y Chopin. La introvertida exhuberancia de sus luminosas armonías, su rica paleta de colores pianísticos, la libertad de sus estructuras formales y su vívida imaginación, teñida siempre de nostalgia, le sitúan con firmeza en la escuela romántica. Se ha insistido con frecuencia en que las forma amplias, como las sonatas y los conciertos, no le atrajeron. Su personalidad artística encajaba mejor con las formas breves, rapsódicas, especialmente con las basadas en las variaciones.

El 11 de marzo de 1910 Granados dio, en el Palau de la Música Catalana, en Barcelona, uno de los más significativos conciertos de su vida. El programa incluía los estrenos de Goyescas (Naxos 8.554403), el hoy perdido Cant de las estrelles y Azulejos, DLR VI:3, esta un homenaje a Isaac Albéniz. Albéniz comenzó a componer Azulejos en la época de su enfermedad final. La obra quedó incompleta a su muerte en 1909. Granados decía que la viuda de Albéniz, Rosina, le pidió que la completara. Si bien Azulejos es atribuida frecuentemente a Albéniz, en realidad fue escrita por los dos compositores. El título se refiere a los mosaicos decorativos frecuentes en algunas regiones de España. El manuscrito de Granados comienza en el compás 63 de la composición completa. Los 89 compases añadidos por Granados siguen el estilo de Albéniz, atrapando la calidez y el misterio sugeridos por el título.

Valse de concert, DLR VII:9, fue publicado por vez primera en 1914. No se conoce ningún manuscrito de la obra. Si bien desconocemos la fecha de su composición, es probable que fuera escrito hacia 1909 y 1910. Es el más amplio y dramático de sus valses.

El manuscrito de A la pradera, DLR III:24, carece de fecha. Por el estilo de la caligrafía puede colegirse que Granados lo escribió hacia 1910. Es virtualmente monotemático, aunque el tema sufre numerosas variaciones armónicas sorprendentes en una composición tan breve.

Escenas poéticas, DLR V:10, fue originalmente publicada en dos colecciones separadas. Las primeras cuatro piezas aparecieron en 1912, junto con Libro de horas, DLR V:12, (Naxos 8.554628) y las restantes poco antes de la muerte del compositor. Es probable que cada pieza fuera compuesta en épocas diferentes, dada la diversidad estilística entre ellas. Berceuse, dedicada a la hija mayor del autor, Soledad, fue escrita, según la fecha del manuscrito, en 1912. Granados sólo podría haber escrito la densa textura y las divagadoras armonías cromáticas de la sección central después de haber completado Goyescas.

Eva y Walter está, obviamente, inspirada por Los maestros cantores de Nuremberg, de Wagner. La opera fue dada por vez primera en Barcelona en 1905, lo que permite pensar que la pieza fue escrita en esa época. La frágil Canción de Margarita se inspira en el Fausto de Goethe. Destaca en ella la indefinida, por más que propia de Granados, conclusión de la obra. Recuerdo de países lejanos pudo estar inspirada en Schumann. En El ángel de los claustros el vuelo imaginario del ángel es interrumpido en algunos momentos por un coral. La inspiración de las cavilaciones postrománticas de Sueños del poeta se revelan en un poema sin firma incluido en la partitura publicada:

En el jardín de los cipreses y las rosas,

apoyado en el pedestal de mármol blanco, esperando su hora,

se durmió el poeta. . .

A su lado, y acariciando su frente

vela la Musa.

Uno de los temas de Sueños del poeta fue tomada de Coloquio en la reja, la segunda pieza de la suite Goyescas (Naxos.8.554403). En Sueños del poeta, sin embargo, Granados trató la melodía de forma diferente a Goyescas, destacando así las emociones postrománticas del poema.

Granados compuso unas cuantas obras inspiradas en temas "orientales", en las que ese "oriente" se refiere a los países donde se habla la lengua árabe. La inspiración "oriental" fue una poderosa influencia en los gustos del arte del XIX, en la música y el diseño. La mayoría de las obras "orientales" de Granados se graban aquí juntas.

El manuscrito autógrafo de Fantasia—Cheherazada, DLR V:11 está fechado "Barcelona, 28 Diciembre, 1912". Contiene dos movimientos de los cuales sólo el primero llegó a completarse. Esta es la primera grabación de Fantasia—Cheherazada.

Arabesca, DLR III:16 y Canción morisca, DLR III:15, fueron publicadas en la popular revista La Ilustración Moderna hacia 1890. Estaban destinadas, probablemente, a los pianistas aficionados de aquel momento. Esta es la primera grabación de ambas obras.

Canción árabe, DLR III:14 y Moresque, DLR III:13, fueron también publicadas hacia 1890 y están dedicadas a la madre del compositor.

Oriental—Canción variada, Intermedio, Final, DLR I:5, es la culminación de las obras "orientales" de Granados y, ciertamente, la más ambiciosa de este grupo de composiciones. Granados da una inusual indicación de tempo para el Intermezzo —"Lento, espressivo molto—tempo de danza árabe"-, confiando que ello convendría a la autenticidad de la atmósfera. Granados no interpretó la obra a menudo y, finalmente, ha sido eclipsada por otras de sus partituras. Oriental fue compuesta hacia 1900—1901 y está dedicada a su alumno Juan Marqués.

Douglas Riva

Traducción: Rafael Suñén

Las Obras completas para piano de Enrique Granados han sido publicadas en 2001 por la Editorial Boileau, S.A., Barcelona, España, en edición dirigida por Alicia de Larrocha y compilada por Douglas Riva.

Enrique Granados (1867-1916)

Música para piano, Vol.5

Douglas Riva, piano

[1] Azulejos, DLR VI:3 (Isaac Albéniz, completada por Enrique Granados)

[2] Valse de Concert, DLR VII:9

[3] A la pradera, DLR III:24

Escenas poéticas, DLR V:10

[4] Berceuse, DLR V:10.1

[5] Eva y Walter, DLR V:10.2

[6] Danza de la rosa, DLR V:10.3

[7] Recuerdo de países soñados, DLR V:10.4

[8] El ángel de los claustros, DLR V:10.5

[9] Canción de Margarita, DLR V:10.6

[10] Sueños del poeta, DLR V:10.7

[11] Fantasía—Cheherezada, DLR V:11(primera grabación)

[12] Arabesca, DLR III:16 (primera grabación)

[13] Canción árabe, DLR III:14

[14] Moresque, DLR III:13

[15] Canción morisca, DLR III:15 (primera grabación)

[16] Oriental—Canción variada, Intermedio, Final, DLR I:5


Close the window