About this Recording
8.570956 - MOMPOU, F.: Piano Music, Vol. 5 (Maso) – Perimplinada / Ballet / Glossa y fantasia sobre Au clair de la lune
English  French  Spanish 

Frederic Mompou (1893—1987)
Música para piano • 5

 

A l’estimat amic Carles Riera (1956-2009)
—Jordi Masó

Este disco incluye obras para piano de Frederic Mompou que nunca fueron publicadas en vida del compositor. Mompou las compuso entre los años 1944 y 1955, poco después de su retorno a Barcelona tras una estancia de veinte años en París, y no se incluyeron en la integral que grabé para Naxos entre los años 1997 y 2000 (8.554332, 8.554448, 8.554570, 8.554727).

El ballet Don Perlimplín fue un encargo que el marqués de Cuevas—ilustre empresario—hizo a Mompou tras el éxito en Londres de “House of birds”, un ballet basado en orquestaciones de piezas para piano del compositor catalán. El nuevo ballet, con música original, era una idea del escenógrafo Xavier Coll y se basaba en la comedia “Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín” de Federico García Lorca. “Don Perlimplín” narra la historia de un noble de Granada que se casa con Belisa, una muchacha del pueblo. Para seducirla, Don Perlimplín inventa el personaje de un amante del que Belisa enseguida se enamora. Belisa confiesa este amor a Don Perlimplín, quien mata al amante, que es él mismo. Mompou empezó a escribir la música pero vio que no podría concluir la orquestación a tiempo para el estreno y pidió ayuda al compositor y amigo Xavier Montsalvatge. Aunque la mayor parte de la música es obra de Mompou, Montsalvatge añadió dos danzas originales: Panaderos populaires (track 11) y la primera danza del ballet tras el Preludio (track 2), además de realizar algunos de los enlaces entre cada número e instrumentar la obra para gran orquesta sinfónica. El ballet se estrenó en el Teatre del Liceu de Barcelona de 8 de Mayo de 1956 con el subtítulo “Ballet de Xavier Coll en tres escenas basado en una fábula del siglo XVIII” evitando así mencionar el nombre de Federico García Lorca, poeta asesinado durante la guerra civil por las tropas nacionales del General Franco. La versión original pianística del ballet no fue editada hasta el año 2007. En palabras de Xavier Montsalvatge (“Papeles autobiográficos”) Don Perlimplín es en esencia una muestra importante del arte de Mompou”. La música es quintaesencialmente mompouiana: por momentos contemplativa—pero lejos todavía del misticismo de Música Callada—, de un romanticismo desinhibido próximo a su admirado Francis Poulenc—aunque no falta la evocación del sonido de las campanas tan características de Mompou—, y en los pasajes de exaltación amorosa se detecta insospechadamente la influencia del “Tristan e Isolda” de Wagner, única obra de este compositor que Mompou confesaba disfrutar.

Ballet es una colección de piezas breves que Mompou compuso para incluir en un libro de edición bibliófila que bajo ese título alternaba poemas de Ricard Permanyer y dibujos del pintor Josep Mompou, hermano del compositor. El resultado fue una colección de doce breves epigramas musicales para piano, una música de gran concisión, sin apenas desarrollo, que se abre con un Preludio que es en realidad la primera versión del Preludio nº6 “pour la main gauche”. La partitura de esta versión no especifica que deba ser interpretada sólo con la mano izquierda, y es muy próxima a la versión definitiva, aunque menos elaborada—la recapitulación se reduce a un da Capo al fine—y apenas incluye indicaciones expresivas y dinámicas. Tras el Preludio, con diferencia la pieza más extensa de la colección, se suceden breves apuntes, la mayoría de menos de un minuto de duración que evocan aires de danza—vals, mazurca, blues, forlana, pavana—, música de salón de un perfume inconfundiblemente francés, melancólica y nostálgica. Algunas ostentan títulos poéticos como “A la recerca de l’oblit” (“En busca del olvido”)—una pieza cercana al universo de Fauré (compositor reverenciado por Mompou)—o “Oreig i vol de gavines” (“Tormenta y vuelo de gaviotas”). La penúltima pieza, Éxtasis ofrece un primer atisbo del misticismo ascético de la Música Callada (1959-67), obra cumbre de la producción de Mompou, de la que el compositor declararía: “esta es toda mi verdadera música”.

Entre los manuscritos inéditos de Mompou, se hallan dos versiones deliciosas de la popular canción francesa “Au clair de la lune”, ambas datadas en Noviembre de 1946. La melodía original de la canción no aparece al principio de las piezas, sino que va siendo sugerida a medida que la música avanza, y se presenta arropada por armonías envolventes y modulaciones sorprendentes. Los dos títulos—Glosa y Fantasía—fueron anotados por la pianista Carmen Bravo, esposa del compositor.

La Romança (Romanza) es una miniatura fechada el 29 de octubre de 1944, un apunte de apenas un minuto que dedicó a la que sería su esposa con motivo del tercer aniversario de noviazgo (la boda no tendría lugar hasta el año 1957), mientras el Moderato expresivo fechado en 27 de julio de 1946, es una pieza que el compositor desarrollaría y extendería para ser incluida como el número 18 del tercer cuaderno de la Música Callada.

El disco se completa con las tres únicas obras de música de cámara del catálogo de Frederic Mompou. Altitud fue escrita en París en 1928, y en ella Mompou utilizó algunos esbozos y fragmentos destinados a un cuarteto de cuerda que nunca terminó. Fue estrenada por el virtuoso violinista Francesc Costa en el Palau de la Música de Barcelona en 1929.

El Pont fue originariamente un pieza para piano solo, compuesta en 1947 (grabada en el disco 8.554727), y que debía formar parte de su colección de “Paisajes”, pero que el compositor deshechó al parecer porque no le convencía por “su carácter quizá demasiado melódico-romántico”, según palabras del propio Mompou, que en esos años, indeciso, lo consideraba “un vehículo de expresión poco válido en nuestra época”. No obstante, en la nota introductoria a la edición de El Pont, el compositor declaró que “si en años anteriores tales dudas invadieron mi espíritu, en el transcurso de los años han ido desapareciendo en vez de acentuarse”. Por ello, en 1976, a raíz de un encargo del Ministerio de Educación y Ciencia español para homenajear a Pau Casals en el año del centenario del nacimiento del célebre violoncelista, Mompou volvió a la pieza e hizo una nueva ersión para violoncelo y piano que, aún manteniendo el mismo tema principal de la versión para piano, tiene un desarrollo completamente diferente.

Las 3 Comptines fueron compuestas originalmente para voz y piano en 1926. En 1978 Mompou viajó a Nueva York junto con otros músicos para participar en un concierto dedicado a la música catalana. Fue un concierto accidentado, puesto que la cantante que debía actuar no apareció, y Mompou para completar el concierto compuso a contrarreloj esta versión para piano a cuatro manos de sus tres pequeñas canciones basadas en tonadas populares infantiles (catalana la primera, francesas las otras dos). El estreno corrió a cargo del propio Mompou junto a Alicia de Larrocha (en el mismo concierto la gran pianista barcelonesa estrenó la Canción y Danza nº14 del compositor catalán).


Jordi Masó


Close the window