About this Recording
8.572784 - Tristan's Harp (The) (Arthurian Medieval Music) (Capilla Antigua de Chinchilla, Ferrero)
English  Spanish 

El arpa de Tristán
Música medieval artúrica

 

“Sé tocar el arpa, la rota y la cítara y cantar como los pájaros.” — Tristán (Oxford)

Las leyendas artúricas han sido fuente de inspiración para todo tipo de artes desde su aparición en la Edad Media y la música no es una excepción. Casi paralelamente a la creación de las obras de Chrétien de Troyes o de Geoffrey de Monmouth, los trovadores y bardos comenzaron a inspirarse en las leyendas artúricas para la creación de sus obras.

Temas como el Rey Arturo, el Grial, Merlin, Perceval, o Tristán e Isolda ya son famosos en el siglo XIII y se ponen en boca de toda la gente, sea de la clase social que sea, gracias a las creaciones de trovadores, troveros y Minnesänger.

Este album hace un recorrido a través de las tradiciones musicales artúricas de los siglos XII, XIII y XIV de Alemania, España, Francia e Inglaterra que se inspira en la literatura artúrica. En la estética del Amor Cortés, las epopeyas caballerescas, los bosques oscuros y perdidos, los filtros amorosos de las leyendas artúricas encajan perfectamente. Por ello no nos extraña que la música, la aventura y el amor vayan unidos y que Tristán sea un gran arpista que enseñe a Isolda a tocarla. La música es un elemento que se hace indispensable en el desarrollo de los acontecimientos artúricos.

El Camino de Santiago supuso la vía de acceso de las leyendas artúricas en la Península Ibérica, al igual que de intercambio cultural entre el norte y sur de Europa. La música de nuestro disco El arpa de Tristán comienza con una de las Cantigas de Santa María de Alfonso X, el Sabio, que reflejan la influencia de la Materia de Bretaña. En la Cantiga 35, O que a Santa Maria [1], aparece el nombre del Rey Arturo mezclado con el milagro de la Virgen María. En la Cantiga 419, Des quando Deus sa madre [12], aparece otra vez el nombre del Rey Arturo en la narración, mientras que el protagonista de la Cantiga 108, Dereit’ é de ss’ end’ achar [14], es el mago Merlín, que recrimina la actitud contra la Virgen de un judío.

Thibaut de Champagne, también conocido como Teobaldo I de Navarra o Teobaldo el “chansonnier”, nació en Troyes en 1201 y murió en Pamplona en 1253. Fue trovero muy reconocido por sus poesías políticas. Deus est ensi comme li pellicans [4] es una canción, un serventois, en protesta contra la Iglesia y el Papa Gregorio IX por alargar la Sexta Cruzada (1236–1239). En esta canción Merlín y su brujería están presentes junto a la Iglesia. Es una canción que va creciendo en intensidad conforme va recriminando a la iglesia sus extralimitaciones.

Redit aetas aurea [5] es un conductus anónimo inglés a dos voces al estilo de la Escuela de Notre Dame. Pertenece al Old St Andrews Music Book (W1) y era normalmente usado en las procesiones. Compuesto para la coronación de Ricardo Corazón de León como Rey de Inglaterra, fue usado posteriormente para la coronación de otros reyes Plantagenet.

Ricardo Corazón de León compuso su canción Ja nuls hom pres [6] estando preso en Dürnstein tras un accidentado regreso de la Tercera Cruzada en 1192. Después de ser apresado por Leopoldo V, Conde de Austria, cerca de Viena, fue llevado a presencia del emperador de Alemania, Enrique VI. Esta canción la escribió en langue d’oc y en langue d’oïl, pero la versión más interpretada y conocida es la de langue d’oïl, es decir la del norte de Francia o francés medieval, por eso hemos optado por interpretar en nuestro CD la de langue d’oc u occitano. En esta canción se lamenta de como ninguno de sus reinos ni aliados viene en su ayuda. Quizá estamos frente a una de las canciones más bellas compuestas en el medievo.

Pange melos lacrimosum [7] es otro conductus a dos voces de compositor anónimo de la Escuela de Notre Dame; parece referirse a la muerte del emperador Federico Barbarroja cuando iba al encuentro de Ricardo Corazón de León en 1190. En Alemania Barbarroja, antiguo Rey del Sacro Imperio Romano-Germánico, tiene un entorno de leyenda parecido al del Rey Arturo.

De Heinrich von Veldeke podremos escuchar un contrafactum hecho con su texto Tristrant muste sonder danc [2] y la música de la pieza instrumental anónima italiana del siglo XIV Lamento di Tristano. Esta fórmula del contrafactum, es decir coger un texto y adaptarlo a una música que le fuera bien métricamente, era muy común en la Edad Media y los músicos medievales lo hacían hábilmente, simplemente memorizando los nuevos textos a las ya sabidas melodías.

Bernart de Ventadorn, trovador provenzal, estuvo unido un tiempo a Leonor de Aquitania (madre de Ricardo Corazón de León) y su corte, pero regresó a Aquitania a la corte de Narbona y finalmente a la corte de Raimundo V de Toulouse. Al morir éste en 1194, Bernart se hizo monje en la abadía de Dalón, donde murió. Su canción Can vei la lauzeta [11] es una las mas celebradas del repertorio trovadoresco. En ella aparece de nuevo el nombre de Tristán.

El trovero Le Châtelain de Coucy se compara con Tristán, lamentando un amor perdido, en su canción La douce voiz du louseignol sauvage [9]. La historia de la vida de Le Châtelain de Coucy es una de las más tristes y conocidas del medievo. La leyenda de que el marido celoso de la Señora de Fayel le hizo comer el corazón de su amante, nuestro trovero, después de haber descubierto el romance entre ambos, se hizo muy famosa, llegando a escribirse varios libros en torno a esta historia.

Las Stantipes I, II y III [3] [10] [13] son danzas anónimas inglesas del siglo XIII, a las cuales les hemos querido dar un subtítulo adecuado al ambiente artúrico del disco. Al igual que otras estampies como Tre Fontane pueden tener una interpretación abstracta; eso es lo que hemos querido hacer aquí con las Stantipes, por tanto los hemos llamado Danzas del bosque sin retorno. Elegimos este nombre porque el que entra en el bosque y escucha la música no puede parar de bailar, así aparece en la Suite Merlín (Vulgata).


José Ferrero


Close the window