Classical Music Home

The World's Leading Classical Music Group

Email Password  
Not a subscriber yet?
Keyword Search
in
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Javier Extremera
Ritmo, January 2014

CELIBIDACHE, Sergiu: Firebrand and Philosopher (Film, 2011) (NTSC) 101661
CELIBIDACHE IN ST. FLORIAN - Bruckner`s Mass in F minor (Documentary, 1993) (NTSC) 101678

Siempre es una bendición recibir en esta página material referido a ese monumental libre pensador sonoro que fue el rumano Sergiu Celibidache, cuyo centenario celebramos no hace mucho (RITMO, Mayo 2012). Su canosa figura resucita de la mano de dos documentales, uno de los cuales florece por nueva germinación. Hablamos de la producción germana Celibidache: Firebrand and Philosopher, que firma el reputado Norbert Busè, que aparte del inconmensurable artista nos arrima al hombre, a ese generoso ser humano ajeno a la riqueza externa que dedicó su vida entera a buscar obsesivamente la verdad y la esencia musical. Para el recorrido por su biografía se echa mano de los lazos sanguíneos de su hermana Irina o de Ioan, su único vástago, que nos modelan entre suspiros la silueta fraternal y paterna. Para radiografiar su curriculum los invitados al homenaje van desde Barenboim (afirma que él fue uno de los pocos “músicos pensantes”), hasta Konrad von Abel (alumno suyo) o el musicólogo Patrick Lang, al que descubrimos embobado junto a la divinidad en sus años de aprendizaje en Mainz. Y todo ello de la mano de una cámara viajera y hogareña, que nos introduce en los ambientes más íntimos y familiares de este viejo león de melena blanca.

Nos trasportamos hasta Roman (Moldavia) para ver el estado ruinoso en el que se encuentra la que fuera casona familiar, que abandonaría con 25 años tras sublevarse contra la figura paterna, con el fin de labrarse un futuro entre los resortes de la música. El documental incide para bien en esos primeros y borrosos años de estudio en el Berlín prebélico junto a la sombra de Heinz Tiessen (siempre sintió apego también por las Matemáticas y la Filosofía). En tan solo una década se obraría el milagro, consiguiendo subirse al bombardeado podium de la Filarmónica berlinesa que la guerra dejara vacío tras el exilio de Furtwängler (figura fundamental en su concepción sonora). Con solo 33 años parecía haber tocado techo (podemos verle en 1946 ensayando Brahms junto a Menuhin). Tras la muerte del berlinés en 1954, este alérgico a los estudios de grabación parecía el mejor colocado para sucederle en el trono, pero los larguísimos ensayos y sus amplias dotes autoritarias consiguieron, por medio de la conspiración, robarle el cetro en favor de Karajan. La unicidad y lo auténtico dejaban paso al libre comercio. El negocio volvía a prevalecer sobre el Arte y la verdad. Cual Amfortas, tendría que convivir con esta vieja herida que nunca cicatrizó. Arrancaba el exilio: 20 años en Italia, cursos en los que predicaba a fe ciega su doctrina, andar por Estocolmo, Londres o Stuttgart, y siempre junto a agrupaciones que jamás se igualaban ante su desmesurado talento. Por fin en 1979 su karma profesional explosionaba en Munich, rescatándolo para siempre del mundo de las sombras. Con él siempre había un antes, pero jamás un después.

Con una narración fílmica lineal pero donde no se traga saliva, merodeamos por su jardín o por el estudio del que fuera su último hogar y lecho de muerte, la casa molino de Orleans, que se mantiene tal y como la dejó, con punzadas continuas en el corazón debido a la dolorosa ausencia de este irremplazable maestro (el filme termina arrodillado junto a su tumba, rodeado de las flores ofrecidas por sus nietos). Hablar de Celi es hablar del alma humana, de los dogmas de fe sonoros y de la música en un estado de pureza jamás vislumbrado, porque él fue el único dueño de esa llave con la que nos abría la puerta hacia esa nueva dimensión jamás antes explorada.

El otro documental que se reedita es de esos que dejan un poso denso de reflexión. Se trata de Celibidache en San Florián, firmado por uno de sus más rendidos alumnos, Jan Schmidt-Garre, realizador emperrado en perpetuar su legado. Esta vez su didáctica cámara fue testigo de los largos ensayos con la Filarmónica muniquesa para alzar en 1990 la espeluznante Tercera Misa bruckneriana en la abadía austríaca donde reposan sus restos (seguro que ese día se retorcieron en su fosa inundándola de lágrimas). No importa cuantas veces veamos este reverenciado documento, pues siempre lo ingeriremos como si fuera la primera vez. Un testamento visual que se erige en fuente de inspiración para las generaciones futuras, que no hace sino revalorizarse con el paso del tiempo. Verle dirigir Bruckner es asistir al milagro de la perfección y el éxtasis sonoro. Uno necesita de muchas horas para que el vello vuelva a recuperar su ondulante forma. Le vemos mover las fichas interpretativas como si de un ajedrez se tratara, siempre obsesionado por la acústica de la Capilla, creando con su varita mágica unas texturas etéreas, ultra transparentes y de hechizante ensoñación, muy parecidas a lo que uno debe sentir cuando nuestra alma alcance el paraíso celestial. Escuchándole resulta imposible dudar de la existencia de este ansiado espacio, aquí más físico que nunca.

Estructurado narrativamente en los diferentes números de la Misa, sobresale imperiosamente el inenarrable Benedictus, quizá el momento musical más elevado y grandioso de todo su largo periplo profesional. El culmen de su excelencia interpretativa. El león ruge, vocifera, da gritos, silba y ordena cabalísticamente la obra, siempre fiel al más mínimo de los detalles, por el bien de una partitura que ama y siente desde lo más profundo de su ser. La mística y la liturgia se transforman ante nuestros ojos en sonido. Lástima que de este luminoso espejo solo se conserven estos fragmentados cristales que ofrecen un cegador reflejo de lo que tuvo que ser (imperdonable no haber filmado la interpretación completa). Porque Celibidache siempre será eterno, un astro que ni el más feroz de los alzhéimer conseguirá apagar nunca de mi memoria sensitiva. © 2014 Ritmo






Famous Composers Quick Link:
Bach | Beethoven | Chopin | Dowland | Handel | Haydn | Mozart | Glazunov | Schumann | R Strauss | Vivaldi
3:24:52 PM, 25 July 2014
All Naxos Historical, Naxos Classical Archives, Naxos Jazz, Folk and Rock Legends and Naxos Nostalgia titles are not available in the United States and some titles may not be available in Australia and Singapore because these countries have copyright laws that provide or may provide for terms of protection for sound recordings that differ from the rest of the world.
Copyright © 2014 Naxos Digital Services Ltd. All rights reserved.     Terms of Use     Privacy Policy
-208-
Classical Music Home
NOTICE: This site was unavailable for several hours on Saturday, June 25th 2011 due to some unexpected but essential maintenance work. We apologize for any inconvenience.