Classical Music Home

The World's Leading Classical Music Group

Email Password  
Not a subscriber yet?
Keyword Search
in
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Javier Extremera
Ritmo, October 2012

HEIFETZ, Jascha: God's Fiddler (Documentary, 2011) (NTSC) 2058538
HANDEL, G.F.: Messiah (Sing-Along) (Tafelmusik, Taurins) (NTSC) TMK1008DVD

Pese a que Saramago aseguraba que Dios era sordo de nacimiento, este mes será nuestro protagonista musical. Una de las obras más gloriosas, divinas e interpretadas por los seres que Él creó (donde se narran sus aventuras terrenales y celestiales) y un violinista que se vanaglorió de poseer un brazo guiado por el Altísimo, ocuparán estas líneas.

El siempre interesante Peter Rosen nos propone Jascha Heifetz: God’s Fiddler (Heifetz: el violinista de Dios), un modélico despliegue de medios narrativos, visuales y de archivo sobre esta piedra preciosa sonora con cara a lo Buster Keaton (en hebreo su nombre significa “joya”) que fue el primer gran violinista de esa era moderna que hoy sigue dando zancadas agigantadas hacia atrás. Rosen —en un estimulante torrente informativo—nos inyecta el misterio Heifetz sin algodones, ni especulativos antisépticos. Desde su nacimiento en un pueblecito gris de Lituania hasta la colorida Los Ángeles. Abundancia de filmaciones caseras y empapelado constante del encuadre con fotografías en blanco y negro que tratan de mondar la inaccesible cáscara de este niño prodigio. De Vilna a San Petersburgo y de New York (donde llega en 1917 con el aliento bolchevique aún resoplando en su nuca) al lujoso Hollywood. Viajero incansable, siempre sintió la mano imaginaria de Leopold Auer, su segundo padre que le descubrió los laberintos del instrumento.

La II Gran Guerra—donde participó en lo que le dejaron—provocó un cambio brutal en su concepción sonora. Ese juvenil y febril violín neorromántico de veloz arco y denso aroma ruso, empezó a ganar en templanza, seriedad, equilibrio y porte aristocrático. Como dijo Kreisler al acompañarlo al piano: “al fin podemos romper nuestros violines”. Esa perfecta e inhumana técnica se le atragantó a muchos, tachándolo de frialdad, sin ver que lo que tenían ante sus tímpanos era la expresión más sublime del absolutismo musical. Como dice el gran Perlman (figura alentadora y recurrente a lo largo del filme) la primera vez que le habló por teléfono pensó: “no puedo creerlo, estoy hablando con Dios”.

De los muchos documentos visuales sobresale su bíblica Chaconne (recitada a los 70 años) de esas de convertir el pelo en aguja. Curioseamos—en una elegía a la soledad de los genios—por el estudio donde pasó sus últimos años enfrascado en sus clases e innumerables transcripciones, llevando una vida monástica en Malibú, de insalvables costumbres y largos atardeceres frente a ese océano, que finalmente acabó tragando sus cenizas. Así lo testifica la que fuera su chacha, que se adueña del metraje final en lo que es—debido a la sagrada ley de la impunidad del hogar—un bofetón a la confianza que un día le depositó el homenajeado, al desvelarnos intimidades que de la manera narcisista en que son expuestas ante la cámara, hacen dudar de su verosimilitud. La estrella debería ser el señor y no la sirvienta. Sin subtítulos.

La divina providencia nos lleva ahora hasta Toronto, donde en la Navidad de 2010—y fiel a su tradición arrancada en 1986—el conjunto Tafelmusik Baroque Orchestra volvía a poner en pie un Mesías “para todos los públicos” (con las cámaras de la televisión canadiense como catódico testigo). El carácter excesivamente azucarado del evento—con una realización típica de concierto Pop— resulta ideal para ser absorbido por la alienada pajita de esa audiencia que hoy dicta—a su antojo—las leyes de la caja tonta. El director Ivars Taurins no duda en disfrazarse de Händel (acento teutón, terciopelo y peluca incluidas) para presentarnos esta versión prima hermana del karaoke nipón. El numerosísimo coro está integrado por gente de la calle, sobresaliendo las dentaduras postizas y los inevitables gorros de Papá Noel, por lo que no hay que tomarse muy en serio lo que se escucha. A Taurins se le escapa un gott im himmel al pedir a los participantes (algunos gritan más de la cuenta) que levanten la mano, sin dejar de hacer nunca guiños y bromas a su rendido auditorio (en inglés y sin subtítulos). Como si de un monólogo humorístico se tratara (arranca igual que lo hacía Joel Grey en Cabaret), el único fin es que todos se lo pasen bien y se lleven un recuerdo imborrable, después—por supuesto—de pasar por caja. Y es que, el capitalismo ha sido capaz de corromper esta gema indestructible, moldeándola cual hueca figurita decorativa que nos alienta en el frenesí consumista que nos sacude en tan señaladas fechas, convirtiendo la partitura en una especie de “Qué bello es vivir” canoro, cuya enmallada escucha temporal se ha transfigurado en mandamiento. Como si sólo se pudiera comer helado en verano o turrón en Navidad.

Es difícil no dejarse embaucar por esta sobrenatural música, una de las más bellas jamás surgida de la mente humana, que consigue que el subconsciente acabe olvidándose del cómo y del quién, sumergiéndonos (muy superficialmente) en ese eterno deleite y fluir melódico que solo Messiah es capaz de sublimar. Pese al carácter festivo y semi-profesional del evento, saben a poco los 24 números (de los 52 totales) que se representan, que llegan al orgasmo cuando Händel les grita “levantad el techo” en el sobeteado “Hallelujah”. Valorar la interpretación se antoja absurda, sería como examinar la labor del pincha discos en el fregado de una fiesta. Es lo de menos. En los extras fragmentos del “Gloria” de Vivaldi (en audio). Músicas escritas para deleite de nuestro caprichoso creador, ese que en estos críticos días sigue tumbado a la bartola mientras sus incondicionales se desgañitan en súplicas macroeconómicas. © 2012 Ritmo






Famous Composers Quick Link:
Bach | Beethoven | Chopin | Dowland | Handel | Haydn | Mozart | Glazunov | Schumann | R Strauss | Vivaldi
1:01:44 PM, 18 April 2014
All Naxos Historical, Naxos Classical Archives, Naxos Jazz, Folk and Rock Legends and Naxos Nostalgia titles are not available in the United States and some titles may not be available in Australia and Singapore because these countries have copyright laws that provide or may provide for terms of protection for sound recordings that differ from the rest of the world.
Copyright © 2014 Naxos Digital Services Ltd. All rights reserved.     Terms of Use     Privacy Policy
-212-
Classical Music Home
NOTICE: This site was unavailable for several hours on Saturday, June 25th 2011 due to some unexpected but essential maintenance work. We apologize for any inconvenience.