Classical Music Home

The World's Leading Classical Music Group

Email Password  
Not a subscriber yet?
Keyword Search
in
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Jordi Caturla González
Ritmo, April 2012

Continua su andadura en Naxos el ciclo pianístico rossiniano Pecados de vejez, con los volúmenes octavo y noveno de los 13 que compuso el de Pesaro en sus últimos años de vida tras abandonar la creación operística. Al igual que sus predecesores, estos Pecados están trufados de fino humor, sátira y reminiscencias operísticas, explorando territorios virtuosísticos y líricos por igual.

Alessandro Marangoni repite en esta cuarta entrega y lo hace con éxito, aunque no es fácil navegar por estas aguas en constante movimiento, siempre cambiantes: se corre el peligro de que la parodia se convierta en chiste malo y transforme las intenciones del autor. En Prélude pétulant-rococó, el italiano sobreactúa lo suficiente para que entendamos la burla, cosa que hace siempre que es necesario—Prélude prétentieux, Valse anti-dansante—Marangoni se luce en las piezas más movidas con su toque ligero, mientras que en las más densas o líricas escoge cuidadosamente la velocidad para, junto con un buen cantabile y un fraseo impecable, obtener buenos resultados. Puntualmente se puede echar de menos algo más de volumen para acentuar el drama, pero en general estas versiones se disfrutan sin problemas. © 2012 Ritmo



Joaquim Zueras Navarro
MundoClasico.com, March 2012

Después del estreno de Guillermo Tell, Rossini interrumpió su actividad. Influyeron el desencanto por los cambios de gusto del público, el cansancio frente a las revueltas propias de un largo e inestable período político italiano y un precario estado de salud (las molestias de una gonorrea que contrajo de joven, fuertes depresiones, etc).

No obstante, en 1855, tras haberse instalado en París con su segunda esposa, Olympe Pelissier, Rossini experimentó nuevos deseos de componer. Así pues surgirán un buen número de canciones –para solistas y para conjunto vocal- y piezas para piano Pecados de vejez las llamaba, compuestas por placer y para entretenimiento de los numerosos invitados que le visitaban en su villa de Passy: Aubert, Gounod, Liszt, Meyerbeer, Saint-Saëns, Verdi; escritores, diplomáticos, políticos...

En algunos libros de memorias encontramos testimonios de la animación que presidía estas reuniones. Por estos comentarios sabemos que Rossini tocaba el piano a la perfección y sin esfuerzo, su ejecución era precisa sin caer en la sequedad, parco con el pedal y sensual en la expresión sin caer en el amaneramiento. Aunque los Rossini en los Samedi soirs recibían en privado a no más de una docena de invitados, hacia las 8.30 comenzaba lo que ellos llamaban las “veladas de gala”, en donde el público elegante podía servirse bocados poco apetitosos, provenientes de regalos largamente acumulados que le hacían a Rossini desde todos los rincones de Europa, mientras que el apolillado perro de Olimpe deambulaba entre los comensales. Rossini tendía a distanciarse del bullicio, retirándose a una habitación cercana con algunos invitados especiales, entre los cuales nunca faltaba el solícito príncipe Michele Carafa (1787-1872),  un compositor napolitano que hoy nos es prácticamente desconocido. Sabemos del programa de bastantes veladas, porque muchos fueron impresos: la mayor parte eran obras de Rossini, pero también se incluían piezas de Mozart, Gounod, Verdi, etc. Asimismo otros músicos interpretaban al piano sus composiciones; allí estrenó Liszt las dos impresionantes leyendas, San Francisco de Asís predicando a los pájaros y San Francisco de Paula caminando sobre las aguas.

Las numerosas piezas de Rossini para piano solo, de escritura impecable, a menudo interesantes por su gracia e ingenio, a veces reflejan un humor mórbido y tosco, cuando no enigmático. ¿Y qué decir de sus títulos, que deben haber disuadido a más de un concertista a interpretarlas?: Improntu anodin, Ouf! Les petites pois, Etude asthmatique, Valse anti-dansante, Prélude convulsif, Prélude pétulant-rococo... En cualquier caso, son obras relevantes para llegar a conocer las impresiones, recuerdos, ocurrencias y obsesiones del compositor en la última etapa de su vida. Pero no es menos cierto que al oyente casual no pocas piezas le parecerán demasiado largas, insistentes y caprichosas. El sello Naxos, en su Integral de las piezas para piano solo de Rossini, ha publicado el volumen cuarto, dos CDs con obras pertenecientes a los álbumes octavo y noveno de los Péchés de veillesse. El octavo lleva por título Album de château y nos muestra características de la música del pasado, del presente y del futuro. En Spécimen de l´Anciene régimen están presentes el estilo de los valses de Biedermeier y el de las fugas de Bach, mientras que en el Prélude pétulant-rococo se parodian las ornamentaciones excesivas. Un regret, Un spoir y Boléro tartare contienen ocurrentes contrastes. Tal vez el Prélude prétentieux sea un guiño a los de Chopin. En Spécimen de mon temps ironiza sobre ciertos tics de las óperas de aquel momento. El Vals anti-dansante debe su título a la opacidad del movimiento ternario y a una rapidez que dificulta bailarlo en las cambiantes partes de la pieza. Tras el variopinto Prélude semipastorale, sigue una Tarantelle pur sang que se ve interrumpida por una solemne procesión. En Un rêve de la apacibilidad inicial surge el recuerdo de una pesadilla. Prélude soi-disant dramatique convina fragmentos de intensidad algo oscura con otros más líricos de una cantabilidad operística. Spécimen de l´avenir es una perversa parodia de la música de Liszt, consistente en trazar un enorme acompañamiento frente al que, solo hacia el final, aparece una trivial melodía.

En el primer volumen de Naxos ya aparecieron cuatro piezas del álbum noveno. En este cuarto volumen constan las cinco restantes. Un danzante Prélude italien, una Petite fanfare, la navideña Echantillon du chant de Noël à l´italienne, la melancólica Echantillon de blague mélodique sur les noires de la man droite y Marche et reminiscences pour mon dernier voyage. Esta última pieza es una marcha fúnebre en el estilo de Beethoven o Chopin, con citas de varias de las óperas más conocidas de Rossini, y que concluye con un sombrío final en el que el compositor escribió la palabra “Requiem”.

Alessandro Marangoni es un ejecutante de reconocido prestigio por su expresividad, delicadeza y especial dominio del legato. Tiene presente que cada una de estas piezas contiene un pathos distinto y las plantea certeramente sometiéndolas a un tratamiento individualizado, manejando el piano a la manera del Maestro de Pésaro. © 2012 Mundoclasico.com






Famous Composers Quick Link:
Bach | Beethoven | Chopin | Dowland | Handel | Haydn | Mozart | Glazunov | Schumann | R Strauss | Vivaldi
10:28:03 PM, 30 July 2014
All Naxos Historical, Naxos Classical Archives, Naxos Jazz, Folk and Rock Legends and Naxos Nostalgia titles are not available in the United States and some titles may not be available in Australia and Singapore because these countries have copyright laws that provide or may provide for terms of protection for sound recordings that differ from the rest of the world.
Copyright © 2014 Naxos Digital Services Ltd. All rights reserved.     Terms of Use     Privacy Policy
-208-
Classical Music Home
NOTICE: This site was unavailable for several hours on Saturday, June 25th 2011 due to some unexpected but essential maintenance work. We apologize for any inconvenience.