Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...

Ritmo, April 2011

El primer pianista que ganó el Jaén y grabó un disco con Naxos fue Yun Yi Qin (Naxos, 8572341), con un recital muy espontáneo, grabado con sus insultantes dieciséis añitos. El siguiente disco vino de la mano del prodigioso pianista ucraniano Antonii Baryshevskyi, que tocaba obras tan complejas como los Movimientos de Petrushka de Stravinsky o la Sonata núm. 2 de Rachmaninov (Naxos, 8572573).

El último disco, que recoge la grabación del más reciente ganador del Concurso, el serbio (1982), recoge una serie de obras que definen muy bien el talento y la capacidad de este distinguido pianista. Sus portentosas facultades se muestran en la delicada belleza con la que explora los muy tocados Estudios de Rachmaninov (Op. 33/ 6 y Opp. 39/3,6), en los que encuentra otra vía que no sea la de la potencia sonora y la continua sucesión de notas. Maneja una deslumbrante paleta sonora, que crea sombras y luces y mantiene una incógnita sobre la misma música. Sus Valses nobles yt sentimentales de Ravel francamente podrían competir con cualquiera de las grabaciones más prestigiosas, pues su sentido rítmico, sus “sfumature” y su delicada disección melódica los hacen maravillosos. Lo mismo puede decirse de su Toccata en Do mayor de Schumann, de un brío contagioso y de una inteligencia en el desarrollo expresivo admirable, toda una joya. Las Tardes de Almazara del compositor oscense de origen cordobés, de ahí el sugerente título, Juan A. Medina, obra encargo para la 52º edición, tienen en el pianista serbio al traductor que explica, disecciona y canta esta música, de una considerable dificultad técnica. La obra con la que se cierra el disco ya es en sí un reto ella sola. La Wanderer-Fantaisie (Fantasía del Caminante) de Franz Schubert tiene en a un pianista que no se amedrenta ante el reto de esta construcción complejísima. El serbio crea un ambiente más próximo al Biedermeier vienés que al sugerente drama que se intuye en ese maravilloso Adagio, cantado de forma deliciosa. Broche de oro para el mejor disco hasta ahora de una colección de recuerdos de viaje en forma de música que no ha hecho más que comenzar.





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group