Classical Music Home

The World's Leading Classical Music Group

Email Password  
Not a subscriber yet?
Keyword Search
in
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Ángel Carrascosa Almazán
Ritmo, January 2013

CORIGLIANO, J.: Symphony No. 3, "Circus Maximus" / Gazebo Dances (University of Texas Wind Ensemble, Junkin) (Blu-Ray Audio) NBD0008
MAHLER, G.: Symphony No. 8, "Symphony of a Thousand" (Warsaw Philharmonic and Choir, Wit) (Blu-ray Audio) NBD0009
DVORAK, A.: Symphonies Nos. 7 and 8 (Baltimore Symphony, Alsop) (Blu-Ray Audio) NBD0010
CHOPIN, F.: Piano Concerto No. 1 / Fantasy on Polish Airs / Rondo a la krakowiak (Nebolsin, Warsaw Philharmonic, Wit) (Blu-Ray Audio) NBD0011
CHOPIN, F.: Piano Concerto No. 2 / Variations on La ci darem / Andante spianato and Grande polonaise brillante (Nebolsin, Wit) (Blu-Ray Audio) NBD0012
DVORAK, A.: Symphonies Nos. 6 and 9, "From the New World" (Baltimore Symphony, Alsop) (Blu-Ray Audio) NBD0014
SCHUMANN, R.: Scenes from Goethe's Faust (Warsaw Boys' Choir, Warsaw Philharmonic Choir and Orchestra, Wit) (Blu-Ray Audio) NBD0015
VIVALDI, A.: 4 Seasons (The) / Violin Concertos, Op. 8, Nos. 5-6 (Cho-Liang Lin, Sejong, Newman) (Blu-Ray Audio) NBD0016
SCHUBERT, F.: Overtures (Complete) (Prague Sinfonia, C. Benda) (Blu-Ray Audio) NBD0019
LANCINO, T.: Requiem (Grant-Murphy, Gubisch, Skelton, Courjal, Radio France Choir, Radio France Philharmonic Orchestra, Inbal) (Blu-Ray Audio) NBD0020
SZYMANOWSKI, K.: Symphonies Nos. 1 and 2 (Warsaw Philharmonic, Wit) (Blu-Ray Audio) NBD0021
SZYMANOWSKI, K.: Symphonies Nos. 3 and 4 (Minkiewicz, Broja, Warsaw Philharmonic Choir and Orchestra, Wit) (Blu-Ray Audio) NBD0022
GERSHWIN, G.: Piano Concerto / Second Rhapsody / I Got Rhythm Variations (Weiss, Buffalo Philharmonic, Falletta) (Blu-Ray Audio) NBD0025
JANACEK, L.: Glagolitic Mass / Sinfonietta (Libor, Marciniec, Bentch, Gierlach, Malanowicz, Warsaw Philharmonic Orchestra, Wit) (Blu-Ray Audio) NBD0026
VERDI, G.: Ballet Music from the Operas (Complete) (Bournemouth Symphony, Serebrier) (Blu-Ray Audio) NBD0027
BERLIOZ, H.: Symphonie fantastique / Le corsaire (Lyon National Orchestra, Slatkin) (Blu-Ray Audio) NBD0029
RAVEL, M.: Orchestral Works, Vol. 1 (Lyon National Orchestra, Slatkin) (Blu-Ray Audio) NBD0030
PROKOFIEV, S.: Symphony No. 5 / The Year 1941 (Sao Paulo Symphony, Alsop) (Blu-Ray Audio) NBD0031

La capacidad de almacenamiento de datos del Blu-ray es mucho mayor que la del CD (que contiene 16 bits por muestra, con una velocidad de muestreo de 44,1 KHz) o incluso que la del DVD (24 bits, 48 KHz): el Bluray alcanza 24 bits con 88,2 o 96 KHz (según los casos). Por ello mismo este soporte, cuando se usa sólo para sonido, como es el caso del primer lanzamiento comercial habido hasta la fecha, estos 18 discos de Naxos (en cajas de plástico azul como las de los Blu-rays de vídeo), permite una calidad de sonido desconocido. Mejora en la calidad con respecto al CD correspondiente muy estimable, en términos de transparencia y naturalidad sobre todo, lo que se aprecia muy bien en un equipo de reproducción de alta (o al menos media gama).

Anteriormente ha habido dos intentos de mejorar el sonido de los CDs convencionales, que no pueden por lo normal recoger toda la calidad contenida en los soportes de las tomas de sonido originales: esos intentos fueron el ya fenecido DVD Audio (que alcanzó en algunos casos una calidad excepcional, una considerable mejora con respecto al CD, como pudo comprobarse en algunas—no todas, curiosamente—de las 9 Sinfonías de Beethoven dirigidas por Barenboim para Teldec, con la Staatskapelle Berlin). El segundo intento, quizá no superior en prestaciones al DVD Audio, es el Super Audio CD (SACD), que está teniendo cierto éxito comercial y que, también en numerosos casos, ofrece una mejora sustancial. Pero claro, no todos los aparatos reproductores de sonido pueden leerlos: los de CDs los leen como tales CDs, con lo cual no se experimenta mejora alguna; se necesitan lectores específicos de SACD (todos los cuales leen también CDs). Los DVD Audio sólo los leían los lectores de DVD, aunque no tuviesen imágenes en movimiento: sólo un menú.

Lo mismo pasa con estos Blu-rays de audio, que sólo se pueden leer en los lectores de Blu-ray (todos los cuales leen también DVDs y CDs). Al meter el Blu-ray de audio se puede ver el menú en la pantalla, que permite escoger entre PCM stereo 2.0 y DTS-HD Master Audio 5.1 surround y, por supuesto, ir al track deseado. Luego puede apagarse la pantalla y seguir escuchando. Este soporte es, sin duda, el que mayor calidad permite de todos los experimentados hasta ahora.

Así pues, todo perfecto a favor de estos discos cuyo precio no está mal: unos 17 euros en las tiendas ¿Cuál puede ser el problema? Elemental: de la misma forma que las grabaciones de Caruso siguen sonando mal en CD (ahora bien, suenan mejor que en LP y no digamos que en los discos de pizarra de 78 rpm), no todos los Blu-rays Audio van a sonar maravillosamente: depende de la calidad de la toma original (“de donde no hay nada se puede sacar”), en la que además entran de lleno los gustos y la subjetividad del que escucha.

¿Qué ocurre con este lanzamiento? Pues que se han incluido en él algunas grabaciones fantásticas (cuya calidad final de sonido en estos Br-A es sensacional, apabullante), pero, en mi opinión, otras cuya toma original no es del otro jueves, y en estos casos el “milagroso” soporte Br-A poco puede hacer para mejorarlas, o mejor dicho: lo que hace es insuficiente, es decir que siguen sin sonar maravillosamente. En cuanto a las interpretaciones de este primer lanzamiento, también hay que matizar, aunque el nivel medio de lo que he escuchado es bastante alto. Vamos a ir viendo, brevemente pero uno a uno, estos extremos.

El disco Berlioz es un fiasco: a una interpretación gris, dulzona y empalagosa (¡qué Vals!). Corresponde una grabación a un nivel tan bajo que hay que subir mucho el potenciómetro del amplificador para enterarse de algo. La única aportación, una mera curiosidad, es que incluye como apéndice el Vals en la versión con corneta obligada. Br-A a ignorar.

Las obras completas para piano y orquesta de Chopin, una de las mejores grabaciones del lanzamiento, están tocadas por Eldar Nebolsin (uno de los pianistas más sobresalientes de la Escuela Reina Sofía) con primor y gran delicadeza: son versiones las suyas escasamente conflictivas y de expresividad bastante contenida. El soporte orquestal, no precisamente rutinario, sino bastante imaginativo, es más que notable.

El disco Corigliano (Nueva York, 1938) contiene la Tercera Sinfonía (2004), para gran conjunto de viento, subtitulada “Circus Maximus”: obra aparatosa, quizá más efectista que otra cosa, y las Danzas Gazebo (1972), para banda, música mucho menos pretenciosa y bastante agradable. La interpretación del enorme conjunto de viento y percusión es muy estimable y la grabación, teniendo en cuenta su enorme dificultad, muy buena.

Las cuatro últimas, las más hermosas Sinfonías de Dvorák, se agrupan en dos Br-A, interpretadas con plena solvencia y perfecto sentido por la directora Marin Alsop al frente su espléndida Sinfónica de Baltimore: una sorpresa muy agradable la de estos discos, con versiones que no quedan muy lejos de las mejores (sobre todo la Sexta). Las grabaciones están admirablemente equilibradas.

El programa Gershwin está impecablemente tocado y dirigido, pero creo que puede pedirse algo más de swing y de chispa e implicación. La toma de sonido, algo alejada, no me parece del todo acertada.

Antoni Wit propone un Janácek muy bien estudiado y calculado, presentado con indudable competencia; los solistas (sobre todo la soprano) son buenos, como el organista, el coro y la orquesta, pero los contornos están un tanto suavizados en unas músicas a las que sentaría mejor que fuesen algo más descarnados. La toma es, de nuevo, algo lejana.

El Requiem (2009) de Thierry Lancino, compositor francés nacido en 1954, sobre un texto de Pascal Quignard, obtuvo una acogida muy favorable en su estreno (París 2010). Ocasión en la que se registró el presente disco en la Salle Pleyel de la capital francesa. Me parece muy buena idea que esta colección haya incluido en su primera serie una obra contemporánea tan destacada como ésta. La interpretación, con cuatro espléndidos solistas (entre ellos una soberbia soprano, Heidi Grant Murphy), un coro y una orquesta en muy buena forma conducidos con mano maestra por Eliahu Inbal, está realzada por una grabación superlativa.

La Octava Sinfonía de Mahler es versión una francamente buena, pese a un plantel de cantantes solistas algo desigual, pero la alejada toma de sonido (eso sí, limpia y transparente) le resta “pegada” y brillantez.

Muy destacado disco Prokofiev, con su obra orquestal más importante (la Quinta Sinfonía), dirigida con muy buen pulso, y otra más que interesante y poco conocida. A destacar el sobresaliente trabajo de la Orquesta de Sao Paulo. Espléndida la grabación.

De Ravel se ha incluido solamente el primer volumen de sus obras orquestales. Las interpretaciones, en líneas generales no más que correctas, tampoco gozan de una grabación rutilante, sino por el contrario más bien apagada.

Las Oberturas completas de Schubert (nada menos que 18, casi todas olvidadas) constituyen una importante aportación al repertorio, escasísimo en estas obras (al margen de la bien famosa Rosamunda). Las versiones de Christian Benda son, cuando menos, muy notables, y espléndida la toma de sonido.

No deja de sorprender que en este primer bloque de Br-A hayan incluido una notable, pero nada comercial obra de Schumann. Su interpretación (salvo una obertura más bien de trámite) es francamente ajustada, con coros espléndidos y cantantes poco conocidos pero de buen nivel.

Me pregunto por qué ocupan dos Br-A las Cuatro Sinfonías de Szymanowski (que duran 107’), mientras todas las Oberturas (18) de Schubert, en un solo disco, duran 128’. Éstas, la mayor parte desconocidas, pero no por ello desdeñables, son versiones de buen nivel (si bien el vol. 1 de Oberturas de Rossini, CD Naxos, por los mismos intérpretes, me ha parecido superior).

Los dos Br-A de Szymanowski con sus cuatro Sinfonías (la Primera es casi desconocida y muy poco frecuentada la Cuarta, “Sinfonía concertante”, para piano y orquesta) son de lo mejor del lanzamiento, pues se trata de partituras de considerable valor, lo mismo que las interpretaciones de Wit (bastante superiores a las de Dorati en Decca) y estupendas las grabaciones.

También tiene interés agrupar las músicas de ballet de Verdi (en muchos casos suprimidas en las grabaciones de las óperas completas), aunque las interpretaciones no sobrepasen la corrección.

El Br-A con la primera mitad de la Op. 8 vivaldiana (es decir, Las cuatro estaciones y los dos Conciertos que le siguen) no es, sin embargo, uno más, sino una magnífica, extraordinaria interpretación, de enorme vitalidad, según los modos (¿trasnochados? ¿¡Seguro!?...) no historicistas, con un solista de violín formidable al que le habíamos perdido la pista, un conjunto instrumental excelente y una grabación absolutamente sensacional. Puede que se trate del disco de orquesta de cámara mejor grabado que haya escuchado nunca. ¡Formidable! © 2013 Ritmo






Famous Composers Quick Link:
Bach | Beethoven | Chopin | Dowland | Handel | Haydn | Mozart | Glazunov | Schumann | R Strauss | Vivaldi
6:26:07 AM, 14 July 2014
All Naxos Historical, Naxos Classical Archives, Naxos Jazz, Folk and Rock Legends and Naxos Nostalgia titles are not available in the United States and some titles may not be available in Australia and Singapore because these countries have copyright laws that provide or may provide for terms of protection for sound recordings that differ from the rest of the world.
Copyright © 2014 Naxos Digital Services Ltd. All rights reserved.     Terms of Use     Privacy Policy
-212-
Classical Music Home
NOTICE: This site was unavailable for several hours on Saturday, June 25th 2011 due to some unexpected but essential maintenance work. We apologize for any inconvenience.