Classical Music Home

The World's Leading Classical Music Group

Email Password  
Not a subscriber yet?
Keyword Search
in
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Juan Carlos Moreno
Ritmo, February 2013

Compuesta entre 1912 y 1914, la Segunda sinfonía de Georges Enescu es una de esas obras masivas que caracterizaron a la Europa musical anterior a la Primera Guerra Mundial. Y lo es en el plano orquestal, el armónico, el temático, en la escala… Masiva y además inagotable, pues es también de aquellas partituras que no se agotan ni con una ni con quince audiciones, pues cada acercamiento a ella revela detalles que hasta entonces habían pasado desapercibidos, ya sea la riqueza de armonías que sorprenden al oído, o la variedad de combinaciones tímbricas de una orquesta, que en apenas nada, pasa de la intimidad de la música de cámara al frenesí del sinfonismo posromántico. Por no hablar de una expresividad desbordante y apasionada desde su mismo arranque, hasta esa coda, que Enescu parece resistirse a dar por concluida. En abierto contraste, la Sinfonía de cámara (1954) para doce instrumentos privilegia en sus hechuras neoclásicas la claridad y la concentración, lo esencial por encima de lo episódico. Un disco, en suma, que nos ofrece dos de las caras de este gran maestro rumano. Y todo a través de un Hannu Lintu que firma un trabajo modélico por entrega y resultados. © 2013 Ritmo



Santiago Martín Bermúdez
Scherzo, February 2013

No me convence demasiado algo que se repite a menudo: que la carrera de virtuoso del rumano George Enescu actuó contra la del compositor. Enescu fue un virtuoso del violín que compuso algunas obras para mayor gloria suya, pero escribió más que eso. Siempre hay en el medio musical, o teatral, o literario, alguien que dice: si ese toca tan bien, por qué va a ser además un buen compositor. Pero eso pasa y pasa, y no hay que escandalizarse, sólo hay que combatirlo: siempre habrá una buena razón para no estrenar nuestras obras, decía Ernst Krenek en su juventud (qué no diría después). Es posible que el violinista Enescu fuera más conocido y apreciado en su tiempo que el compositor Enescu, pero con el tiempo la figura del creador crece, mientras la memoria del virtuoso queda donde está, en su tiempo, sin demasiados testimonios directos. Junto a la ópera Edipo, indiscutiblemente una de las mayores del siglo XX, hay obras como las dos que componen el programa de este CD. En Rumanía dedican a Enescu un amplio y rico festival cada dos años (este año 2013 toca Festival Enescu), y hay materia suficiente para recordar y revivir la gran obra de este compositor exigente que, adviértase, es contemporáneo de Bartók, y poco mayor que Stravinski, Webern y Berg. Pertenece, pues, a la gran generación de creadores musicales que definirán la primera mitad del siglo siguiente.

Hay mucha distancia temporal entre la Sinfonía op. 17, estrenada en Bucarest en 1915 y nunca repuesta en vida del compositor; y la Sinfonía de cámara op. 33, de mediados de la década de 1950.

El Op. 17 es una densa, amplia sinfonía de gran aliento y ambición, casi una hora de duración, con extensiones brucknerianas y mahlerianas, pero con una letra distinta (que en ocasiones evoca más bien a Richard Strauss), y que se alimenta de sí mismo en una muestra insuperable de capacidad de desarrollar. Podría ser un triple (cuádruple, si contamos el único movimiento breve, Un poco lento) poema sinfónico con sus supuestos programáticos. Hay teatralidad, y por eso hay sugerencia de programa; pero si existe programa, no es conocido. El Op. 17 es diatónico, pero las delincuencias armónicas, la intrusión cromática son tan habituales, la defraudación tonal tan frecuente (la frase avanza, parece que en tal tono, pero de repente “cambia de opinión”), que hay que invocar demasiadas excepciones para que la adscripción tenga sentido. No hay, sin embargo, en Enescu las miradas al abismo tan propias de Mahler, o las miradas a los cielos, tan de Bruckner. Tiene su propio planteamiento dramático, que no es omnipresente, y que se limita en la Sinfonía a determinados momentos—episodios—del dilatado discurso.

Del romanticismo tardío del Op. 17, años de guerra, pasamos al clasicismo de muy moderno trazo del Op. 33, obra para doce instrumentistas: piano, cuatro cuerdas, cinco maderas, dos metales. Si toda sugerencia de Strauss ha quedado atrás, no por eso asoma por aquí la cabeza de Stravinski. Enescu, como Martinu, tiene su propio clasicismo. Ambos responden a una vigencia de su época, pero no ceden a espíritus ni a letras ajenas. Una hermosa propuesta la del Op. 33, obra de los años finales de Enescu. Si Lintu nos coloca ambas obras, una detrás de otra, es como si hiciera un guiño que sugiriese: ¿verdad que parecen obras de compositores distintos? De todas maneras: qué lástima que ese Adagio con el solo de trompeta dure tan poquito.

Entre el romanticismo, la vocación clasicista y la tentación moderna que no acaba de seducir al compositor de 1917 (y que ha seducido por completo al de los años 50), esta secuencia nos muestra dos caras de un compositor que escribió poco, tocó mucho y dejó un legado artístico de primero orden. Hannu Lintu y la Filarmónica de Tampere le rinden un bello homenaje de la mejor manera posible: mediante interpretaciones diáfanas, bellas, de una musicalidad intensa que llega al alma de quien escucha. Al alma, sí. © 2013 Scherzo






Famous Composers Quick Link:
Bach | Beethoven | Chopin | Dowland | Handel | Haydn | Mozart | Glazunov | Schumann | R Strauss | Vivaldi
11:56:17 PM, 21 October 2014
All Naxos Historical, Naxos Classical Archives, Naxos Jazz, Folk and Rock Legends and Naxos Nostalgia titles are not available in the United States and some titles may not be available in Australia and Singapore because these countries have copyright laws that provide or may provide for terms of protection for sound recordings that differ from the rest of the world.
Copyright © 2014 Naxos Digital Services Ltd. All rights reserved.     Terms of Use     Privacy Policy
-212-
Classical Music Home
NOTICE: This site was unavailable for several hours on Saturday, June 25th 2011 due to some unexpected but essential maintenance work. We apologize for any inconvenience.