About this Recording
8.223624 - STRAUSS, Josef: Edition - Vol. 22
English  French  German  Spanish 

Josef Strauss (1827-1870)

Obras orquestales, vol. 22

1 Einzugs-Marsch (Marcha de entrada), op. 171

El 16 de enero de 1864, Austria y Prusia instaron al reino de Dinamarca a cancelar la anexión de Schleswig, proclamada después de la muerte de Federico VII. Aunque nadie en Viena realmente entendía la situación legal, incluyendo a los diplomáticos de la corte imperial, se armó apresuradamente un cuerpo expedicionario, que, bajo las órdenes del Mariscal de Campo, teniente Ludwig Freiherr von Gablenz, había de intervenir en Schleswig, junto con las tropas del reino de Prusia. El 3 de febrero, una brigada austríaca atacó el Königshügel, cerca de Schleswig, y forzó a los soldados daneses a emprender la retirada. Con esto se inició una campaña, en la cual, de acuerdo con la situación en general, sólo podría haber un ganador: el reino de Prusia. Sin embargo, nadie en la Wiener Hofburg y en el ministerio del Ballhausplatz quería admitirlo por el momento.

El 30 de octubre de 1864 se terminaron las hostilidades con un tratado de paz entre Austria y Prusia, y el reino de Dinamarca. El emperador Francisco José estaba orgulloso de sus tropas, que alcanzaron al menos algunas victorias parciales, aunque la batalla decisiva, el ataque de las Düppeler Schanzen, la ganaron los prusianos que estaban mejor pertrechados. En noviembre, comenzó la marcha de regreso del ejército austríaco. El 6 de diciembre de 1864, los soldados entraron a Viena en un grandioso desfile.

Con motivo de esta ocasión, se ofreció un concierto gratis de la orquesta Strauss en el Volksgarten. Josef Strauss había compuesto una marcha especial, la Einzugs-Marsch, que sería el clímax del programa. El cronista no mencionó la manera en que el público aceptó la obra, compuesta por ‘Pepi’ Strauss, quien no tenía inclinaciones belicosas en ningún sentido. En todo caso, la Einzugs-Marsch se ejecutó en contadas ocasiones después de su estreno, el 6 de diciembre de 1864 en el Volksgarten.

2 Die Veteranen. (Los veteranos) Vals, op. 29

El 13 de noviembre de 1856 apareció un anuncio en el periódico Theater-Zeitung, en el que se invitaba al público a un concierto festivo como parte de las celebraciones del nonagésimo cumpleaños de Su Excelencia el Mariscal de Campo Conde Radetzky, en el establecimiento "Sperl." Prometía un programa musical variado, el cual, excepto un vals dedicatorio del director Josef Strauss, no contenía ninguna composición militar, pero, en su lugar, traía el vals de la Gran Duquesa Alexandra, op. 181, compuesto por Johann Strauss en Rusia. Radetzky, el popular general nacido el 2 de noviembre de 1766 en Trzebinitz, permaneció en Italia debido a su avanzada edad, de modo que no hubo celebraciones oficiales en Viena. Los organizadores de las festividades en "Sperl" esperaban la visita de veteranos que habían pasado el servicio militar bajo el mando de Radetzky, que habían prestado servicio en regimientos comandados por él, y probablemente participaron en campañas del ejército austríaco. Esta esperanza se cumplió, de hecho, ya que al "Festival Radetzky" asistió un numeroso público. El vals Los veteranos, que Joseph Strauss había estrenado en esa ocasión, el 18 de noviembre de 1856, y que apareció impreso por primera vez en febrero de 1857, no solamente fue dedicado a Josef Wenzel Graf Radetzky von Radetz, sino también a los asistentes a este concierto: los veteranos.

3 Patti-Polka, op. 134

La cantante Adelina Patti, nacida el 19 de febrero de 1843 en Madrid, era hija del tenor italiano Salvatore Patti, y llegó a Viena por primera vez con una compañía de teatro propia en febrero de 1863, durante una jira a través de Europa. Después de varios éxitos tempranos en Nueva York a la edad de dieciséis años, se presentó en 1861 en la Convent Garden Opera de Londres. Su interpretación causó gran entusiasmo, habiendo recibido su prestigiosa reputación amplios elogios en Inglaterra. Su debut en Viena también fue precedido por descripciones excepcionalmente detalladas de su vida y su voz en los periódicos Theater-Zeitung y Zwischen-Akt, por lo que las expectativas del público eran bastante altas, cuando Adelina Patti se presentó por primera vez en el escenario del Carl Theater el 28 de febrero de 1863, representando uno de sus papeles brillantes, Amina de la ópera La Sonámbula, de Vicenzo Bellini. El 1o de marzo, el Zwischen-Akt escribió: "Tanto el público como los críticos coincidieron en cuanto a su encanto y admiración ante el debut de la cantante Adelina Patti, el día de ayer en el Carl Theater." La emperatriz Elizabeth y el emperador Franz Joseph asistieron a la representación. El 8 de marzo de 1863, Adelina Patti triunfó de nuevo, esta vez como Rosina, personaje de la ópera El barbero de Sevilla, de Gioacchino Rossini. El 9 de marzo, los periódicos vieneses imprimieron nuevamente entusiastas elogios con respecto al arte de la Patti. Zwischen-Akt resume: "No contamos los telones que la señorita Patti recibió; pero sabemos únicamente que el aplauso fue ininterrumpido, y que esta interpretación fue más que suficiente para justificar en alto grado el entusiasmo que ha prevalecido en el mundo musical desde que la Patti entró en escena".

Josef Strauss no dejó pasar la oportunidad de honrar a la artista con una composición dedicatoria— y de desviar la atención hacia sus conciertos. Ya el 11 de marzo de 1863 apareció en el Theater-Zeitung, el aviso de que Haslinger publicaría en los próximos días la Patti-Polka, compuesta por Josef Strauss, cuya dedicatoria la artista ya había aceptado. El 15 de marzo de 1863 Josef Strauss ejecutó la nueva composición en el Volksgarten por primera vez. Sin embargo, no empleó ninguna de las melodías del repertorio de óperas cantadas por la artista en Viena sino el Lach-Lied [Canción de la risa] de la ópera Manon Lescaut de D.F.E. Auber, que Adelina Patti evidentemente utilizaba en círculos privados o como "bises" (El estreno de esta obra había tenido lugar el 23 de febrero de 1856 en París.) Era lógico que la Patti-Polka recibiera vivos aplausos en aquel momento, y tuviera que repetirse una y otra vez. Pero cuando la artista partió de Viena con su compañía, la polka desapareció rápidamente de los programas.

Adelina Patti regresó posteriormente a Viena en varias ocasiones. Para entonces, nadie recordaba la polka apresuradamente compuesta por Josef Strauss. La edición para piano de la obra, que incluía un retrato no muy halagador del artista, pertenece a la serie de rarezas muy codiciadas.

4 Die Sonderlinge. (Los excéntricos) Vals, op. 111

A través de varios periódicos vieneses, Josef Strauss invitó a los aficionados a la música a su concierto de beneficencia en el establecimiento de Weghuber, en las inmediaciones de la Ringstrasse, que entonces se encontraba en construcción. Un público muy nutrido se reunió en una fecha poco propicia para un concierto al aire libre, el 23 de agosto de 1861 en el jardín del café Weghuber, casi desprovisto de sombra, que solamente pudiera haber sido confortable a altas horas de la noche. Josef Strauss había prometido dos novedades: el vals Die Sonderlinge y la Irenen-Polka, op. 113. Parece ser que ambas obras fueron presentadas, porque, en ocasión de la siguiente festividad, el festival de la iglesia de Hernals, en el cual Josef Strauss participó con su orquesta, tanto el vals como la polka sólo se presentaron como "nuevas."

No sabemos qué fue lo que motivó a Josef Strauss a titular al vals que comienza con una enérgica introducción, Die Sonderlinge. En Viena, se entendía y se entiende por "excéntrica" a una persona con características muy peculiares, quizás incluso un individuo algo confuso, independientemente de su sexo. Sin embargo, el vals no se desvía considerablemente del esquema establecido por el compositor. A continuación de una eficaz introducción, ofrece una pequeña, grácil y melodiosa danza, casi juguetona, que sólo en la segunda parte asume acentos más fuertes. Se ejecutó la obra varias veces durante el verano y el otoño de 1861, y luego fue interpretándose cada vez con menos frecuencia hasta desaparecer definitivamente del repertorio de la orquesta Strauss. Dio un toque interesante a un concierto de beneficencia, pero luego tuvo que ceder el paso a nuevas composiciones, según las reglas de la "industria del vals." No obstante, siempre es interesante redescubrir obras caídas en el olvido.

5 Die Kosende. (La que acaricia) Polka mazurca, op. 100

La sutil polka mazurca Die Kosende pertenece a una serie de composiciones en las cuales Josef Strauss había bosquejado diferentes características de la mujer por medio de la música (de La Chevaleresque, op. 42, a Die Emanzipirte, op. 282). Sin embargo, La que acaricia, que en el frontispicio mira anhelosamente a través de una puerta, pudo también haber sido bastante enérgica y caprichosa, porque Josef Strauss hizo seguir su sutil melodía introductoria por unos motivos decididamente llamativos como era de costumbre en una auténtica polka mazurca.

El estreno de la polka mazurca Die Kosende tuvo lugar en la revista de carnaval de 1861, con la orquesta Strauss el 17 de febrero en el Volksgarten. Aun cuando entonces había toda una serie de novedades en el programa, la polka mazurca Die Kosende mantuvo su posición sin ningún esfuerzo y permaneció en el repertorio de la orquesta Strauss durante todo el verano. La obra apareció impresa el 24 de junio de 1861 en la editorial Haslinger.

6 Rendezvous-Quadrille, op. 11

La alegre y vibrante Rendezvous-Quadrille, de Josef Strauss, probablemente se remonta al Carnaval de 1856, y apareció el 15 de abril de 1856 en la editorial de Carl Haslinger, junto con las novedades simultáneas de su hermano Johann. Sin embargo, el editor basó las partes instrumentales en un patrón para orquesta pequeña del cuñado de Strauss, Karl Fux, y no de acuerdo con la partitura original de Josef. Estas partes sobrevivieron, lo que hizo posible una ejecución hasta cierto punto correcta. En el verano de 1856, esta cuadrilla se encontró repetidamente en los programas de la orquesta Strauss. Luego fue desplazada por las innumerables novedades de los meses siguientes, durante los cuales Josef Strauss defendió a solas la posición de la orquesta en la vida musical vienesa.

7 Lock-Polka (Polka del señuelo) (francesa), op. 233

El 5 de enero de 1868, Josef Strauss, en calidad de director de la orquesta Strauss, presentó su nueva Lock-Polka en las Blumensäle de la Sociedad de Jardineros, en la Ringstrasse, para esa fecha casi terminada, enfrente del palacio Coburg. Los salones se encontraban ya festivamente decorados para el Carnaval y, en este espléndido marco, la pequeña polka se destacó, trayendo un toque de primavera y de cantos de pájaros a la fría noche invernal. El público, que abarrotó los salones, aplaudió con gran entusiasmo. ‘Pepi’ Strauss debe haber apreciado mucho su Lock-Polka, ya que la obra no sólo permaneció en el programa durante toda la temporada de Carnaval, sino que se presentó también al público ruso durante el debut de los hermanos Johann y Josef Strauss, al comenzar la temporada del verano de 1868 en Pavlovsk, cerca de San Petersburgo. Esta graciosa polka, con sus vivaces motivos, contribuyó en gran medida a la entusiasta recepción no sólo del "viejo favorito" Johann, sino también de Josef Strauss, por parte de los invitados que llenaron el Vauxhall de Pavlovsk.

8 Die Zufälligen. (Los coincidentes) Vals, op. 85

Josef Strauss compuso el vals Die Zufälligen para el carnaval de 1860. Se mencionó por vez primera en las invitaciones al baile de beneficencia de los hermanos Johann y Josef Strauss, el 13 de febrero de 1860 en la Sofiensaal, como tercera novedad de Josef Strauss. El estreno pudo ya haber tenido lugar durante la primera mitad de este carnaval, probablemente también en la Sofiensaal. El título puede interpretarse de dos maneras. O bien Josef Strauss quería crear una pieza que fuera contraparte del vals Die Extravaganten, op. 205 de su hermano, que también se ejecutó por primera vez en el carnaval de 1858, o bien fue una composición destinada a los "bailes Papageno", que en aquellos tiempos se celebraron en la Sofiensaal, y para los cuales Josef tenía que dirigir la música. En estos bailes se distribuían a los caballeros pequeños silbatos, tales como los que usaba el pajarero Papageno en la ópera La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart. Estos pequeños silbatos eran silentes, excepto uno. Quien lograra hacer sonar su silbato a la manera de Papageno, recibía un premio. Era —de acuerdo con un contemporáneo– muy divertido ver cómo se hinchaban los carrillos de los asistentes al baile, mientras soplaban para obtener el premio. Pero sólo uno tenía el silbato correcto.

Die Zufälligen recibió un muy bien merecido y cálido aplauso, y todavía era popular cuando salió impreso en el verano de 1860, en la editorial de Haslinger.

9 Elfen-Polka (Polka de los elfos), op. 74

Como consecuencia de la derrota de las tropas austríacas en los campos de batalla del Norte de Italia, los vieneses mostraron poco interés en los conciertos y las obras de teatro. El 2 de julio, el propietario del popular casino de Hernals, Franz Unger, celebró una fiesta en honor de Santa Ana, bajo el lema: "Mantengamos la alegría en tiempos difíciles," el cual, dicho sea de paso, había sido ya utilizado por Johann Strauss, padre, como título de un vals (op. 48) muy popular en el año de 1831. Josef Strauss presentó en esta ocasión su vals Stimmen aus der Zeit, que no llegó a publicarse y probablemente haya desaparecido, como pieza central de su concierto, además de la pequeña, pero muy ingeniosa, Polka de los elfos como novedad. La obra, un grácil recuerdo del festival de Santa Ana de 1859 en el suburbio de Hernals, podía encontrarse siempre en los programas de otros eventos de ese verano.

0 Flinserln. Waltz (Vals de las lentejuelas), op. 5

Durante el verano de 1855, Josef Strauss tuvo otra vez que sustituir a su hermano Johann, porque se necesitaba un nuevo vals para la festividad de la iglesia de Hernals, que se celebraría en el casino de Unger. En agosto de 1853, Johann Strauss se hospedó en Bad Neuhaus para someterse a una cura y, en el verano de 1855, fue a recuperarse en Bad Gastein. En este momento quedó claro desde el comienzo, que el vals de Josef Strauss con el significativo título Los primeros y los últimos, ejecutado en 1853, no sería ni su primera, ni su última composición. Finalmente se reconoció a ‘Pepi’ como a un igual en la "industria de los valses" de la familia Strauss. Por esta razón, estrenó su vals Flinserln, compuesto especialmente para esa noche, junto con la nueva polka Mille Fleurs (que más tarde apareció como op. 4) en el casino de Unger, el 27 de agosto de 1855, como parte del festival de la iglesia de Hernals.

Según lo requería la tradición establecida por Johann Strauss, padre, la novedad para el festival de la iglesia de Hernals tenía que ser un vals al estilo Ländler, definiendo su carácter populares motivos vieneses. Es admirable la rapidez con que Josef Strauss, quien en 1849 aún escribiera ambiciosas composiciones para piano al estilo de Frédéric Chopin y de Franz Liszt, se orientó en el género de la música vienesa.

El título de Flinserln también provenía del dialecto hablado en Viena y sus alrededores, y se refiere a las lentejuelas usadas en los vestuarios de teatro. Sin embargo, existían también fuera del escenario: primeramente, los Fiaker, los cocheros, y luego, los elegantes ‘caballeros’ de los suburbios, las llevaban en los lóbulos de las orejas. Estaban de moda durante los años cincuenta del siglo XIX en Viena. Esta moda desapareció más tarde, pero puede encontrarse ocasionalmente aún hoy en día.

El vals no sólo gozó de inmediata aceptación entre los que llevaban lentejuelas, sino que también obtuvo un fuerte aplauso por parte de todos los bailarines durante el festival de la iglesia de Hernals en 1855, y tuvo que repetirse al día siguiente, el 2 de septiembre de 1855. Días después, el Theater-Zeitung presentó un reportaje sobre las actividades de Johann y Josef Strauss. En este artículo se mencionaron las nuevas composiciones de Josef (entre ellas, Flinserln) como "productos de una musa que hallaron la más rotunda y entusiasta aceptación en cada interpretación". La sugerencia del editor de que "sería conveniente que estas creaciones musicales, en las que abundan las melodías originales y atrevidas, fuesen publicadas en forma impresa" no se siguió de inmediato. No fue sino hasta el 1o de febrero de 1856 que apareció un anuncio en la Wiener Zeitung en el que se comunicaba que las obras 1 a 9 de Josef Strauss habían sido publicadas por la editorial de C.A. Spina.

! Sofien-Quadrille, op. 137

El 13 de mayo de 1863 apareció un anuncio en la gaceta oficial Wiener Zeitung en los términos siguientes: "Se inauguran los locales completamente remozados del Volksgarten, diseñados con la máxima elegancia. Gran festividad en honor del onomástico de Su Real e Imperial Alteza, la archiduquesa Sofie, así como la celebración del cumpleaños de Su Real e Imperial Alteza, el archiduque Ludwig Victor. — En esta ocasión, por primera vez: Sophien-Quadrille y Victor-Marsch [op. 138], de Josef Strauss".

De un reportaje publicado en el periódico Theater-Zeitung el 15 de mayo de 1863, se confirma que de hecho se inauguraron los locales, y que su decoración fue alabada por el reportero. No se mencionaron las presentaciones musicales. Las obras citadas en la Wiener Zeitung ya serían conocidas el 13 de mayo, dado que el onomástico de Sofie era el 15 de mayo, fecha en que también se celebraba el cumpleaños del archiduque Ludwig Victor (1842-1919). La edición para piano de la Sofien-Quadrille lleva la siguiente dedicatoria: "Para la máxima celebración del onomástico de Su Real e Imperial Alteza, la archiduquesa Sofie".

Josef Strauss tenía mucho que agradecer a la no muy popular madre del emperador Francisco José, la austerísima archiduquesa Sofie Friederike (1805-1872), ya que, gracias a su invitación, pudo dar conciertos repetidamente en el palacio de Schönbrunn. La archiduquesa no participó en la festividad del 15 de mayo de 1863 en el Volksgarten. Su presencia seguramente se habría mencionado en el reportaje de la Theater-Zeitung. Quizás fuera ésta la razón por la cual la Sofien-Quadrille no se ejecutó aquel día. En los apuntes del compositor Josef Strauss y los del trompa Franz Sabay, se menciona otra festividad en el Volksgarten como ocasión del estreno, el 12 de junio de 1863. Sólo después de esta fecha apareció la Sofien-Quadrille en los programas de la orquesta Strauss. En la edición para piano se agregó al título la frase según motivos populares, y el anuncio de otro concierto, la frase según motivos populares de Offenbach aclaró aún más la composición de la cuadrilla.

Franz Mailer

Translated by: Dr. Luis de la Vega, Professional Translating Services, Miami, Florida, U.S.A.

Phone: (305) 371-7887 • Fax: (305) 381-9824


Close the window