About this Recording
8.225161 - WORLAND: Tres Senoritas / Shopping Spree
English  French  German  Spanish 

Bill Worland (nacido en 1921)
Obras orquestales

 

"Música ligera es aquella en que la melodía es más importante que lo que se hace con ella." Esta definición se debe a Andrew Gold, jefe de la unidad de música ligera de la BBC de 1965 a 1969. El énfasis en el género se efectúa en verdad sobre la melodía, con armonîas normales y tonalidades familiares. Muchas obras son cortas y, précticamente todas, no vocales. Y podría añadirse que fáciles de escuchar. Sin embargo, se trata de un género creciente, desafortunada e injustamente desatendido desde finales de los cincuenta, a menudo con la etiqueta de una "pobre relación" con el mundo de la música. La situación se agravó cuando la BBC eliminó varios programas de música ligera (como Morning Melody, Invitation to Music Breakfast Special y Roundabout), la tendencia de los productores a perseverar en el repertorio bien conocido y la desaparición de las orquestas regionales de la BBC.

Todo esto tuvo el efecto de un mazazo, al tiempo que una total falta de interés en la música ligera de los editores y las compañías de discos y en particular el olvido de la música de los compositores vivos. Ernest Tomlinson, compositor, arreglista, director y presidente de la Corporación de Compositores y de la Sociedad de Música Ligera ha luchado, junta con otros devotos - incluyéndole seguramente a usted-, sin descanso por un trato justo, pero sin lograrlo.

En marzo de 1975, recibí una carta de lain Sutherland (quien había abandonado la BBC para trabajar par libre) describiendo la situación coma "área de desastre". En consecuencia, la Sociedad de Música Ligera estaba apolillada, par así decirlo. La carta de lain acababa "te deseo buena suerte en tu búsqueda". Se refería a mi persistencia tenaz, componiendo aún, todavía buscando interpretaciones, en lo que sin duda era una situación sombría y desesperada. En una reseña de mi autobiografía, Fumble Four Bars In, Ernest Tomlinson escribió: "La mayoría de los compositores renuncia a cualquier idea de tratar de luchar contra el sistema, pero Bill debe ser ensalzado por su persistencia." ¡Persistencia en verdad, pero no sólo de mi parte!

Tengo una cinta de una retransmisión de Radio 4 de abril de 1996, en la que Ernest Tomlinson describe una grabación de un CD de música ligera de la Orquesta Sinfónica de la Radio Checa. A pesar del rótulo "sinfónica", la orquesta adoraba el material que estaba grabando. La música es la música, no importa cómo se intente clasificarla.

Al mismo tiempo, Marco Polo ha empezado recientemente a editar su serie British Light Music y otras compañías estaban prestas a unirse a la idea. Aunque era estupendo contemplar cómo avanzaba el renacimiento de la música ligera, la cara oculta era que todos los grandes nombres en el negocio tocaban sobre seguro -interpretando de hecho Memory Lane. Muchas de las obras grabadas pertenecían a tiempos pasados y la música ligera contemporánea no estaba casi representada. Incluso los compositores con obras escritas en los primeros años de la postguerra han sido desatendidos. Me encantan muchas de estas piezas del pasado -he crecido con ellas-, pero ¿qué hay de los compositores vivos? Encuentro apropiado citar aquí a Arthur Honegger: "El público no quiere música nueva; lo principal que le pide a un compositor es que esté muerto."

Todos tenemos afecto y respeto por otras formas de arte pasadas, pero no nos hemos atascado en las novelas de Dickens y Austen, en los paisajes de Turner y la nostalgia por la era de la orquesta de baile. El tiempo y las modas han cambiado. Entonces, ¿por qué esa pegajosa obstinación al pasado por lo que respecta a la nueva música ligera? Las piezas a lo "Memory Lane" se asentaron en el apogeo de la radio, teatros, salas de conciertos, albergues a la orilla del mar y casetas de orquestinas durante una época musicalmente mucho más equilibrada. Los compositores de hoy están a merced del sistema y en este mundo efímero y de rápidos movimientos tecnológicos son casi totalmente dependientes de las grabaciones como medio para conseguir acceso a su público.

Las palabras de Honegger no sólo me determinan más que nunca a aportar on permanente aliento vital a mis obras por medio de las grabaciones; también llegaron a ser el catalizador para una canción, "Melodies of Mine" (Melodías mías).

Ernest Tomlinson sacó a la Sociedad de Música de Ligera de so anquilosamiento en 1996. Fue un saludable y animado renacimiento, con la sociedad ganando en influencia y talla y con un rápido aumento de miembros. Gracias a Ernest y a Naxos y Marco Polo, este disco presenta algunas de estas "Melodies of Mine". Son diferentes, si no únicas, en que fueron creadas (sin un resto de la época ida que antes he mencionado) en desafío a un sobrecargado clima pop dorante un período de más de cuatro decenios y cubriendo una gran variedad de estilos, ritmos y sabores que estimo resumen el ancho espectro del género.

Escrita en 1956, Shopping Spree fue radiada por primers vez en un programa de BBC Breakfast Special y se comentó que era "muy a lo Bob Farnon". Fue usada como música de fondo de la película británica We Think the World of You.

La suite española Tres señoritas se inspira en una pintora popular de los años sesenta que representa a tres "damas españolas" colocadas en un patio. Los tres movimientos de la suite caracterizan a cada una de las damas en cuestión, Miguela, Carlotta y Conchita. El tango Carlotta se abrió camino años después en la película británica Under Suspicion.

Rhapsodie Tristesse fue compuesta en los años cincuenta y como so título sugiere es un tema algo triste, escrita al mismo tiempo que la muerte de mi gurú musical, con quien estove asociado durante cerca de treinta años.

Brighton Belle se inspira en el famoso tren del mismo nombre, que con su lujoso interior victoriano era adorada por muchos famosos que viajaban hasta Brighton. ¿Dónde se encuentra ahora? ¿Pudriéndose en un apartadero?

Gran cantidad de melodías instrumentales de música latinoamericana podría ser calificada como "ligera". Latin Lover es el primer movimiento, rápido y apasionado, de la suite Lightly Latin, y fue escrito en los años cincuenta. Los movimientos siguientes, escritos en el período 1965-86, incluyen Pepita, concebido originalmente como una canción; Happy Hacienda, Bossa Romantica y Sombrero. Gaucho traza una pintura, a ritmo de beguine, de un vaquero sudamericano, completo con su guitarra española y a horcajadas sobre una mula, con la luna, las estrellas y la hierba de las pampas coma fondo.

El tema repetitivo de siete notas de Leeds Castle proporciona música a la lírica descripción de Lord Conway, "el castillo más adorable del mundo". Probablemente es también único en que todavía está intacto, no tiene ninguno de los consabidos pasados históricos de "sangre y trueno", y se alza al borde de un lago rodeado por hectáreas del ondulado campo de Kent.

To Eleanor es un homenaje musical inspirado por una emocionante historia de amor. Está dedicado a la reina Eleanor de Castilla, España, quien curó a su marido el rey Eduardo I y consiguió que recuperase la salud de sus heridas casi fatales en la cruzadas.

Dreaming Spires describe esa ciudad encantadora, Oxford, con sus muchas iglesias y capillas. Toma el nombre de una cita de Matthew Arnold (1822-1888), quien ocupó el cargo de profesor de poesía en la Universidad de Oxford de 1857 a 1867.

Millennium - A Celebration March (para el 1 de enero de 2001) es una marcha con una pequeña diferencia, pues incorpora un espíritu para un verdadero año nuevo y milenio con el repicar del Big Ben y el campaneo de las iglesias.

Como Ernest Tomlinson, tengo la costumbre de convertir algo empezado como una canción en una pieza instrumental – It's Spring Again es una de estas piezas.

Al preparar la música para este disco, me encontré varios manuscritos viejos. Uno de estos databa de 1973 y estaba encabezado "March with a Scottish flavour - ¿título?". Algunos acontecimientos e influencias alentaron el desarrollo del tema de dieciséis compases existente hasta una mini-suite consistente en una marcha, un vacilante e idílico adagio (By the Loch). La tinta apenas estaba seca cuando se interpretó por la excelente Orquesta RTÉ para este disco. El título, Scottish Power, no tiene nada que ver con la compañía de ese nombre. Es una dedicatoria a una muchachita escocesa a la que conozco bien, con la que hubo una atracción tan magnética y cuyo nombre de soltera era Power.

In the Shadow of Vesuvius es una estancia napolitana, pintando el volcán siempre amenazante, el amanecer sobre la bahía de Nápoles y la vida tumultuosa de la ciudad. Una animada tarantella pinta la fiesta y como Italia parece abundante en fiestas, el movimiento se repite. Las mandolinas nos transportan al tema "luces de la bahía" -la bahía de Nápoles, un resplandeciente espectáculo nocturno, seguido por un evocativo finale, "Say Goodbye", con las mandolinas todavía repiqueteando en nuestros oídos.

El asunto italiano regresa en la pieza Amaro Dolce, con sus dos melodías contrastadas ilustrando un agridulce romance italiano.

Bill Worland
Versión española: Enrique Martínez Miura

 

 


Close the window