About this Recording
8.553099 - SCHUBERT: Piano Sonatas, D. 845 and D. 568
English  French  German  Spanish 

8

Franz Schubert (1797-1828)

Sonata para piano en la menor, Op. 42, D. 845

Sonata para piano en Mi bemol mayor, Op. 122, D. 568

Franz Schubert nació en Viena en 1797, hijo de un maestro de escuela, y pasó la mayor parte de su corta vida en la ciudad. Sus padres se habían establecido en Viena, trasladándose su padre en 1783 desde Moravia para unirse a su hermano maestro en una escuela del suburbio de Leopoldstadt y casándose en 1785 con una mujer que procedía de Silesia y le iba a dar catorce hijos. Franz Schubert sería el duodécimo de estos y el cuarto que sobreviviría a la infancia. Comenzó a estudiar el piano a los cinco años, con la ayuda de su hermano Ignaz, doce años mayor que él, y tres años después comenzó a aprender a tocar el violín, mientras era corista de la iglesia de Liechtental. Con la recomendación de Salieri, solicitó ingresar en la Capilla Imperial, en la que fue aceptado en octubre de 1808, en calidad de corista al que se le permitía estudiar en el Akademisches Gymnasium, sito en el Stadtkonvikt, garantizada así su educación futura.

Durante sus años escolares, Schubert entabló amistades que mantendría el resto de su vida. Tras el cambio de voz en 1812, se le ofreció -como estaba previsto- una beca que le permitiría proseguir su educación general, pero prefirió prepararse como maestro de escuela primaria, mientras dedicaba más tiempo a la música y en particular a la composición, arte al que ya estaba realizando una contribución prolífica. En 1815, pudo unirse a su padre como maestro ayudante, pero no mostró una gran aptitud o gusto por el trabajo. A cambio, pudo proseguir las antiguas amistades que había iniciado en la escuela y hacer nuevos conocimientos. Su encuentro con Franz von Schober en 1816 le permitió aceptar una invitación para vivir en la casa de éste, un acuerdo que le liberó de la necesidad de mantener su residencia en la escuela. En agosto de 1817, regresó de nuevo a la casa paterna, cuando el espacio fue precisado por Schober para su agonizante hermano y retomó momentáneamente su puesto en la escuela. El siguiente verano lo pasó parcialmente en Zseliz, Hungría, como profesor de música de las dos hijas del conde Johann Karl Esterházy von Galánta, antes de volver a Viena para instalarse con un nuevo amigo, el poeta Johann Mayrhofer, convivencia que continuaría hasta fines de 1820, tras la cual Schubert pasó algunos meses viviendo solo, capaz ya por entonces de reunir el suficiente dinero.

En este período de su vida parecía que Schubert estaba en el límite de un sólido éxito como compositor y músico. Gracias a sus amigos y en particular al viejo cantante Johann Michael Vogl, un amigo del colegio de Süssmayer -el discípulo de Mozart-, Leopold von Sonnleithner, y otros, su música había ido ganándose un público. Colaboró con Schober en una nueva ópera, luego rechazada por la Ópera de la Corte, pero en otros aspectos su nombre empezaba a ser conocido como compositor más allá de su círculo inmediato. Se instaló de nuevo con los Schober en 1822 y 1823 y en esta época fue cuando su salud empezó a deteriorarse, al contraer una infección venérea que era entonces incurable. Esta enfermedad ensombreció los años restantes de su vida y fue la causa de su temprana muerte. Fue una consecuencia directa de la vida disoluta en la que Schober le había introducido y que durante un tiempo le apartó de sus antiguos amigos. Los años posteriores trajeron regresos intermitentes a la casa paterna, desde 1818 en el suburbio de Rossau, y la prolongación de una vida social que a menudo se centraba en sus propios logros musicales e intensa actividad como compositor. En febrero de 1828, se dio en Viena el primer concierto público con su música, una empresa que se demostró económicamente exitosa, y pudo así pasar el verano con varios amigos, Schober incluido, antes de trasladarse, en septiembre, al suburbio de Wieden, donde permaneció con su hermano Ferdinand, en la esperanza de una mejoría de la salud. Las actividades sociales continuaron, lo que sugiere que no estaba al tanto de la inminencia de su muerte, pero a finales de octubre se indispuso durante una cena y en los días inmediatos empeoró. Murió el 19 de noviembre.

Durante los años finales de Schubert los editores comenzaron a mostrar interés en su obra. Cumplió encargos para el teatro y deleitó a sus amigos con canciones, piezas para piano y música de cámara. Fue con las canciones, sobre todo, con lo que Schubert ganó una reputación duradera por hacer una contribución tan notable por la cantidad como por la calidad, con música para poemas de autores mayores y menores, reflejo de los intereses literarios del período. Su talento para la invención de una melodía cantable se percibe en la mayor parte de lo que escribió.

En la primavera de 1825, Schubert volvió a la sonata para piano. Una de las sonatas que empezó en esa época, la Sonata en Do mayor, D. 840, quedó incompleta, a causa de problemas con el último movimiento. Fue publicada en 1861, con el título adicional de Reliquia. El período era difícil; se habían producido disputas entre los amigos de Schubert, debido al compromiso secreto de Schober con la hermana de uno de ellos, y su propia salud estaba delicada, pero, tras pasar los primeros meses del año en casa, se trasladó en febrero para instalarse cerca de la casa de su amigo el artista Moritz von Schwind. La Sonata en la menor, D. 845, fue acabada en ese momento, antes de la excursión a Steyr con Vogl en mayo. La obra se editó en 1826 como Opus 42, con una dedicatoria al discípulo y patrón de Beethoven, el archiduque Rodolfo, cardenal arzobispo de Olmütz. El primer movimiento se inicia con un tema que adquiere mayor importancia en el desarrollo central. Hay un segundo tema en Do mayor y una breve modulación a do menor previa al final de la exposición. El desarrollo explora otras tonalidades antes de la recapitulación final. El movimiento lento en Do mayor es una serie de cinco variaciones, con la rápida figuración de la segunda que lleva a una dramática tercera variación en do menor y una rápida cuarta en tresillos en La bemol mayor. La tonalidad original regresa con una versión final del tema más dulce a ritmo en tresillos. El Scherzo enmarca un Trío en Fa mayor y le sigue un enérgico Rondó.

La Sonata en la menor fue editada como Première grande Sonate, con la Sonata en Re mayor de agosto de 1825 publicada en 1826 como Seconde grande Sonate. Se piensa ahora que la Sonata en Mi bemol mayor, D. 568, revisión de la inacabada Sonata en Re bemol mayor de 1817, puede identificarse como la destinada a ser tercera de esta serie, revisada con tal propósito en 1826, para que fuera seguida por la Sonata en Sol mayor, D. 894, como cuarta. La Sonata en Mi bemol mayor fue publicada póstumamente en 1829 como Opus 122. El material temático aporta la base de un primer movimiento generalmente amable que contiene momentos dramáticos en su desarrollo central. El movimiento lento en sol menor tiene una segunda sección de creciente apasionamiento, retornando ambas secciones con una forma más elaborada. Sigue un Menuetto con un Trío concordante en La bemol mayor y ritmo con puntillo, que lleva al Allegro moderato final, un movimiento con la forma de sonata y un segundo tema en si bemol menor, modulante a mayor en la sección de cierre de la exposición. El desarrollo, como siempre en estas sonatas, aporta toques de Beethoven, antes del regreso de los temas en una recapitulación variada.

Keith Anderson

(Versión española: Enrique Martínez Miura)


Close the window