About this Recording
8.555245 - JANACEK: Danube / Moravian Dances / Suite Op. 3
English  French  Spanish 

Leo‰ Janáãek (1854-1928)

El Danubio • Schluck und Jau • Danzas moravas • Suite, Op. 3

No fue hasta que tuvo 62 años cuando Janáãek alcanzó una reputación considerable fuera de su Moravia natal. En 1916, sin embargo, la interpretación de su ópera JenÛfa en la Ópera Nacional de Praga conoció un éxito inmediato, animándolo a prestar durante sus últimos doce años una renovada atención a la ópera, una forma que afrontó por primera vez treinta años antes, aunque la primera ópera, ·árka, no se interpretó hasta 1925.

Leo‰ Janáãek nació en Hukvaldy, en Moravia, en 1854, y fue el quinto de los nueve niños de un profesor de música de pueblo. Su educación a partir de los once años tuvo lugar en la escuela coral del monasterio agustino de Brno y se vio seguida de su formación como profesor. Durante sus años de prueba dirigió el coro del monasterio de Brno y una sociedad coral de trabajadores, y tras un año de estudio en la Escuela de Órgano de Praga, de la que DvoÞák había sido alumno trece años antes, regresó a Brno, ampliando su trabajo con sociedades corales y como un compositor principiante. Más tarde amplió sus estudios en Leipzig y en Viena, renunciando a los sueños de estudiar con Saint-Saëns en París o con Rubinstein en San Petersburgo. En 1880 regresó a Brno como un profesor de música plenamente cualificado en el Instituto de Profesores, casándose, al año siguiente, con la hija de quince años del director del Instituto. De lo que parecía inicialmente una pareja poco idónea nacerían dos hijos: una hija, Olga, que murió en 1902 a los veinte años, y un hijo, Vladimir, que murió a los dos años en 1890. En Brno, Janáãek creó una escuela de órgano, que prosperó bajo su dirección, para convertirse, en 1919, en parte del Conservatorio de Brno. Participó activamente en la recopilación y publicación de música folklórica y se dedicó también a la composición, disfrutando de una estima considerable como director de la principal escuela de música de Moravia.

Fue la interpretación de la ópera de Janáãek JenÛfa en Praga la que trajo consigo un cambio repentino. Se sucedieron producciones de la ópera en Viena, Berlín y en otras ciudades de Alemania, y ahora contaba ya con buenas razones para desviar su atención hacia ulteriores composiciones para el teatro. Siguieron La excursión del Sr Brouãek, Kát’a Kabanová, La zorrita astuta, El caso Makropoulos y, en el año de su muerte, 1928, una ópera basada en Dostoyevsky, Desde la casa de los muertos.

Estilísticamente, Janáãek se vio fuertemente influido por la música y por la lengua de su provincia natal. Su música es a menudo de un contenido programático, como sucede, por ejemplo, en los dos cuartetos de cuerda, el primero una versión musical del relato de Tolstoy La Sonata a Kreutzer, y el segundo, el conocido como Cartas íntimas, basado en la correspondencia con su amada Kamila Stösslová, una mujer joven casada de la que se encaprichó en la década final de su vida. Su lenguaje musical está lleno de contrastes, es a veces caprichoso y siempre extraordinariamente idiosincrático.

En marzo de1923, Janáãek visitó Bratislava para oír el estreno de su ópera Kát’a Kabanová. Fue durante los días que pasó en la capital de Eslovaquia cuando decidió escribir un poema sinfónico sobre el Danubio, un río que él consideraba como eslavo, ya que atravesaba cuatro estados eslavos. Para un proyecto de este tipo, Smetana había aportado un precedente en su Vltava, que enlazaba episodios de la historia de su país. Janáãek, sin embargo, habría de tratar el tema de su propio modo idiosincrático, representando el Danubio, según su discípulo Osvald Chlubna, como una mujer con todas sus pasiones e instintos. Tras la muerte de Janáãek en 1928 se encontraron los bocetos para cuatro movimientos de lo que podría haber sido concebido como un poema sinfónico en cinco movimientos, y éstos fueron arreglados más tarde por Osvald Chlubna, que había estudiado con Janáãek in Brno, y hasta ahora se han conocido en esta versión. La presente grabación regresa a los esbozos originales, orquestados, de la obra, transcritos y ajustados, donde ha sido necesario, por Leo‰ Faltus, Milan ·tûdroÀ y Otakar Trhlik. El primer movimiento se basa en el poema Lola de Alexander Insarov, el relato de una prostituta que pasa de una vida de placer y alegría a una búsqueda de su palacio perdido, acabando sus días en la indigencia, hambrienta y pasando frío. A esto Janáãek añadió su propia conclusión, con Lola arrojándose y ahogándose en el río. El segundo movimiento, posiblemente el primero que vio la luz, toma como su fuente un poema: La muchacha ahogada, de Pavla KÞíÏková. Aquí de nuevo una joven muchacha, observada por un extraño muchacho mientras se baña, se arroja al río y se ahoga. Como sucede tan a menudo en la música de Janáãek, los perfiles melódicos vienen sugeridos por la entonación y el ritmo de las palabras, y el motivo de la viola, imitado por un instrumento tras otro, es una plasmación precisa del verso: "Pero había pasado una hora desde que él la vio." Sigue un movimiento de scherzo, quizás una representación de Viena, que introduce una vocalise para soprano. Luego llega un trágico e intenso cuarto movimiento, el motivo del ahogamiento que ya se había oído en el segundo movimiento y que ahora reaparece en una versión de clarinete, señalando la desesperación final de Lola antes de la abruptamente dramática conclusión.

En mayo de 1928, Janáãek fue invitado por el director del Teatro Renacimiento de Berlín, Gustav Hartung, a que escribiera la música incidental para la obra Schluck und Jau de Gerhardt Hauptmann para una producción de un festival veraniego en el Castillo de Heidelberg. La obra de Hauptmann, escrita en 1898, se basaba en la Introducción de La fierecilla domada de Shakespeare, en la que el hojalatero borracho Christopher Sly resulta engañado al creerse un señor, mientras que su vida anterior había sido sólo un acceso de locura. En Schluck und Jau, el vagabundo Jau, sumido en un sopor etílico, se viste como un duque para recibir los honores debidos cuando se levanta, mientras que a su compañero lo inducen a vestirse como su duquesa para la diversión del Duque y la Duquesa verdaderos. Hauptmann describió la obra como un Scherzspiel in sechs Vorgängen, y esos seis acontecimientos representan una considerable expansión del breve prólogo de Shakespeare.

Janáãek no se mostró muy entusiasta ante el trabajo que había de realizar. Se quejó de que lo habían avisado con muy poco tiempo y encontró muchos elementos criticables en la propia obra. Sin embargo, finalmente, parece, se sintió atraído por el personaje de Jau, completando primero la escena en la que Jau se despierta como un duque, el segundo de los dos extractos incluidos en esta grabación. Vieron la luz cuatro piezas de lo que estaba concebido para ser una obra mucho más extensa, con música que incluiría interludios y acompañamiento para cantantes. De éstos, el segundo incluía fanfarrias probablemente para su uso en varios momentos de la obra, mientras que el cuarto no es más que un breve fragmento. Parece probable que la primera pieza, marcada Andante, fuera concebida como una introducción, con una sugerencia en su comienzo de la trompa del cazador. La producción de Hartung de Schluck und Jau, que contaba con la cooperación del dramaturgo, utilizó finalmente música arreglada a partir de las obras de Smetana.

Janáãek tenía un interés desmedido por la música folklórica de su Moravia natal, en la que estaba considerado como una gran autoridad. Su interés se manifestó en ediciones de música folklórica morava y en una serie de arreglos de canciones y danzas. Las cinco danzas, que se abren con una KoÏich, una danza de abrigo de piel, son características por su perfil melódico y por el ritmo de la música del este de Moravia.

La Suite para orquesta, Op. 3 de Janáãek, quedó completada en enero de 1891, pero no se interpretó hasta la muerte del compositor, en septiembre de 1928. En la época de su composición, Janáãek estaba trabajando en su ópera El comienzo de un romance, que se estrenó en Brno en 1894, pero fue destruida en parte más tarde por el compositor. La Suite, que originalmente tenía el título de Pieza para orquesta, se vale de material temático de la ópera. El primero de los cuatro movimientos utiliza tres de estos temas de El comienzo de un romance, con el segundo de ellos, un Adagio, utilizando una melodía característicamente morava que reaparece en algunas de sus otras composiciones. El tercer movimiento es una versión expandida de una de sus Danzas lachianas, y la última es una danza de desfile morava.

Keith Anderson

Traducción: Luis Gago


Close the window