About this Recording
8.555773 - FINNISH ORCHESTRAL FAVOURITES
English  French  German  Spanish 

Piezas orquestales finlandesas predilectas

No hay duda de que el más famoso de todos los compositores finlandeses es Jean Sibelius (1865-1957), un sinfonista magistral que capturó el espíritu y la historia de su propio país en una serie de sinfonías, poemas sinfónicos y otras obras. Finlandia, en concreto, se convirtió en un símbolo de la lucha del país por la independencia, una causa en la que Sibelius se vio íntimamente involucrado. Vio la luz en 1899 como parte de la música para la celebración de las pensiones de la prensa de aquel año, un hecho que habría de transformarse en una manifestación patriótica contra el poder ruso. Valse triste, que adquirió una gran popularidad en diversos arreglos pero dio poco dinero al compositor, fue escrita en 1903 para acompañar una escena mortuoria en una obra teatral de Arvid Järnefelt, el cuñado de Sibelius.

Leevi Madetoja (1887-1947) fue discípulo de Sibelius en Helsinki y más tarde de Vincent d’Indy en París y Robert Fuchs en Viena. Desarrolló una carrera como director, profesor, crítico y compositor, y adquirió un éxito especial con su ópera Pohjalaisia (Los ostrobonios), compuesta en 1923, representada en 1935 y considerada generalmente como la primera contribución significativa al género. Su Elegía para cuerda forma parte de su Suite sinfónica, op. 4, de 1910.

Nacido en la década anterior, Erkki Melartin (1875-1937) estudió en Helsinki y con Fuchs en Viena, ampliando después su educación con posteriores viajes y estudios antes de regresar a Finlandia, donde pasó varios años como director del Instituto de Música de Helsinki. Como Madetoja, pertenece a la generación de compositores nacionalistas posteriores a Sibelius. Prolífico como compositor tanto de música más ligera como más seria, es ampliamente recordado por su popular Marcha Festiva, que se escucha en numerosas bodas finlandesas y que está tomada de la música incidental de Melartin para la obra Prinsessa Ruusunea (La bella durmiente). La Marcha nupcial de Toivo Kuula (1883-1918), cuya prometedora carrera como el compositor más destacado de la generación posterior a Sibelius se vio truncada por su muerte tras la Guerra Civil finlandesa, disfruta de una popularidad similar.

Armas Järnefelt (1869-1958), otro cuñado de Sibelius -miembro de una familia de un gran talento y simpatías fuertemente nacionalistas-, estudió con Martin Wegelius y Ferruccio Busoni en Helsinki, en Berlín y más tarde en París con Massenet. Durante varios años fue director musical de la Ópera Real de Estocolmo, mientras que como compositor es recordado especialmente por su Praeludium y Berceuse, cuya popularidad ha eclipsado a otras obras suyas.

Oskar Merikanto (1868-1924) desempeñó un importante papel en la vida musical finlandesa. Sus numerosas piezas para piano disfrutaron de popularidad en su país junto con sus muchas canciones y realizó una importante contribución al desarrollo de la música religiosa en Finlandia y a la vida operística. Su Romance y Valse lente han sido orquestados para la presente grabación por Jorma Panula.

La reputación de Heino Kaski (1885-1957) depende en gran medida de su música para piano y una de sus piezas más conocidas es su Preludio en Sol bemol mayor, que arregló también para orquesta. Un compositor de otro tipo es Heikki Aaltoila (1905-1992), que escribió música para 150 obras teatrales y más de 75 películas. Su obra más conocida es su Vals nupcial de Akseli y Elina, escrito para la película Aquí, bajo la estrella polar, de Edvin Laine. Más conocida incluso en Finlandia debe de ser la Oración finlandesa de Taneli Kusisto (1905-1988), que pone música a un texto de Uuno Kailas, orquestada aquí por Jorma Panula.

Einojuhani Rautavaara (1928-) pertenece a una generación más joven. Fue alumno de Merikanto en Helsinki y más tarde de Vincent Persichetti, Aaron Copland y Roger Sessions en América, prosiguiendo su formación en Ascona con Wladimir Vogel y en Colonia con Rudolf Petzold. Ha permanecido abierto a una gama muy amplia de influencias contemporáneas. Violinistas, op. 1 fue escrita en 1952 y toma como punto de partida material folklórico.

De una generación muy anterior, Uuno Klami (1900-1961) representa también un alejamiento del nacionalismo romántico hacia un mayor espectro de influencias, creando una síntesis entre material temático finlandés e influencias estilísticas del extranjero. Estudió intermitentemente, según iban permitiéndolo sus recursos económicos, en Helsinki y más tarde pasó un año en París, regresando para demostrar un dominio de la orquestación que reflejaba la influencia de Ravel. Sus Cuadros marinos, de los que se ha incluido aquí el movimiento Nocturno (Canción del vigilante), data de comienzos de los años treinta y es un recordatorio de sus propias memorias del mar, cerca del cual había pasado su infancia.

Aulis Sallinen (1935-) se encuentra entre los más distinguidos compositores finlandeses contemporáneos, destacando tanto por sus óperas como por su contribución a muy diferentes tipos de música. Serenata al amanecer siguió a la ópera Kullervo de Sallinen y está instrumentada para cuerda, dos trompetas y piano. Constituye un retrato de la transición de la oscuridad a la luz y nos transmite un mensaje de optimismo.

Keith Anderson

(basado en notas de Ralf Hermans)

Traducción: Luis Gago


Close the window