About this Recording
8.557911-12 - GINASTERA, A.: Complete Piano and Organ Music
English  Spanish 

Alberto Ginastera (1916–1983)
Obras completas para piano y órgano

 

Molto appassionato para Alberto Ginastera.
90. Aniversario.

“¡¿Cómo es posible sentir nostalgia por un mundo que no conocí?!”
(Che Guevara frente al Machu Pichu)

Me propuse grabar la obra para piano y órgano de Ginastera, por la fascinación que esa música me despierta y el desafío que representa. Por otro lado, como argentino descendiente de italianos, el mensaje de Ginastera no deja de resonar profundamente en mí.

Muchas de las tendencias nacionalistas en la música nacen como una herramienta en el proceso de individualización, independización y autodefinición. Sin duda, esto es más complejo para un compositor de un país o continente nacido de la colonización, donde la nueva población y su rica cultura han sido hijas no sólo de un intercambio fructífero, sino de violaciones, historias violentas, negaciones, engaños y abusos hasta hace pocas décadas atrás. ¿Quién soy?, ¿de qué soy parte?, ¿a quién pertenezco?, ¿qué tradición legitimiza mi trabajo?, ¿cuál es mi cultura?, son algunas de las preguntas con las que se comienza una búsqueda, que termina siendo un dilema muy difícil de resolver, sobre todo cuando se trata de crear y dejar un mensaje de carácter trascendental. Ginastera logró una síntesis contundente con estética muy personal y un mensaje universal, uniendo lo primitivo y lo moderno, la tradición con la vanguardia, lo americano con lo europeo, la destrucción con la creación.

Ginastera dividió su obra en tres etapas estilísticas : nacionalismo objetivo, nacionalismo subjetivo y neoexpresionismo. Se puede distinguir un cambio estético a partir de la composición sinfónica Popol Vuh Op. 44, que marca una cuarta etapa a la que se podría llamar americanismo subjetivo o neo-expresionismo americano.

La interpretación de estos períodos desde una perspectiva estética es bastante simple. Primariamente, desde un contacto directo con la música folklórica argentina, se va alejando de la observación anecdótica, para luego hacerla parte de un lenguaje personal y más complejo, hasta reducirla a la mínima expresión. Finalmente recurre al elemento americano, imponiéndose al lenguaje europeo sin desistir de éste. Es de destacar, que no siempre hay referencia folklórica en su música, sobre todo en la tercera etapa.

Desde una perspectiva psicológica se puede deducir que, después de una apreciación un tanto inocente de la cultura argentina, Ginastera se adentra cada vez más en un mundo histórico complejo, que es su propia historia y que no se limita a la Argentina. Termina descubriendo no sólo a la América mágica, secreta y herida, sino también, a la definición de su propia persona gritando una cultura que no quiere callar.

CD 1: Obras de juventud, del nacionalismo objetivo y transcripciones

Danzas argentinas op. 2 (1937) toman como referencia la chacarera, la zamba y el malambo respectivamente. Es un primer intento de Ginastera de trabajar con elementos folklóricos sin ser una mera transcripción de temas populares. “…compuestas mientras estudiaba en el conservatorio, encontraron gran resonancia : por primera vez un compositor usaba fuentes folklóricas argentinas sin trabajar como un musicólogo o un mero arreglador. Yo estaba y estoy fascinado por lo que se llama folklore imaginario” . (“Gespräch mit Alberto Ginastera”, Luc Terrapon). A pesar de ser una obra temprana, ya tiene elementos muy definidos y procesos compositivos, que quedan como base para obras posteriores.

Aunque hay una elaboración más compleja en Tres piezas op.6 (1939-1940) que en la obra anterior, sorprende el retorno a la influencia de la escuela francesa dejada atrás con el ballet Panambí op. 1. Las tres piezas evocan danzas y canciones de diversos territorios argentinos como a la canción cuyana, a la baguala (con la imitación de la caja chayera en la mano izquierda) y a la huella o chacarera con una milonga a modo de intermezzo. Las líneas melódicas y el ritmo se desarrollan a través de una refinada trama armónica.

El malambo es una danza ejecutada solamente por hombres en verdaderos torneos de destreza del zapateado. Sobre la base armónica típica, Malambo op. 7 (1940) se va generando tensión, incluyendo cada vez más elementos. A modo de sello identificatorio del criollismo argentino, utiliza en la apertura como acorde simbólico, las notas generadas por las cuerdas al aire de la guitarra, y va estar de referencia en muchas de sus obras en los diferentes períodos.

Sin duda el motivo inicial de los 12 Preludios Americanos op. 12 (1944) es derivado del primer Preludio de Chopin, sólo que el carácter y el tratamiento que se hace de ello es substancialmente distinto. El giro de cuartas ascendentes y la melodía sol-la-sol-si bemol o becuadro y su inversión, funcionan a modo de serie a través de todos los preludios, tomada a veces como célula temática y otras, como acordes. Esta obra es el primer acercamiento a un pensamiento más americanista, aunque solo sea por referencia. Hay preludios dedicados a determinadas dificultades pianísticas, otros a danzas y canciones argentinas o modos pentatónicos usados por los indígenas, y otros, a compositores de la época de todo el continente.

En la Suite de danzas criollas op. 15 (1946) la alusión al folklore argentino es indirecta y el esfuerzo por construir una estructura más compleja y de mayor poder expresivo, se hacen notoriamente presentes. El intento por expander la estructura simple de la música folklórica, se percibe no sólo en la última danza, sino en los attacca entre cada movimiento, y, sobre todo, cuando se observa el manuscrito inédito de la primera versión de la suite, donde la primera danza (retirada en la versión final) reaparece hacia el final para dar introducción a la Coda, dándole un carácter cíclico. Estas características convierten a la obra en un eslabón hacia el segundo período compositivo.

Ginastera ya había mostrado el deseo de dedicar una obra para los niños con la composición de las piezas infantiles gestadas en diferentes años. Las Danzas argentinas para los niños quedan inconclusas con el boceto del Moderato y Paisaje ; la Suite de 1934 de Piezas infantiles recibe el primer premio la Asociación Cultural “El Unísono”, denotan la influencia de la escuela francesa y quedan inéditas ; la Suite de 1942 hace referencia directa a canciones infantiles y danzas argentinas. Finalmente el compositor deja a todas sin número de opus. Cabe especular, que el Rondó sobre temas infantiles argentinos op. 19 (1947) es la concreción de esta idea tan buscada y, siguiendo el camino de la Suite de danzas criollas, funde varias canciones en una única forma.

Las transcripciones Milonga (1948?), Pequeña danza (1955), Toccata (1970) responden a distintos intereses. Tanto la Milonga, sobre la Canción para el árbol del olvido op. 3, como la Pequeña danza, basada en una de las piezas del ballet Estancia op.8, fueron realizadas debido al éxito y popularidad que alcanzaron las obras originales. Es otro el caso de la Toccata: “En 1716, Doménico Zípoli fechaba en Roma su Toccata per Organo. […] Parte luego hacia nuestra Córdoba colonial para dar gran solemmnidad a las fiestas reliogiosas mediante la música […]. Uno de los más grandes organistas de todos los tiempos es, pues, el primer compositor que pisa nuestra patria y nos une material y espiritualmente con la vieja Europa […]” (A. Ginastera). Ginastera veía en este dato histórico, un fundamento en la tradición como compositor americano.

CD 2: Las grandes formas

Estructurada en cuatro movimientos, Sonata N° 1 op. 22 (1952) es una de las obras para piano más populares del compositor y la única que se puede ubicar dentro de la estética del nacionalismo subjetivo. En este período, Ginastera resuelve el problema de combinar el elemento nacionalista con la gran forma, haciendo una alusión indirecta al folklore argentino. El Allegro marcato abre con un llamado de terceras ascendentes y un ritmo pregnante, que domina todo el movimiento; incluso el tema secundario deriva de aquél, pero de carácter contrastante, suave y pastoral. El Presto misterioso, es un precedente de los scherzi que compondrá en otras obras. El uso del total cromático, un correr de corcheas pocas veces interrumpidas, en una atmósfera pp y alucinante, se convertirá en una de las especialidades del compositor. En el Adagio molto appassionato, llega a un lirismo y profundidad tal, no alcanzado anteriormente. El Ruvido ed ostinato cierra de manera festiva, combinando los compases de 3/4 y 6/8, típicos del folklore argentino.

Debido al gran éxito que obtuvo la 1a Sonata, recién vuelve a escribir para piano solo 29 años después. La Sonata N° 2 op. 53 (1981) es seguramente una de las obras más importantes y trascendentales para el instrumento, en cuanto al mensaje y la creatividad de las ideas que se presentan. Luego de atravesar el período neo-expresionista, Ginastera emerge de un mundo oscuro, rescatando nuevamente lo precolombino (neo-expresionismo americano) y dedica para el piano las Sonatas 2a y 3a, y para el órgano, las Variazioni e Toccata.

“[…] Así como la primera sonata se inspira en la música de las pampas argentinas, esta sonata sugiere la música del norte de mi país de origen Aymará y Kechua (música extra-europea) con sus escalas pentáfonas, sus melodías tristes o sus ritmos alegres, sus kenas y cajas, sus melismas microtonales.

[…] El primer movimiento, Allegramente, está formado por un tema principal, especie de introducción y conclusión de esta parte, que encuadran desarrollos basados en sus ritmos y cantos diversos, entre ellos el Pala-pala argentino. El Adagio sereno-Scorrevole- Ripresa dell’Adagio, es de carácter nocturnal. La primera parte es un harawi, canto melancólico de amor, de origen precolombino pentáfono del Cuzco, con las características inflexiones vocales de los pueblos primitivos. El Scorrevole, a manera de scherzo, evoca los rumores de la noche, en las punas andinas solitarias. La Ripresa dell’Adagio cierra este trozo que, reducido y en disolución, se pierde en el silencio. El Ostinato aymará, toma la forma de una toccata cuyo ritmo fundamental deriva de una danza denominada karnavalito. Es un trozo recio y arrebatado característico de las músicas sudamericanas […]”. (Alberto Ginastera)

La Sonata N° 3 op. 54 (1982) parece estar concebida en un solo gesto, largo, violento y sin tiempo para volver a respirar. Es inevitable asociarla con otras danzas, que tienen como finalidad no dejar de bailar para escapar de la muerte. Ginastera compone esta última obra y fallece en Ginebra en 1983.

“En contraste con mis Sonatas Nos 1 y 2 […], la Sonata 3 está compuesta en un movimiento único, utilizando una forma binaria, que consiste en dos secciones principales y un Coda. La indicación de tiempo inicial, impetuosamente, establece el modo de andar en toda la obra, con texturas rítmicas basadas en danzas de los indios americanos y de la América Latina colonial […]”. (Alberto Ginastera)

Como en el Salmo CL y en las Hieremiae Prophetae Lamentationes, en Toccata, villancico y fuga op. 18 (1947) se abstrae del elemento folklórico. La Toccata se inspira en el modelo barroco y es de carácter improvisatorio, tomando como base el motivo de apertura inicial. Ya en el comienzo se advierte una clara alusión a J. S. Bach a modo de homenaje. El Villancico es una canción navideña popular religiosa tradicional en sudamérica y dedicada al Niño Jesús. La Fuga final está basada en el tema formado por las letras B.A.C.H. y culmina en una grandiosa Coda con el tema por disminución.

Aurora lucis rutilat es un fragmento del Himno de Pascal del siglo V, el cual he usado en la conclusión de mi obra Turbae op. 45. Variazioni e Toccata sopra “Aurora lucis rutilat” op. 52 (1980) es una composición de alto virtuosismo y consiste en doce variaciones y una toccata sobre el tema Aurora lucis rutilat. El tema mismo aparece en su forma original solo en el final, el cual sirve de culminación de toda la composición. Las variaciones modifican la textura y estructura del tema, y se generan nuevos temas a través de la metamorfosis temática […]”. (A. Ginastera)

Fernando Viani

 


Close the window