About this Recording
8.559084 - ROREM, N.: Selected Songs (Farley, Rorem)
English  French  German  Spanish 

LAS CANCIONES DE NED ROREM

Después de haber escrito cientos de canciones, Rorem rivaliza en este medio con Charles Ives en cuanto a cantidad y originalidad. Aquí concluye la comparación. Aunque Ives fue mucho más conservador en sus canciones que en su música de cámara o sus obras orquestales, estas joyas poseen la única e inconfundible irreverencia ivesiana. Las canciones de Rorem habitan en el mundo de la poesía. Personalidad exquisitamente literaria y cultivada, Rorem infunde a cada una de sus canciones una inmersión especial en cada poema. Su elección de los poetas y de los poemas específicos resulta muy reveladora sobre su propia manera de pensar.

En un ensayo de 1980, Rorem escribía lo siguiente: "¿Cómo se eligen los poemas para ponerles música? Inicialmente por eso que se llama inspiración, el deseo irrefrenable de expresión personal que no tiene nada que ver con el talento. Hoy los elijo según unos requisitos preestablecidos. Mi acercamiento –rápido o lento, suave o fuerte- a un poema dado varía en función de para quién le estoy poniendo música, y si va a formar parte de una secuencia o va a estar aislado. Sí, me siento atraído por la poesía que, como dicen los cuáqueros, le habla a mi condición, y al margen del valor de mis canciones, nunca he puesto música a un mal poema".

Ya en una fecha tan temprana como 1959 Ned Rorem estaba publicando ensayos que describían su filosofía y sus ideas en artículos titulados "Song and Singer" (Canción y cantante) y "Writing Songs" (Escribir canciones). Describía la intrincada y delicada relación existente entre música y texto, y la influencia de la prosodia, la atmósfera y el ritmo, así como las imágenes del poema. Para Rorem, el producto final, la canción, se convierte en "una magnitud mayor que tanto el texto como la música por separado".

En sus numerosos libros de diarios, que son deliciosos de leer y que sigue publicando año tras año, Rorem demuestra una extraña obsesión por los detalles: el aroma de una mañana parisina de hace décadas, el persistente perfume de alguien, el color de los ojos de un amigo, una mirada de un extraño vista fugazmente una sola vez. Al hablar de su propia música, Rorem suele mencionar la fecha e incluso la hora de composición, el tiempo que hacía y su estado de ánimo en el momento de escribir la obra. Está claro que su música es una declaración al menos tan personal como sus muy reveladores diarios. Con su música es mucho lo queda en manos de la imaginación del oyente. El intérprete tiene la ventaja de las extensas explicaciones de Rorem y su capacidad para describir sus intenciones musicales con una prosa clara. Carole Farley tuvo también la ventaja de trabajar estrechamente con el compositor durante los ensayos y la grabación de estas canciones. Al haber estudiado con Pierre Bernac, el íntimo amigo e intérprete de Poulenc, y haber asimilado el arte de la canción francesa, Farley se convirtió en una de las colaboradoras musicales ideales de Rorem. Sus diversas grabaciones de canciones de Debussy, Satie, Fauré, Poulenc y Milhaud la prepararon aún más para el lenguaje de Ned Rorem, al igual que su más reciente serie de canciones de Kurt Weill y Prokofiev.

Cuando la revista Time escribió que Rorem es "…indudablemente el mejor compositor vivo de canciones de concierto", habría de escribir aún algunas de sus mejores y más poderosas obras. Aparte de tres sinfonías, seis óperas, varios conciertos, numerosas obras para voz y orquesta, música de cámara y coral, varios ballets y música incidental para obras de teatro, sus canciones parecen un hilo especial, que surge constantemente entre las composiciones de mayores dimensiones. Muchas de las canciones de Rorem estuvieron inspiradas por el arte de grandes cantantes como Ellen Faull, Donald Gramm, Phyllis Curtin y David Lloyd. Su estilo tan personal revela un interés por la polifonía, el ingenio y la transparencia de Poulenc y Ravel, incluso Satie, y un esfuerzo concienzudo por construir un acompañamiento de piano que posea una poderosa vida propia, y que difiere de manera extraordinaria de canción a canción. Añádase a esta paleta la tendencia de Rorem a valerse frecuentemente de coloridos jazzísticos, el empleo de los acordes de séptima, novena y undécima (As Adam Early in the Morning, Night Crow y Early in the Morning), la influencia de su juvenil asociación con Virgil Thomson, y lo que tenemos es una música verdaderamente original y americana, una producción que parece estar ganando en impacto con el paso del tiempo, convirtiéndose realmente en intemporal.

En su ensayo sobre las canciones de Rorem, Carole Farley escribe que "…los cantantes favorecen su música evocadora porque sus canciones se sienten cómodamente en la voz. Los oyentes se sienten involucrados porque los textos son claros y comunicativos, su emoción se ve reforzada por la música. Los compositores de diversas escuelas respetan y admiran su producción porque ha mantenido viva una tradición relegada por lo demás fundamentalmente al teatro musical o las canciones populares. La fuerza de Rorem radica en su asombrosa facilidad con el idioma, su profunda comprensión de los textos y su capacidad para componer líneas vocales fluidas y eminentemente cantables".

Nacido en 1923 en Indiana, Ned Rorem estudió en la Northwestern University, el Curtis Institute of Music y la Juilliard School. En 1949 se fue de vacaciones en verano a París y se quedó allí ocho años. Mientras estaba en Francia recibió una Beca Fulbright y más tarde una Beca Guggenheim. Tras regresar a América en 1958, ocupó puestos como compositor residente en las universidades de Buffalo y Utah, y ha sido profesor de composición en el Curtis Institute of Music durante varias décadas. Su música ha sido interpretada por las principales orquestas de todo el mundo, siendo dirigida por artistas como Stokowski, Bernstein, Ormandy, Mitropolous, Reiner, Previn y Serebrier. Ha recibido el Premio Pulitzer y en 2000 fue nombrado Presidente de la Academia de las Artes y las Letras de Estados Unidos. Su carrera como escritor también le ha reportado grandes éxitos, con libros tan vendidos como The Paris Diary, The New York Diary, The Nantucket Diary, Music and People y Lies, publicada más recientemente.

Desde el comienzo de esta producción, Ned Rorem tuvo muchas ganas de incluir, por vez primera, la colección completa de las canciones de Roethke. Fue él quien sugirió muchas de las otras canciones de esta grabación para que se ajustaran a las características dramáticas y expresivas de Carole Farley. El orden de las canciones fue elegido por ambos artistas. Esta colección abarca más de cuatro décadas, desde algunas de las primeras canciones de 1947 hasta 1990. La siguiente lista indica la fecha de composición de cada canción y el nombre del poeta.

The Waking (Theodore Roethke) 1959

Root Cellar (Theodore Roethke) 1959

My Papa's Waltz (Theodore Roethke) 1959

I Strolled Across an Open Field (Theodore Roethke) 1959

Memory (Theodore Roethke) 1959

Orchids (Theodore Roethke) 1959

The Serpent (Theodore Roethke) 1970-72

Night Crow (Theodore Roethke) 1959

Snake (Theodore Roethke) 1959

Little Elegy (Elinor Wylie) 1948

The Nightingale (1500 AD) 1951

Nantucket (William Carlos Williams) 1978-79

Lullaby of the Woman of the Mountain (Padhraic Pearse) 1951

Love in a Life (Robert Browning) 1951

What if some little pain... (Edmund Spenser) 1949

Visits to St. Elizabeth's (Elizabeth Bishop) 1957

Stopping by Woods on a Snowy Evening (Robert Frost) 1947

Spring (Gerard Manley Hopkins) 1947

See how they love me (Howard Moss) 1956

Now Sleeps the Crimson Petal (Alfred Lord Tennyson) 1963

I am Rose (Gertrude Stein) 1963

Ask me no more (Alfred Lord Tennyson) 1963

Far- Far- Away (Alfred Lord Tennyson) 1963

Early in the morning (Robert Hillyer) 1958

Alleluia 1946

Such Beauty as Hurts to Behold (Paul Goodman) 1957

Sally's Smile (Paul Goodman) 1953

Youth, Day, Old Age, and Night (Walt Whitman) 1954

O you Whom I Often and Silently Come (Walt Whitman) 1957

Full of Life Now (Walt Whitman) 1989

As Adam Early in the Morning (Walt Whitman) 1957

Are you the New Person? (Walt Whitman) 1989

Herbert Kraft

(Traducción: Luis Gago)


Close the window