About this Recording
8.572571 - BENGUEREL, X.: Concertante (Torrent, Spiesser, Philippe, Giot, Orchestre Perpignan Mediterranee, Tosi)
English  Spanish 

Xavier Benguerel (nacido 1931)
Concertante • Música para percusión y cuerdas Concert de tardor • Doble Concierto de la Porta Ferrada

 

Xavier Benguerel nació en Barcelona en 1931. Se trasladó a Santiago de Chile en 1940 junto con sus padres—exiliados a consecuencia de la Guerra Civil—de donde regresó en 1954. Año clave para su carrera artística ya que supone su ingreso en la llamada “Generación del 51” y el inicio de sus estudios con el maestro Cristòfor Taltabull si bien su formación ha sido marcadamente autodidacta.

Estos dos hechos son muy significativos ya que implican una rápida inserción dentro del movimiento musical de su país y a la vez en un progresivo contacto con las técnicas más avanzadas que habían tenido lugar en Europa en el transcurso de la primera mitad de siglo.

Benguerel entró con rapidez en la órbita de tendencias tan renovadoras como las representadas por músicos como Bartók o Strawinsky a las que siguieron poco después las de la Escuela de Viena. En 1959 escribe Cantata d’Amic i Amat, incorpora en esta obra técnicas y procedimientos seriales y es programada en el Festival Internacional de la SIMC de 1960 en Colonia.

Podemos destacar como hitos importantes en su carrera el concierto monográfico en el Palau de la Música Catalana de Barcelona (1972); el premio Luigi Dallapicola (1977); los encargos de la ciudad de Hagen; Festival Schütz de Berlín; Südwestfunk de Baden Baden; Biennale de Zagreb; Orquesta Nacional de España, Orquesta de la RTVE; Festival de Alicante de 1990; Festival de Torroella de Montgrí; de la Catedral de Speyer; Festival de S.Feliu de Guíxols; Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya, etc. También hay que destacar el estreno en Barcelona de su ópera de cámara Spleen (1984) que al año siguiente se presentó en la Ópera de Frankfurt.

Sin embargo, la obra que más le ha ayudado a darse a conocer internacionalmente ha sido el Llibre vermell, oratorio para solistas, coro y orquesta, basada en los cantos y danzas del siglo XIV guardadas en el famoso códice montserratino del mismo nombre y que se estrenó en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona en 1988 con posteriores audiciones en diversas ciudades de Europa. Posteriormente ha compuesto Dos Poemas de Charles Baudelaire para barítono y orquesta, encargo del Concierto del Milenario de Catalunya (1991) que se estrenó ese mismo año en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona.

Estos son los libros que se han publicado sobre su obra: 1991.- Carles Guinovart y Tomás Marco: Xavier Benguerel (Generalitat de Catalunya); 2001.- Jesús Rodríguez Picó: Xavier Benguerel, obra y estilo (Idea Books); 2006.- Jorge de Persia: Xavier Benguerel, búsqueda e intuición (SGAE); 2010.- Tomás Marco: Xavier Benguerel (Universidad Complutense, Madrid).

En 2001 el Ministerio de Cultura de Madrid le encarga la composición de la ópera Yo, Dalí, con motivo del centenario del nacimiento del pintor. Ópera que se estrenará en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en Junio de 2011 y en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona en Octubre del mismo año.

El 2005 es nombrado Patró d’Honor de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música de Barcelona. También en 2005 hace donación de todos sus manuscritos y materiales musicales que quedan depositados en la Biblioteca de Catalunya. El 2007 es nombrado Consejero de la SGAE.

Benguerel ha tratado todos los géneros musicales en un estilo propio, desde la pieza intimista para un solo instrumento, hasta la ópera, la cantata, la obra sinfónica o la de música de cámara, está, además, en posesión de una extensa discografía.

Concertante (1994)

Esta obra, concebida en un solo movimiento, está escrita como un diálogo permanente entre el instrumento solista –la guitarra- y el conjunto instrumental constituido por tres percusionistas y un conjunto de instrumentos de cuerda. Un discurso guitarrístico construido a partir de una proposición de dibujos ingeniosos que se abren camino poniendo en justa proporción una gran variedad de colores orquestales. Compensar la riqueza colorística del conjunto instrumental constituye, para un instrumento como la guitarra, un desafío importante. El compositor lo afronta elaborando un diálogo guitarrístico en el cual una serie de ideas imaginativas nos sugieren un paisaje en continuo movimiento. Así, la disposición a la sorpresa que nos reserva la guitarra, en consonancia con la orquesta, constituye uno de los elementos primordiales sobre los que el autor estructura la unidad estilística de la obra manteniendo, de esta manera, el interés del oyente.
Editorial Boileau

Música para percusión y cuerdas (1990)

El título, de reminiscencia bartokiana, responde a lo que es la obra: música pura con el elemento percutivo contrastante formado por marimba, vibráfono, xilófono y un juego de campanas. Este pequeño conjunto está trabajado como solista y, en algunos momentos, con un claro sentido virtuosístico. Frente a este grupo de percusión se opone un conjunto de cuerda que, a menudo, toca en “divisi”, consiguiendo también en algunos momentos un virtuosismo orquestal.
Xavier Benguerel

Concert de tardor (Concierto de Otoño) (2005)

Si a lo largo de la historia el lenguaje de un instrumento como la guitarra ha basculado entre la escritura melódica de raíces violinísticas i la armónica de fundamentos pianísticos, Benguerel consigue un perfecto equilibrio entre ambas tendencias. Esta feliz confluencia posibilita al intérprete de disfrutar de un despliegue de técnicas virtuosísticas y de unos recursos instrumentales marcadamente contrastantes y, a la vez, proporciona al oyente un discurso guitarrístico con una plenitud sonora perfectamente equilibrada con las propuestas del conjunto de la cuerda.

El Concert de tardor recoge—con visión renovada—algunos de los mejores hallazgos que el compositor nos ha ofrecido a lo largo de su producción para la guitarra y el carácter dialogante, la estructura formal, la eficacia instrumental y la variedad de texturas hacen que esta obra tenga un gran atractivo.
Jaume Torrent

Doble Concert de la Porta Ferrada (2004)

Podemos ver como la forma concertante, si miramos toda la producción de Benguerel, está presente en casi todas sus épocas precedentes. El mismo confiesa que no ha encontrado una respuesta satisfactoria al hecho de escoger un instrumento o voz solista para la creación de una partitura. También ha dicho que le es más fácil expresarse trabajando teniendo un personaje (el solista) principal al que opone un conjunto de instrumentos ya sean de cámara o de orquesta.

En esta obra (dedicada a su hijo Marc) los dos solistas son de cuerda, el violín y el violoncelo que, como es obvio, ocupan un papel primordial sin que por ello adopten una actitud virtuosística, aunque en unos breves compases toquen, cada uno por separado, una pequeña “cadenza”. La obra, formalmente concebida en tres movimientos, y como es frecuente en el autor, se interpretan sin interrupción.
Editorial Boileau


Close the window