About this Recording
8.572573 - Piano Recital: Baryshevskyi, Antonii - SCARLATTI, D. / RAVEL, M. / DEBUSSY, C. / RACHMANINOV, S. / STRAVINSKY, I. / MATEOS, D.
English  Spanish 

Antonii Baryshevskyi: Recital para piano
Domenico Scarlatti: Sonata en mi mayor, K. 135/L. 225/P. 234 • Sonata en re menor, K. 1/L. 366/P. 57
Maurice Ravel: La Valse
Claude Debussy: Images, Libro II
Daniel Mateos: Orión
Sergei Rachmaninov: Sonata para piano núm. 2 en si bemol menor, Op. 36
Igor Stravinsky: Tres Movimientos de Petrushka

 

Domenico Scarlatti compuso más de seiscientas pequeñas sonatas para teclado, de concisa estructura y brevedad, pero de una gran intensidad expresiva y rítmica. La Sonata K. 135 alterna la delicadeza de su desarrollo melódico con un excitante impulso rítmico. La Sonata K. 1, más breve aún, es un precioso encaje de bolillos a base de trinos y adornos, que enriquecen la elegancia de su melodía.

Descrito como un gigantesco vals, La Valse (conoce además la versión para dos pianos y la versión orquestal, de 1919–20) de Maurice Ravel es un juego de espejos donde el vals se refleja a sí mismo y va adquiriendo diversas formas y estados, hasta llegar al paroxismo y a la máxima exaltación del decadentismo vienés, en un supremo estado de grandiosidad y monumentalidad sonora.

Con una balanza equilibrada entre el sonido y el silencio, las Images II de Claude Debussy (1906–07), como el primer libro, consta de tres piezas, la cristalina Cloches à travers les feuilles (Campanas a través de las hojas), con el constante fluir de campanas orientales; Et la lune descend sur le temple qui fut (Y la luna desciende sobre las ruinas del templo), una prolongación de la anterior, con el misterio y los omnipresentes reflejos de la luna y Poissons d’or (Peces de oro), luminoso final con continuos giros, que reflejan el brillo y la velocidad de los ágiles peces dorados en el agua.

Encargo de la Diputación Provincial de Jaén y del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea para la 51 Edición del Concurso Internacional de Piano de Jaén, Orión del joven compositor de Málaga Daniel Mateos, se adentra dentro del enigmático Universo y su constelación Orion. La obra gira sobre sí misma, avanzando desde la mínima partícula hasta su máximo desarrollo y esplendor. Todo el final, que avanza con una emoción infinita, nos recuerda la escena final de Blade Runner: “He visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orion”.

Con la influencia de Chopin, la Sonata para piano n. 2 de Sergei Rachmaninov conoce su versión definitiva en 1931, tras la inicial de 1913. Esta revisión se debió a la enorme influencia del compositor polaco, aunque los hechos políticos que ocurrían en Rusia también aportaron su influencia. Musicalmente, esta obra es un descomunal aporte de fuerza y tensión, con tormentosos pasajes (Allegro agitato) y una lánguida belleza melódica (Non allegro), de una emoción incandescente. El final (Allegro molto) que retoma la tormenta inicial y un poderoso mundo sonoro, pone fin a una obra de una dificultad suprema para el intérprete.

Considerada por muchos como la obra pianística más compleja técnicamente del Siglo XX, los Tres Movimientos de Petrushka (1921) de Igor Stravinsky reflejan fielmente el original del ballet orquestal, con cascadas de arpegios y continuos cambios rítmicos. Los tres movimientos, que deben tocarse casi ininterrumpidamente, nos ofrecen un torrente de luz en la Danse Russe (Danza Rusa), un sugerente misterio para Chez Petrouchka (En casa de Petrushka) y la explosión vitalista y colorida de La Semaine grasse, con un despliegue de medios técnicos sin igual.

Gonzalo Pérez Chamorro

 

Breve historia del Concurso Internacional de Piano “Premio Jaén”

Nació el concurso en 1953. Sus raíces están en el viejo y desaparecido “Club Alpino”, sociedad deportivo-cultural de efímera existencia. Nació el concurso sin grandes pretensiones de la mano del pianista Joaquín Reyes Cabrera y del arquitecto Pablo Castillo García-Negrete. La verdad es que el Club sólo aportó el nombre para aquel noble empeño. Los dos premios, de 1953 y 1954, fueron donados por un jaenés, amante de la música, Pablo Castillo García-Negrete. Fue en 1955 cuando los promotores del Concurso buscaron patrocinadores más sólidos y, a raíz de ello, surgió la presencia, activa y operante, del Instituto de Estudios Giennenses. El arquitecto Pablo Castillo, miembro de la docta Corporación de estudios, dependiente de Diputación Provincial, era nombrado consejero-delegado del certamen. Y se cambió el premio de nombre: del “Premio Club Alpino”, se pasó al “Premio Jaén de Piano”. Si al principio tenía sólo carácter nacional, en la década de los sesenta adquirió la categoría de internacional que actualmente ostenta y que le coloca en un lugar de privilegio de España. Así lo considera Gustav A. Alink, quien ha escrito varios libros sobre los Concursos Internacionales de Piano.

El primer Premio Jaén de Piano fue concedido, en 1956, a Jacinto Matute y estuvo dotado con 5.000 pesetas (30 euros). Posteriormente y de forma gradual esta cuantía se ha ido aumentando llegando a la dotación actual en esta edición del año 2009 de 25.000 euros el Primer Premio, siendo los restantes premios de 12.000 euros el Segundo Premio, 8.000 euros el Tercer Premio, de 6.000 euros el Premio “Rosa Sabater” y 6.000 el Premio “Música Contemporánea”. Desde el año 1993, el Concurso cuenta con una obra obligada escrita expresamente para él por un compositor español, encargo que subvenciona el Centro de Difusión para la Música Contemporánea del Ministerio de Cultura y que, desde el año 1997, edita la Diputación, la que, asimismo, distribuye. La lista de compositores que han compuesto para el Concurso, de 1993 a 2010, es esta: Manuel Castillo, Carlos Cruz de Castro, Antón García Abril, Valentín Ruiz, Ángel Oliver, Zulema de la Cruz, Tomás Marco, José García Román, Xavier Montsalvatge, José Luis Turina, Luis de Pablo, Eneko Vadillo, Leonardo Balada, Josep Soler, Joan Guinjoan, Claudio Prieto, Daniel Mateos y Juan A. Medina.

A lo largo de estos años, varias personalidades han ido formando parte de los jurados, como Javier Alfonso, presidente del jurado durante muchas ediciones. A su muerte este puesto lo van ocupando diversas figuras de la música, como los fructíferos años de Guillermo González como presidente. Actualmente la presidenta es Begoña Uriarte. Por destacar algunos miembros del Jurado, citamos a Marcelle Heuclín, Nicole Henriot, Salomon Mikowsky, Leslie Wright, Teresa Rutkowska, Valentina Kamenikova, Antonio de Raco, Hans Graf, Jean-Paul Sevilla, Ronald Farren-Price, María Fernanda Wansneider, Yuko Fujimura, Carmen Graf-Adnet, Marta Marchena, Karl-Hermann Mrongovius, Elza Kolodin, Alfred Mouledous, Ralf Nattkemper, Dag Achatz, Yukie Nagai, Rosalyn Tureck, Jean-François Heisser, Paul Badura-Skoda, etc. Entre los españoles podemos citar a Rosa Sabater, Joaquín Soriano, Ramón Coll, Josep Colom, Mario Monreal, Rafael Quero, Joaquín Reyes, Perfecto García Chornet, Pilar Bilbao, Esteban Sánchez, Antonio Baciero, Fernando Puchol, Julián López Gimeno o Pedro Jiménez Cavallé, desde hace años Secretario del Jurado.

Destacados pianistas han logrado premios en el Concurso, como los pianistas españoles Begoña Uriarte, Joaquín Parra, Mario Monreal, Rafael Orozco, Joaquín Soriano, José María Pinzolas, Josep Colom o Javier Perianes. Otros ganadores han sido Boaz Sharon, Ewa Osinska, Elza Kolodin, Jean-François Heisser, Boris Bloch, Michiko Tsuda, John Salmon, Hüseyin Sermet, Benedetto Lupo, Martin Zehn, Brenno Ambrosini, Olivier Cazal, Sergei Tarasov, Anna Vinnitskaya, Ilya Rashkovskiy y tantos otros importantes pianistas.

Actualmente el Concurso recibe una alta y selecta participación internacional. Consta de tres pruebas eliminatorias y la prueba final con orquesta, que en 2010 protagoniza la Orquesta Ciudad de Granada. Las sedes del Concurso son el Conservatorio de Jaén y el Teatro “Infanta Leonor”.

Jaen International Piano Competition


Close the window