About this Recording
8.572621 - MONTSALVATGE, X.: Violin and Piano Works (Complete) / Piano Trio (León, Santana, Johner)
English  Spanish 

Xavier Montsalvatge (1912–2002)
Paráfrasis Concertante • Lullaby • Spanish Sketch • Tres Policromías • Piano Trio • Variaciones sobre un tema de ‘La Spagnoletta’ de Giles Farnaby

 

El compositor español Xavier Montsalvatge (i Bassols) fue una de las figuras públicas más influyentes de la música catalana en la segunda mitad del siglo XX. Nacido en Girona el 11 de marzo de 1912, estudió violín y composición en el Conservatorio de Barcelona, donde sus principales profesores fueron Lluís Maria Millet, Enric Morera, Jaume Pahissa y Eduard Toldrà. Tras la Guerra Civil, empezó a trabajar como crítico musical cuando entró en la revista Destino en 1942, una publicación que habría de dirigir de 1968 a 1975. Además, escribió regularmente para el diario La Vanguardia. Montsalvatge también volvió a dar clases en el Conservatorio de Barcelona, siendo nombrado profesor en 1970 y catedrático de composición en 1978. Recibió el Premio Nacional de Música para composición en 1985. Murió en Barcelona el 7 de mayo de 2002.

Dio forma a un catálogo de alrededor de doscientas obras y el estilo de Montsalvatge evolucionó a lo largo de varias fases creativas diferentes. Al comienzo de su carrera se vio notablemente influido por la técnica dodecafónica y por Wagner, que dominaron conjuntamente la música catalana durante el período representado por su Sinfonía mediterránea de 1949. En la siguiente etapa obtendría la inspiración de la música de las Antillas (como en las Cinco canciones negras de 1945 y el Cuarteto indiano de 1952). Su contacto regular con los compositores franceses Olivier Messiaen y Georges Auric dio lugar a un nuevo cambio en su estilo, que pasó a caracterizarse por la politonalidad libre (como en Partida, de 1958). La fase final de la obra de Montsalvatge trajo consigo una cierta consolidación, pero también reveló la influencia de la vanguardia europea en el que acabaría por ser su período más prolífico.

Montsalvatge exploró virtualmente todos los géneros musicales a lo largo de su carrera. Su obra abarca en tamaño desde las óperas El gato con botas y Una voz en off) hasta la música de cámara (Cuarteto indiano), y entre unas y otra se encuentran obras orquestales como la Desintegración morfológica de la Chacona de J. S. Bach, Laberinto o la Sinfonía de Réquiem, así como la galardonada Sinfonía Mediterránea. Debió su fama internacional a una obra en concreto: las Cinco canciones negras para mezzosoprano y orquesta, que son una combinación de ritmos y temas antillanos, de las que la más conocida es la Canción de cuna para dormir un negrito. También escribió una cantidad sustancial de música de cine y en 1987 su banda sonora para la película Dragon Rapide, que trata del dictador español Francisco Franco, fue nominada a la mejor banda sonora original en los Premios Goya.

Compuesta en 1975, y estrenada por el violinista Xavier Turull y el pianista Manuel García Morante en la Biblioteca Pere Vergés de Badalona, Paráfrasis Concertante es una compacta sonata para violín en todo excepto su nombre. Primero suena un Moderato sostenuto en el que distantes gestos acórdicos en el piano son respondidos con un tema misteriosamente ambivalente en el violín, que contiene a medio camino la más breve de las cadencias antes de retomar el precario diálogo. Luego sigue un Scherzo en el que inicialmente alternan un ágil pizzicato y diestros gestos pianísticos, dando paso a un episodio más fantasioso que presenta al violín en armónicos, antes de que se retomen sorprendentemente esos intercambios iniciales. El Rondò final comienza con un tema desafiante en el que la interacción entre los dos instrumentos alcanza su momento más intenso, pero esto da paso enseguida a un episodio improvisatorio y técnicamente variado para el violín que acumula inercia expresiva antes de que el piano haga su reaparición para una conclusión inesperadamente cortante.

La Nana (1957) es en realidad la transcripción de la ya mencionada Canción de cuna para dormir un negrito y, como podría esperarse, se encuentra entre las piezas breves más encantadoras y carentes de afectación de Montsalvatge, fundamentalmente por el modo en que el violín y el piano se combinan en un embelesado diálogo cuyas sutiles inflexiones de blues no se encuentran en absoluto fuera de lugar en esta delicada nana.

Spanish Sketch (1943, aunque su material inicial se remonta varios años atrás) fue estrenada por el violinista Joan Alòs en el Palau de la Música de Barcelona el 29 de abril de 1944. Como da a entender su título, se trata de una miniatura que presenta una atmósfera absolutamente evocadora, sobre todo por el ritmo de habanera que sostiene esos intercambios en constante variación entre el violín y el piano según va avanzando la pieza con agilidad, aunque de un modo atmosférico, hacia su especulativa conclusión.

Compuestas en 1994 y estrenadas el 18 de julio de aquel año por el violinista Agustín León Ara y el pianista José Tordesillas en la Decena Musical de Segovia, en el Alcázar de la ciudad castellana, las Tres Policromías constituyen un hermoso ejemplo de música de última época de Montsalvatge de la que fue su década más prolífica. La Fanfarria recóndita se despliega pausada pero decididamente mientras irradia un movimiento balanceante que sigue manteniéndose hasta el vertiginoso gesto final. La Siciliana furtiva que sigue cuenta con un prólogo reflexivo del piano antes de que haga su aparición el violín con una expresiva línea melódica que adopta una mayor variedad expresiva cuando el ritmo de siciliano indicado en su título pasa discretamente a primer plano. El último movimiento comienza con gestos incisivos entre los instrumentos, antes de que una Ráfaga de tango coja el ritmo con un animado intercambio lleno de carácter que extrae un espectro considerable de emociones del ritmo de danza subyacente; la pieza se ve coronada posteriormente por una coda que no deja de acelerar el tempo y que incorpora una decisiva floritura final.

Compuestas en 1945, y estrenadas el 11 de diciembre del año siguiente por el violinista Rafael Ferrer y el pianista Rafael Gálvez en la sede del British Council en Barcelona, las Variaciones sobre el tema de “La Spagnoletta” de Giles Farnaby son una de las obras camerísticas más atractivas de Montsalvatge (y fue adaptada 46 años después para guitarra y orquesta de cuerda). El tema, tan sencillo y carente de afectación como da a entender su indicación, va seguido de cuatro variaciones: un breve y caprichoso Leggiero, un Solemne que contiene elocuentes secuencias acórdicas tanto para violín como para piano de camino hacia una ardiente conclusión, un Tempo de Siciliano que evoca una expresión atractivamente cadenciosa a partir de su ritmo subyacente y que incorpora también en su curso un sensual pasaje para el violín, semejante a una cadencia; y, finalmente, un Deciso que se vale enérgicamente del tema al tiempo que lleva la secuencia global de las variaciones hacia una animada e incluso enérgica conclusión.

Escrito durante 1986–1988 y estrenado completo el 6 de junio de 1989 por el Trío Mompou en el Palacio de Aranjuez, cerca de Madrid, el Trío para violín, violonchelo y piano se encuentra entre las obras camerísticas más sustanciales del último Montsalvatge. La Balada a Dulcinea inicial comienza con el embelesado diálogo de violín y violonchelo, tras lo cual el piano entra cuando la música se intensifica brevemente antes de llegar a un tema cálidamente expresivo para los tres instrumentos: se trata del intercambio inicial, si bien ahora con la presencia del piano, que regresa para ofrecer una beatífica conclusión. El Diálogo con Mompou central ve cómo la expresiva interacción entre el trío se intensifica gradualmente antes de adoptar un aire más especulativo e incluso equívoco que recuerda al de su colega y compatriota, algo mayor, que había fallecido poco antes. El Ritornello final comienza decididamente antes de apaciguarse e iniciar a continuación un diálogo de largo aliento—en el que se insinúa un dejo de tango—al tiempo que la música, gradual pero insistentemente, coge inercia en su camino hacia una conclusión de un fervor palpable.


Richard Whitehouse
Traducción: Luis Gago


Close the window