About this Recording
8.573548 - RODRIGO, J.: Songs with Guitar Accompaniment (Serranilla) (Ferrero, Socías)
English  Spanish 

Joaquín Rodrigo (1901–1999)
Canciones con guitarra

 

Joaquín Rodrigo (Sagunto, 1901 – Madrid, 1999) es uno de los compositores españoles más importantes e interpretados del siglo XX. Una de sus características compositivas es la práctica de la tradición tonal y el gusto por las formas clásicas, a las que incorpora elementos cultos como forma de unión entre la tradición española y el presente, creando ese estilo personal inmediatamente reconocible.

La voz en la obra de Joaquín Rodrigo es uno de los pilares fundamentales en los que apoyó su repertorio, empezando por sus canciones y terminando por su comedia lírica o zarzuela El hijo fingido. Musicólogos y biógrafos señalan que en las obras para voz, en su conjunto, Rodrigo alcanza sus más altas cotas estéticas. En esta faceta de su creación cabe resaltar la valiosa colaboración de su esposa Victoria Kamhi.

Este CD incluye obras originalmente escritas para voz y guitarra por Joaquín Rodrigo, así como un buen número de transcripciones de sus canciones para voz y piano, realizadas por el guitarrista Marco Socías con la aprobación de la hija del compositor, Cecilia Rodrigo, quien en todo momento ha apoyado incondicionalmente nuestro trabajo y a quien agradecemos de todo corazón por su ilusión y su ayuda.

La guitarra como instrumento acompañante de estas canciones encaja a la perfección dentro del universo sonoro, preciosista y detallista, tan personal del Maestro. Él mismo transcribió para esta combinación canciones como Coplas del pastor enamorado o los villancicos Pastorcito santo y Coplillas de Belén, al considerar que la tímbrica y el color de la guitarra resultan muy apropiados para acompañar a la voz.

Estas obras para voz y guitarra abarcan un gran espectro expresivo, desde las canciones con carácter popular, como algunos de los villancicos o canciones españolas, o las canciones íntimas y profundas del ciclo Con Antonio Machado, hasta la sencillez y el lirismo de Adela o Una palomita blanca.

Las obras que componen el presente CD abarcan sesenta años de la vida creadora de nuestro compositor, dándonos a conocer a un Rodrigo siempre interesante, emocionante y conmovedor.

José Ferrero y Marco Socías

Pastorcito
Santo

Coplillas de Belén La espera
Estos tres títulos pertenecen al Retablo de Navidad (1952), obra formada por ocho canciones navideñas y ganadora de un Concurso nacional convocado en ese mismo año. Posteriormente, Joaquín Rodrigo hizo una transcripción para voz y guitarra de tres de estas ocho canciones, publicadas bajo el título de “Tres villancicos”, entre las que se encuentran Pastorcito Santo y Coplillas de Belén. Pastorcito santo, con letra de Lope de Vega, y con su mágico estribillo “¿dónde vais que hace frío tan de mañana?”, es considerada una de las obras cumbres de Joaquín Rodrigo. Coplillas de Belén utiliza un texto especialmente conseguido de Victoria Kamhi. La espera, también con letra de Victoria Kamhi y dedicada a Montserrat Caballé, tiene un carácter dramático y conmovedor.

Con Antonio Machado
Preludio • Mi corazón te aguarda • Tu voz y tu mano • Los sueños • Cantaban los niños • ¿Recuerdas? • Fiesta en el prado

La colección completa se compone de diez canciones y se abre bajo el signo de Antonio Machado. Compuestas en 1971 sobre textos de este admirable poeta, fueron estrenadas en Sevilla el 4 de octubre de 1971 por la soprano María Orán, acompañada al piano por Miguel Zanetti, dentro del marco de la III Decena de Música en Sevilla, en el salón Carlos V de los Reales Alcázares. Se deben a un encargo de la Comisaría General de la Música en homenaje a Joaquín Turina. Están dedicados “a Victoria”.

No forman un ciclo como ocurre con La bella molinera de Schubert, o El amor del poeta de Schumann porque no he encontrado en las “Poesías completas” de este autor un grupo de poesías que aludieran a una persona o a un continuado sentimiento. Los poemas de Antonio Machado son cortos y concentrados y porque dejan en la penumbra de sus sentimientos muchas cosas, convienen a la música. Sigo creyendo en la melodía, en la frase completa y medida cuando de canción se trata, y por ello esta colección responde a esta manera de hacer de la que jamás me he apartado. (Joaquín Rodrigo)

Canción del grumete
Compuesta en 1938 sobre un texto anónimo para un proyecto cinematográfico de Abel Gance sobre Cristóbal Colón, que finalmente no llegó a realizarse.

Una palomita blanca
Perteneciente a la colección de canciones publicadas bajo el título Doce canciones populares, escritas en 1951 por encargo del Instituto de Musicología de Barcelona a partir de textos populares adaptados por Victoria Kamhi. Se trata de una dulce y sencilla melodía procedente del rico folklore leonés.

Folías canarias
Escrita en 1958 originalmente para canto y guitarra, se basa en una melodía tradicional, con textos y ritmos populares de las Islas Canarias. Está dedicada a la soprano Sofía Noel.

Romance de Durandarte
Pertenece al ballet Pavana real, escrito en 1955 y estrenado en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona el 17 de diciembre de ese mismo año. Está inspirado en la vida y la obra del gran vihuelista del S. XVI Luis de Milán en su doble actividad de gentilhombre y músico. El argumento es de Victoria Kamhi, y la temática de la partitura es en general del propio autor, naturalmente, aludiendo a la música escrita por Luis de Milán para precisarse en la introducción del Romance de Durandarte cuya melodía es de Joaquín Rodrigo, y la letra anónima, adaptada por Victoria. (Joaquín Rodrigo)

Coplas del pastor enamorado
Compuesta en París en 1935 sobre versos de Lope de Vega procedentes de su comedia La buena guardia. Se considera una de las obras maestras del compositor, quien, en palabras de Andrés Ruiz Tarazona, acierta al repetir al final la primera de las cinco estrofas valiéndose de cambios modales para reforzar la expresividad. Se estrenó el 6 de junio de 1939 por el tenor Michel Benois acompañado al piano por el propio autor en la École Normale de Paris.

Serranilla
Escrita y estrenada en París en 1928 sobre el conocido texto del Marqués de Santillana, es la segunda canción del catálogo de Joaquín Rodrigo. Su escritura a modo arcaizante está perfectamente adaptada a la época de la letra.

Aranjuez, ma pensée
No es casual la colaboración del compositor y su esposa en esta versión para canto y guitarra de 1988 basada en el Adagio del Concierto de Aranjuez, escrito en París en 1939. Significa toda una recreación de los tiempos del matrimonio en París. Por esta razón la letra es en lengua francesa, para recordar 50 años más tarde sus felices paseos por el parque y los jardines que rodean el palacio barroco de Aranjuez.

Tres canciones españolas
De ronda • Adela • En Jerez de la Frontera

Al igual que Una palomita blanca, proceden de la colección Doce canciones populares, de 1951. Su estreno en 1952 tuvo lugar en el Ateneo de Madrid a cargo de la gran soprano Marimí del Pozo, esta vez acompañada al piano por Victoria Kamhi, quien también fue la adaptadora de los textos de las canciones. Suponen una de las contribuciones más importantes al patrimonio de la canción española de concierto, que demuestran el profundo conocimiento del cancionero popular del compositor. Y, aunque basadas en lo popular, el resultado es sumamente elocuente en su estilización personal. “De ronda”, con sus vigorosos e insistentes rasgueos, es originaria de León. “Adela”, de patética y hermosa melodía, procede de Loja. “En Jerez de la Frontera”, de origen manchego, destila gotas de andalucismo dieciochesco. Su letra nos recuerda el argumento de Pedro Antonio de Alarcón para el famoso ballet El sombrero de tres picos de Manuel de Falla, sobre los amores de la virtuosa molinera, el molinero y el viejo corregidor.

Cuatro canciones sefardíes
Respóndemos (Anónimo) • Una pastora yo amí (Anónimo)

Victoria Kamhi era de origen judeo-sefardí, y a ella se deben la selección y adaptación de los textos de estas canciones. Los sefardíes habían conservado un arte popular que se ha propagado por tradición oral, y Rodrigo se entrega a la difícil tarea de armonizar estas canciones.

Respóndemos está dedicada a su suegro Isaac Kamhi, sobre un texto castellano influído de términos orientalizantes que son recogidos por la música. En Una pastora yo amí, en palabras de Antonio Gallego, Rodrigo retorna a sus viejas canciones de antaño, al estilo de la Serranilla.

Cuatro madrigales amatorios
Vos me matasteis (Anónimo) • De los álamos vengo, madre (Anónimo)

Este es uno de los ciclos de canciones más aclamados de Joaquín Rodrigo. Fue compuesto en 1947 y estrenado el 4 de febrero de 1948 por las cuatro sopranos a las que están dedicados cada uno de los madrigales: Blanca María Seoane, Celia Langa, Maria de los Angeles Morales y Carmen Pérez Durías, y acompañadas al piano por el autor. Los Cuatro madrigales amatorios son el claro testimonio del gusto del compositor por el Renacimiento como fuente de inspiración. Recoge las melodías de compositores del siglo XVI y hace una recreación magistral, dándoles un carácter moderno gracias a su buen gusto y sabiduría. Vos me matasteis, que recrea con sencillez el original renacentista, y De los álamos vengo, madre, provienen del compositor Juan Vázquez, siendo este último el broche de oro de la colección, sumamente “rodriguera” en su pimpante gracia, frescura y delicadeza.

Textos facilitados por el archivo de la Fundación Victoria y Joaquín Rodrigo

En cariñoso recuerdo de José Ferrero (1972–2016)


Close the window