About this Recording
8.579007 - ROMÁN, A.: Chamber Music - Epojé / Diégesis / 3 Tableaux Français / Zootropías / Homenaje a Bartók / Nocturno (Trío Arbós, Sanz, Knörr)
English  Spanish 

Epojé

La Epojé (del griego “epoché”) es una puesta entre paréntesis de la vida cotidiana, ruptura con la realidad para alcanzar la esencia de las cosas, objetivo de la filosofía, mediante el recogimiento en la intimidad de uno mismo. Un viaje para llegar a la verdad, a la pureza de los conceptos; la experiencia estética requiere la contemplación de lo bello, acto místico.

Cuando el pianista Ángel Huidobro me propuso en 2014 escribir una obra pensé en representar estos conceptos. Tras una introducción con una armonía muy colorista, se desarrollan cinco secciones: en I. Actitud Natural, la melodía plácida del cello se va tornando dinámica; II. Suspensión, el cello expone un tema contrastante, enérgico y rítmico; III. Ensimismamiento, retoma el primer tema variado, pero más calmo; IV. Camino Místico, recuerda las sonoridades de la introducción de modo estático y V. Epojé, contemplación de la Belleza, vuelve a hacer sonar ambos temas en un estatismo que lleva al éxtasis final. La obra, de sonoridades impresionistas y jazzísticas está dedicada al Dúo Huidobro-Del Río.

Trois Tableaux Français

Esta composición estuvo inspirada por las sonoridades de obras de autores franceses. Pero sobre todas ellas, la “Sonata para Flauta, Viola y Arpa” de Debussy fue un modelo a seguir por su forma y espíritu musical. Así, estas “pinturas” son mi particular homenaje a Debussy.

En la primera, tras una introducción se “confrontan” dos temas en una clara forma sonata. Ambos dan paso a un desarrollo con el primer tema y el motivo introductorio, desembocando en el otro tema. En la segunda aparecen nuevos temas de carácter contrastante pero más “contemplativos”. Tras el desarrollo ambos se reexponen variados. En la tercera el piano realiza una figuración similar al final de la Sonata de Debussy, mientras que el violín toca una fanfarria, la cual da paso a un tema melódico en el cello. El desarrollo desemboca en la introducción del primer tiempo, dando paso al tema inicial a modo de “conclusión”.

Existen también arreglos para clarinete, cello y arpa; flauta, cello y arpa; y flauta, viola y arpa. Éste, escrito en 2011, está dedicado al Trío Arbós.

Diégesis

Para Platón “diégesis” se refería, en oposición al de “mímesis” o imitación de la naturaleza, a todo relato que obedece sus propias reglas sin buscar la reproducción de hechos naturales, creando un mundo ficticio como en el teatro. Los instrumentos musicales son los encargados de construir un nuevo espacio sonoro, un mundo teatral que pretende llevar al oyente fuera de la conciencia presente, buscando la alteración de las percepciones.

Diégesis” está organizada en seis partes que mezclan músicas griegas y elementos contemporáneos (Lamento, Oda, Caos) contrastando con momentos de sonoridades del rock (Mutación, Visión, Anagnórisis). Se han empleado melodías de algunos de los vestigios musicales de la Grecia antigua: la “Primera Oda Pítica” (470 a.C.) (en Oda) y fragmentos de tragedias, el “Lamento de Tecmesa” (156 d. C.) (en Lamento), un fragmento musical del “Papiro de Viena” (copiado circa 200 a.C.) (en Visión) y el “Estásimo de Orestes” (c. 408 a.C.) (en Caos), estos dos últimos atribuidos a Eurípides.

La obra fue encargo del INAEM y está dedicada al Trío Arbós quienes la estrenaron en 2014 en el Festival de Música Contemporánea de Tres Cantos (Madrid).

Zootropías

El “zoótropo” era una máquina estroboscópica compuesta de un tambor circular con cortes alrededor. Dentro había dibujos dispuestos en tiras. El espectador podía mirar, y al girar, se creaba la ilusión de movimiento.

A modo de suite, esta obra sugiere diferentes imágenes con un aroma que recuerda los inicios del cine. Como un “zoótropo” girando interminablemente y repitiendo hasta el infinito el movimiento de sus figuras, las piezas reiteran sus frases hasta detener su inercia. En “Chacona”, el violoncello toca una frase repetitiva mientras el piano acompaña y el violín hace sonar una melodía, que varía como la antigua danza española. En “Obstinación” el piano, muy repetitivo, representa la persistencia de una idea sin pretensión de cambio. En “En círculos” las melodías de violín y violoncello van modificándose mientras el piano realiza un acompañamiento “circular”. “Tras la ventana”, más lento, representa una imagen melancólica de lluvia tras la ventana. En “Soledades” el piano comienza solitario mientras se añaden violoncello y violín con un motivo que va repitiendo en toda la pieza. “Sous la pluie” comienza con un soliloquio del piano que da paso a otro del violín, como introducción a una rítmica danza con aires de tango.

Las piezas, escritas en 2011, están dedicadas a mi mujer, Susana.

Homenaje a Bartók

Obra compuesta en el 2000. El tema empleado como base de la composición está basado en una escala húngara, y es utilizado como motivo para desarrollar unas variaciones sinfónicas donde los instrumentos del cuarteto tienen la misma relevancia. La obra consta de dos movimientos, cada uno de ellos dividido en tres partes bien diferenciadas. El “Coral” presenta inicialmente el tema melódico que se empleará en cada una de las variaciones usando diferentes motivos de éste.

Escribí esta obra como mi personal homenaje a uno de los compositores más relevantes e influyentes, uno de mis favoritos. El estreno por el “Sonor Ensemble” tuvo lugar en 2008 en el Festival de Música Contemporánea de Madrid.

Nocturno

El filósofo Simón Marchán, quien fue director de mi tesis doctoral, me presentó a Ilia Galán, profesor de estética. Cuando leí su poesía me cautivó. En 2015, Marta Knörr me propuso escribir una canción para una formación poco frecuente, y así surgió “Nocturno”, sobre la preciosa poesía de Galán. El concierto fue en el Conservatorio “Jesús Guridi” (Vitoria), donde tuvo lugar su estreno junto con otras obras para mezzo, viola y piano, formación para la cual hay pocas escritas. La poesía de Galán contiene unas imágenes que tras su lectura me inspiraron una música impresionista y dramática. La canción está dedicada a Marta Knörr.

Textos: Alejandro Román

NOCTURNO
Ilia Galán (b. 1966)

Ojos oscuros lucen
en la alborada
ocultos.
Cuevas de mi alma.

Pájaros soñados
no vuelan en las noches
por encima de los días
para posarse en el sol.
Ya no.

Días sin luz,
nubes sin agua, gris
sin el negro de la noche
sin el blanco del relámpago.

Y el caminar de la jornada
que se estira
sin más motivo que la violencia
de cada existencia,
luchando por luchar,
afirmando sin razones
el motivo eterno por encima de los fines:
vivir.

Reproducido con permiso del autor


Close the window