Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Gonzalo PĂ©rez Chamorro
Ritmo, February 2016

“¿Quién demonios es un tal Sibelius?”, me preguntó un amigo cultural y neófito musical que, hace unas semanas, al abrir el suplemento cultural de un periódico de tirada nacional, se sorprendió al ver que la portada y el desarrollo principal del mismo estaba dedicado a Sibelius, que ya saben que en 2015 conmemoró los 150 años de su nacimiento. A mí, la verdad hay que decirlo, también me sorprendió. Uno espera encontrarse en un medio de estos con los de siempre, con Bach, Mozart, Beethoven, Wagner o Mahler, este último tan de moda que lo suelen incluir en la lista de los más grandes. Y quizá también espera uno encontrarse con nombres ligados a la ópera, ya saben, ese género que le gusta tanto a los mismos que apenas han escuchado música de cámara o pianística. En fin, que le contesté al whatsapp con un sencillo “un compositor finlandés muy importante”. No hice mucho por la causa sibeliana con tan reveladora respuesta, pero como los artículos del suplemento eran realmente buenos, creo que ha ampliado su búsqueda en el inabarcable manantial de YouTube, donde hay gatos mimosos, vídeos de Shakira, accidentes de coches y grabaciones de Sibelius.

Esta caja editada con excelente gusto por el sello Arthaus, nace con vocación para llegar a todos, ya que, aunque por descontado están las sublimes 7 Sinfonías del tal Sibelius, a cada Sinfonía se le añade una introducción de media hora, unos diez minutos con el director Hannu Lintu y su propia narración y unos veinte minutos de análisis de cada obra con Lintu y el compositor y musicólogo Osmo Tapio Räihälä, que por sus ropas y mirada parece por momentos un personaje más de los insondables filmes de Aki Kaurismäki.

Paralelamente a la publicación de aquel suplemento de cultura, el Instituto Iberoamericano de Finlandia programó una conferencia de Sibelius en Madrid y concentró sus esfuerzos en una exposición sobre el compositor, organizada con el apoyo de la Sinfónica de Lahti y la Embajada de Finlandia (“Sibelius 150”). Sorprende como los fineses aman a su compositor y como es reconocido en su país, probablemente es el icono cultural más importante y el que más desarrollo social ha tenido entre el común del ciudadano finlandés. Cada documental como generosa introducción a cada Sinfonía nos muestra en la Finlandia de hoy la presencia del compositor que ha calado muy hondo en la cultura finesa.

Hablar de una escuela de composición sibeliana es complejo. La influencia del compositor en otros compositores fineses es evidente, es la del titán creativo, el símbolo cultural nacional, pero nadie pudo seguir su camino, ya que su música es inimitable. Cualquier imitación es una mala copia, que en Finlandia es devastada por la crítica desde su comienzo, y así ha pasado. La verdadera escuela surgida tras su figura ha sido la del director de orquesta que se ha formado en sus cascadas y volcanes sinfónicos; directores que han tenido como sólida formación el corpus sinfónico de Sibelius, como es el caso de Hannu Lintu. Quizá y paradójicamente, sólo ha sido la última Sinfonía, la Séptima, que por su modernidad abrió un camino a seguir por los compositores; es de todas sus Sinfonías la que más mira hacia el futuro y la que, por consiguiente, abre una puerta que invita a traspasarla.

Lo curioso de Sibelius es que la audiencia esperaba que cada una de sus Sinfonías fuera como la precedente. Y nada de eso ocurre, cada Sinfonía proviene de un mundo diferente a su predecesora y no anuncia a su sucesora, lo que desconcertaba a la crítica y al público, aunque, en algunos casos, como en la Cuarta, se celebrara salir del oscuro mundo y posarse sobre el luminoso de la Quinta, la “sinfonía de los cisnes”.

Las Sinfonías de Sibelius se abren con una llamada, y es entonces cuando la maquinaria se pone en marcha, a veces con potencia y otras con más calma, pero siempre hace funcionar a la orquesta a pleno rendimiento. Es así como Lintu concibe sus interpretaciones, crea y desarrolla el concepto desde el germen inicial. Los materiales decorativos, esas secciones intermedias, tienen una herencia melódica del tema fundamental y los solistas de la Orquesta de la Radio han estudiado mucho y conocen realmente bien sus partes. Y es curioso, ya que si en la gran mayoría de las Sinfonías, los inicios son absolutamente claves para el devenir de la interpretación, en Sibelius son los finales los momentos claves, que hasta para el propio creador los tuvo siempre con dudas, ya que escribió alternativas para muchos de ellos, escritos y reorquestados, pero finalmente no insertados en el lugar de los que conocemos en la actualidad. Lintu crea finales de gran coherencia, siendo un gran traductor de Tercera, Cuarta o Sexta (una inmersión en las sombras con protección a estas), sin desmerecer su Segunda o Quinta, aunque quizá la Primera, siendo muy buena, no alcanza todo el paroxismo de su romanticismo.

El divertido documental “Sort of Sibelius!” son una serie de cortos que analizan la vida del compositor desde todos los puntos de vista, teniendo a Kaija Saariaho como enlace presente del compositor actual. © 2016 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group