Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Delia AgĂșndez
Ritmo, April 2013

Descarada e ingeniosa, El barbero de Sevilla de G. Rossini atrajo la atención del público desde el día de su estreno. Un solemne abucheo culminó aquella velada, de la que Rossini huyó indignado. A pesar de su polémico arranque, la ópera adquirió una pronta y meteórica popularidad, siendo hoy una de las más representadas en todo el mundo. Son innumerables los músicos que, conscientes de tal circunstancia, han querido plasmar su visión de El barbero de Sevilla sobre los escenarios y/o en formato físico audiovisual. Citando algunas personalidades emblemáticas y dejando en el tintero grandísimos nombres, sobresalen Giulini (1956), Abbado (1971) o Levine (1975), como solemnes directores; carismáticas Rosinas de la talla de Callas (1956 y 1957), Victoria de los Ángeles (1962), Berganza (1964 y 1971) o Cecilia Bartoli (1988); míticos Almavivas como Alva (1956 y 1957) o Flórez (2004) y Fígaros inolvidables como Ausensi (1964) o Bruscantini (1964).

Con esta reedición en DVD, Arthaus se enfrenta a una brutal multiplicidad de versiones disponibles. Exhibe una representación en directo dentro del Festival de Schwetzingen (1988). Algunos aspectos podrían calificarse como imperfectos o desfasados, si se observa este material desde un punto de vista contemporáneo. Como ejemplo, la calidad de la imagen, la multiplicidad de planos y el estilo de los créditos beben más bien del pasado. Por otra parte, la escenografía adolece de todo componente transgresor, rigiéndose por el más costumbrista de los cánones. Hunde sus raíces en una decimonónica Sevilla carente de colorido. Los tonos ocres, grises, marrones y negros acentúan la sobriedad de decorados y vestimentas que, por cierto, también son escasos en número.

La solemnidad de las grandes orquestas de mediados del siglo XX (la Royal Philharmonic y Gui o la Orquesta Filarmónica de Berlín con Karajan) impregna la lectura musical de Gabrielle Ferro. La Obertura obvia su carácter de divertimento a favor de una trascendencia que, según versiones posteriores, resulta espesa y lenta. Afortunadamente, a este Barbiere no le falta una patena de luminosidad. Está presente, y en abundancia, dentro del talentoso nivel actoral, humorístico y vocal de los cantantes. Justamente eso aporta la calidad necesaria para convertir este espectáculo en un producto atractivo. Bartoli realiza una solvente interpretación ya desde su cavatina. Se advierten su juventud vocaly ciertos pequeños aspectos técnicos que aún le faltaban por pulir. Sin embargo, con el tiempo los ha sabido solventar de acuerdo a sus propias necesidades. Lo más deleitable es comprobar el magno potencial vocal y escénico que emanaba en aquellos años. La mezzosoprano realiza un tándem verdaderamente especial con Gino Quilico quien, dentro del dinámico reparto, sobresale por su maravillosamente interpretado Fígaro: extrovertido, pícaro, atractivo, convincente en su pronunciación y sus expresiones, con la única pega de que su voz sufre un poco en la tesitura más aguda. David Kuebler cuenta con un pequeño hándicap procedente del futuro. Su apellido es Flórez. Una vez escuchado al peruano en el rol de Almaviva (Decca DVD, 2005), no resulta asequible dejarse seducir por otros candidatos. El tenor norteamericano goza de una potente voz y un elegante saber hacer escénico aunque, en este caso, ciertos problemas de afinación deslucen su figura en situaciones puntuales. Es un lujo disfrutar de la veteranía de Carlos Feller y Robert Lloyd, ya que ambos se muestran divertidísimos en sus respectivos roles de Bartolo y Basilio. Sus profundos timbres y una experimentada solvencia teatral son sus principales armas complementarias para conquistar al público.

He aquí una última advertencia: los subtítulos al castellano contienen errores por lo que, si la versión no resulta lo suficientemente entretenida (cuestión que es improbable), al menos el oyente podrá distraerse buscando las diferentes erratas y faltas de ortografía que, por desgracia, se han filtrado. © 2013 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group