Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


José Sánchez Rodríguez
Ritmo, December 2014

El concierto conmemorativo de los 450 años de la Staatskapelle de Dresde, celebrado en la Semperoper el 23 de septiembre de 1998, contó con un programa cuidadosamente escogido, que nos llevaba desde el Barroco a la gran cima del posromanticismo germano. Abría la velada el Concierto en sol menor que Vivaldi dedicó a la Orquesta de Dresde (en aquellos tiempos Dresdner Hofkapelle o Ensemble de la Corte de Dresde) y que tuvo su origen en la relación entre el compositor y el violinista Johann Georg Pisendel, a quien conoció en un viaje del Príncipe Elector en Venecia en 1716. Para él escribió diversas obras, entre ellas esta pieza que Sinopoli dirige sin resabios historicistas, pero con notable tersura y musicalidad, y servido por impecables intervenciones solistas de oboe y violín. Tampoco podía faltar a la cita Carl Maria von Weber, quien en 1817 fue nombrado Kapellmeister en Dresde, con amplias competencias con la Orquesta, a cuyo progreso contribuyó ampliando su repertorio. La Obertura Jubel (de muy beethoveniano sabor y con una sorprendente coda con cita del Himno de los Sajones, más tarde base del himno británico God save the King) fue en su momento, 1818, pieza de celebración de los “50 años del reinado de su Majestad el Rey de Sajonia” y encuentra aquí, cómo no, a una orquesta de sonido ideal. No es menor el simbolismo dentro del programa de la Obertura de Rienzi, ópera que el conjunto estrenó con el propio Wagner dirigiendo en 1842, un año antes de que el genial compositor recibiese el título de Real Director de Sajonia. Sinopoli nos ofrece una nobilísima versión, brillante, pero sin llegar a la charanga a la que es propicia, y con una cantabilidad muy italiana.

No es menor la vinculación que con la excelsa agrupación tuvo Richard Strauss, muchos de cuyos poemas sinfónicos estuvieron presentes en sus atriles desde 1890, por no hablar de sus óperas, nueve de las cuales recibieron su estreno en Dresde entre 1901 y 1938, y de su propio vínculo como director. La Sinfonía Alpina que cerraba el programa fue desde su origen una obra destinada a la Real Orquesta de Dresde, a la que Strauss dedicó la partitura y con la que efectuó personalmente el estreno en Berlín en 1915. La grandiosa composición es un inmejorable vehículo de lucimiento para la orquesta, admirable por su empaste armonioso y su mágica sonoridad. La versión es impecable, magnífica, superior incluso a la que llevase al disco en 1993 para DG con el propio Sinopoli dirigiendo, con el leve reparo de algún desliz del metal. La edición en DVD presenta una imagen con el estándar de aquellos años y una estupenda toma de sonido. © 2014 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group