Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Cristina Marinero
Ritmo, April 2015

En los primeros minutos del documental Jiri Kylián. The Choreographer, podemos ver al prestigioso creador en el avión que le lleva, en 1982, a su Praga natal. Con la solemnidad y tranquilidad que le caracteriza, dice estar nervioso por este regreso a su país, de donde había salido en 1968, pensando que el comunismo endurecido por la entrada de los tanques rusos haría imposible su regreso.

Su marcha al swinging London de aquellos años fue poco antes de la Primavera de Praga (a la que después se unió, cuenta), tras obtener una beca para la Royal School of Ballet. En ese viaje de regreso a Checoslovaquia recogido en este documental, iba ya como flamante director y coreógrafo del Nederlands Dans Theater (NDT), adonde había llegado en 1975, con 28 años, tras su paso por el Ballet de Stuttgart, para empezar desde entonces a ser historia de la danza del siglo XX.

Este documental, esencial para acercarse a la personalidad y filosofía de uno de los creadores capitales en la revolución de la danza académica en el último tercio del siglo XX, es una de las joyas que ha reunido Arthaus para realizar un espléndido cofre con diez DVDs, titulado The Jirí Kylián Edition. Colección magnífica (con más de 800 minutos de metraje y 22 de sus coreografías) e indispensable, no sólo para todo amante de la danza, sino también de la música, ya que estamos ante un coreógrafo que eleva a otro estrato cada nota y cada frase, aupando la partitura, en su traducción a movimiento corporal, a un terreno superior.

El que fuera durante 24 años director del NDT y, diez más, coreógrafo estable de la compañía, cuenta con un corpus creativo que sobrepasa las cien obras. En los ocho DVDs restantes (el noveno es otro documental, al que nos acercaremos en breve), quedan inmortalizadas algunas de las más eminentes, títulos ya históricos como Sinfonía de los Salmos (1978), Sinfonietta (1978), Symphony in D (1976) o Stamping Ground (1983), realizados sobre las composiciones de Stravinsky, Janácek, Haydn o Carlos Chávez, respectivamente. También se ha dedicado un disco a sus Black & White Ballets, donde se incluyen las tantas veces representadas Falling Angels (1989), sobre la música de Steve Reich, Drumming Part 1 o Petite Mort (1996), sobre el Adagio del Concierto para piano n. 23 y el Andante del Concierto para piano n. 21, ambos de Mozart.

Forgotten Memories (2011) es el documental que redondea esta especial colección sobre Kylián, en la que también se han incluido parte de sus títulos narrativos, como L’enfant et les sortilèges (1984), sobre la obra de Ravel de 1925, y L’histoire du soldat (1986), compuesta por Stravinsky en 1917, protagonizada por Nacho Duato. Se suman a ellos Kaguyahime, sobre partitura de Maki Ishii, y, cómo no, tres de sus películas, lideradas por la genial Car Men, de 2005, un corto de 30 minutos donde los cuatro personajes principales de la ópera de Bizet (cuyo título significa ahora algo así como “hombres de coche”) son aquí decadentes protagonistas de un filme de cine mudo.

”Los recuerdos son muy curiosos”, afirma Jirí Kylián en Forgotten Memories, “unas veces tratas de olvidarlos y, otras, de manipularlos”. Por eso, y aunque no había sido muy amigo de realizar filmaciones sobre su figura, se decidió a grabar este documental: quería compartir parte de sus experiencias y que no se perdieran, cuenta. Lo mejor, cuando se han visto ambos retratos, es corroborar que, dos y tres décadas después de las primeras grabaciones, sigue ofreciendo una gran calma al expresarse, lo que acentúa el aura alrededor de su figura.

Si bien en ambos documentales hay fragmentos de sus obras (que por suerte podemos ver completas en el resto de DVDs que los acompañan), el segundo se centra en sus declaraciones, sin que intervengan otras personas, como sí pasa en Jirí Kylián. The Choreographer, donde también habla su compañera de vida y de arte, la bailarina alemana Sabine Kupfemberg, o Marcia Haydée, estrella del Ballet de Stuttgart cuando él llegó y, después, su directora.

Es recomendable visionar ambos acercamientos a su persona antes de contemplar las coreografías. Así, será mucho más jugosa la manera en que se verán por primera vez (o se revisitarán) las antes citadas creaciones y el resto, como Bella figura (1995), Sleepless (2004) o Svadebka (1982), esta última, su versión de Les noces, de Stravinsky (muy distinta de la estrenada en 1923 por Bronislava Nijinska con los Ballets Rusos de Diaghilev), además de una de sus primeras piezas para el Nederlands Dans Theater, Torso, de 1975.

Porque es un deleite escuchar las declaraciones de este intelectual de la danza que ha dado también luz a grandes bailarines, directores de compañías y coreógrafos de las últimas décadas del siglo XX, como el citado Duato, Johan Inger, Jim Vincent o Paul Lightfoot, el actual director del NDT. Entre sus palabras, nos quedamos con las que más pueden acercarnos a la escritura coreográfica y a la filosofía del aclamado creador: “Para mí no existe la danza abstracta. Porque, si hay un ser humano sobre el escenario, con sus sentimientos, su cuerpo, sus músculos, su sangre…¿qué hay de abstracto en ello?” © 2015 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group