Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Javier Mitchell
Culturalmente Incorrecto, December 2014

“L’Histoire du Soldat” (“La Historia de un Soldado”), de inspiración faustiana, está basada en un cuento popular ruso. Narra la historia de un soldado: José, que de regreso a casa, se encuentra con el diablo que le engaña para que le cambie su violín (que representa su alma) a cambio de un libro que tiene la virtud de predecir el futuro. El joven se queda, a instancias del diablo, tres días con él para enseñarle a tocar el instrumento, pero cuando regresa a su pueblo ve desolado que realmente lo que han pasado son tres años y que ya nadie se acuerda de él, ni siquiera su madre ni su novia que se ha casado con otro.

Triste y abatido se retira y amasa una gran fortuna merced a los poderes del libro. Sin embargo el soldado descubre que el dinero no le hace feliz, así que sale en busca del diablo al que le ofrece jugarse su fortuna contra el violín en una partida de cartas. El diablo gana una vez más, y en su alegría desmedida, José aprovecha para robarle el violín. Ha oído que la hija del rey está enferma y que éste la casará con quien la cure. José lo logra por medio de su violín y se casa con ella. Sin embargo no podrán salir del reino ya que si así lo hacen el diablo se llevará a José al infierno. Más tarde el diablo aprovechando que han traspasado los límites del reino (ya que la princesa solicita a José que le muestre su vieja casa) lo atrapa y se lo lleva al infierno.

Naxos USA acaba de lanzar al mercado americano la edición en formato blu-ray de “L’Histoire du Soldat”, una grabación histórica de este ballet filmada en vivo en el AT&T Danstheater de La Haya, Holanda, en 1988. La música pertenece a Igor Stravinsky y la coreografía es de Jiří Kylián, con escenografía y vestuario diseñados por John MacFarlane. Terminada la Primera Guerra Mundial, Europa se encontraba totalmente devastada. Pueblos enteros habían desaparecido, millones de muertos, millones de heridos, fronteras desdibujadas y escombros que recordaban hogares, hospitales, escuelas y teatros. La situación económica era precaria, pero la vida tenía que seguir. Ante este escenario, Igor Stravinsky (1882–1971) buscó la forma de ganar dinero para sacar adelante a su familia. Pensar en una puesta en escena a gran escala era imposible, así que Ígor Stravinski compuso la partitura en 1917 a partir de un texto de su amigo Charles Ferdinand Ramuz para tres actores (el soldado, el diablo y la princesa) y siete instrumentos (violín, contrabajo, fagot, corneta, trombón, clarinete y percusión).

La obra fue escrita por Stravinsky después de su ballet icónico “La Consagración de la Primavera”, y en palabras del propio compositor, representa una nueva etapa en su modelo de composición. Una propuesta musical innovadora: mezcla música de cámara, narración, actuación y ballet. Sin dejar de lado el folklore ruso, combina la politonalidad y su estilo neoclásico con jazz, tango y vals, razón por la cual se mencionaba que Stravinsky era un gran recopilador de todos los géneros musicales. El ballet está protagonizado por Nacho Duato como el Soldado, Aryeh Weiner como el Diablo, Gerald Tibbs como el Alter Ego, Teresina Mosco en el rol de la madre, Fiona Lummis es la novia, Lionel Hoche es el amigo del soldado y Karin Heyninck interpreta a la Princesa. La orquesta está conducida por el maestro David Porcelijn. Un elenco homogéneo y de una perfección excepcional da vida a la coreografía de Jiří Kylián, coreógrafo checo afincado en en los Países Bajos (junto Hans van Manen es el principal exponente de la escuela holandesa de ballet, que tuvo gran prestigio especialmente en los años 1980).

Este creador checo y la compañía holandesa que dirige desde hace largos años, han ganado un enorme prestigio en el medio internacional, prestigio que no se basa en ninguna clase de promoción publicitaria y mucho menos en la posesión de bailarines estrellas. El Nederlands Dans Theater está solventado por el Estado holandés y su sede está en la ciudad de La Haya. Jiri Kylian es un creador extremadamente singular. Su lenguaje de movimiento es muy rico y muy original y al mismo tiempo domina como pocos la nitidez del diseño, lo que confiere la posibilidad de distinguir la estructura de una obra en cada momento de su desarrollo. Por lo demás, sus elecciones musicales siempre tienen un alto nivel de excelencia y extremo registro expresivo que va desde el lirismo hasta la comicidad.

“L’Histoire du Soldat” es una obra sencilla. Se trata de una obra de cámara pero también de un ballet con narrador. En la música no hay innovaciones espectaculares y, sin embargo, todas sus melodías, todos sus ritmos y hasta las frases más triviales están llenas de la más absoluta frescura que nos recuerda el espíritu del circo y a los músicos ambulantes. Es una obra difícil de clasificar porque contiene elementos de todo tipo: rag-time, vals, pasodoble, tango y distintas formas de música, sin embargo podemos decir que se trata de una suite musical de varios movimientos, que eventualmente pueden ser representados con teatro o ballet, por tratarse de una mezcla de teatro, música y poesía

La Primera Guerra Mundial fue un nuevo puntapié no sólo para Stravinsky, sino para todas las artes. En la música fue el punto de desarrollo de grandes vanguardias; como respuesta a las brutalidades de la guerra, se dieron a la tarea de romper con el viejo sistema, pensando en no repetir tal tragedia. Desgraciadamente no sabían que después de la Gran Guerra vendría otra y otra y muchas más. “L’Histoire du Soldat” es, en esta edición en formato blu-ray, una buena oportunidad de presenciar un registro histórico de este ballet, aunque los medios técnicos del año 1988 hayan quedado muy atrás para la forma en que estamos acostumbrados a visualizar hoy los espectáculos en alta definición. Y siendo una obra que no está demasiado editada en video, esta edición es bienvenida. Pero la calidad de imagen no es la óptima y el aspect ratio de video es 4:33 (como los televisores de aquellos años) y no 16:9. No obstante, es una obra obra corta y dinámica que apenas da respiro al espectador y es altamente disfrutable para aquellos entusiastas del ballet. Sólo para amantes del género. © 2014 Culturalmente Incorrecto





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group