Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Jerónimo Marín
Ritmo, January 2016

MAHLER, G.: Symphony No. 3 (Watkinson, Royal Concertgebouw Orchestra, Haitink) (NTSC) 109119
MAHLER, G.: Symphony No. 4 (Ewing, Royal Concertgebouw Orchestra, Haitink) (NTSC) 109108

Mahler, por siempre Mahler. El mismo nos los advirtió: mis obras serán mejor comprendidas en el futuro. Y ahora que nos encontramos pasados cinco años del centenario de su muerte, entendemos más que nunca esas palabras, el alcance de su previsión al poner en su música nuestro miedo a la muerte, nuestra soledad, nuestra neurosis. No es sólo es que para Mahler una sinfonía es un mundo, sino que el conjunto de sus sinfonías son el universo en que nos reflejamos y bebemos.

Pero la llegada de su música no tuvo un camino fácil. Mi educación mahleriana fue con los vinilos de la primera integral disponible a nuestros bolsillos, la de Kubelik. Y aún más tarde se produjo la llegada habitual de su música a los atriles de nuestras orquestas, en primer lugar porque no había orquestas en nuestro país para que interpretaran su música (ni la de cualquier otro, claro está). En la temporada 91–92 se produjo la primera integral sinfónica de Mahler en Madrid.

Y los DVDs que comentamos, aún la preceden en casi una década: 1983 la n. 3 y 1986 la n. 4, con una pletórica Orquesta del Concertgebouw dirigida por el que era por aquel entonces su titular, Bernard Haitink, que aún hoy dirige a sus 86 años, aunque escasamente. Haitink fue el quinto titular de la famosa orquesta de Amsterdam, entre 1963 y 1988, y uno de los mayores logros fue la integral de las Sinfonías mahlerianas. Ahora bien, los vídeos que tenemos entre manos no se corresponden con las grabaciones discográficas, ni por fechas ni por solistas. En el caso de los vídeos, la principal característica y virtud de su interpretación es la organicidad en el desarrollo de la sinfonía: todos los tiempos suenan con la certeza de que deben ser así, los planos sonoros se equilibran con una naturalidad que hacen fácil la construcción de estos monumentos sonoros. Además, su gesto es tan contenido por momentos, que indica la libertad y confianza que otorga a sus colegas de la orquesta. Mahler, con su permanente simultaneidad de melodías con sus contrapunteados motivos melódicos, necesita de un equilibrio justo, y aquí acierta Haitink, evitando manierismos y ultrarromanticismo: tocando sin exagerar dinámicas se obtiene más. Los solistas, Carolyn Watkinson en la Sinfonía n. 3, y una estupenda y adecuadísima Maria Ewing en la n. 4, cumplen satisfactoriamente, al igual que Coro de Mujeres NOS y el de niños en la Cuarta, que Haitink además la dirige de memoria.

Hoy estamos desbordados por las diferentes versiones de Mahler, compositor que hasta las orquestas juveniles interpretan, pero para los oídos de un melómano en la década de los ochenta, Haitink era la puerta natural de entrada a este paraíso. © 2016 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group