Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

 
Keyword Search
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Jerónimo Marín
Ritmo, March 2020

CASELLA, A.: Donna serpente (La) [Opera] (Teatro Regio Torino, 2016) (NTSC) 2.110631
CASELLA, A.: Donna serpente (La) [Opera] (Teatro Regio Torino, 2016) (Blu-ray, HD) NBD0096V

¡Cómo hemos podido estar tanto tiempo sin conocer esta auténtica joya de la lírica! Lo cierto es que de su autor, Alfredo Casella (1887-1947), frecuentamos nada sus 71 obras con número de opus, y también que de la parcela operística, con dos títulos no es accesible. De hecho, La Donna Serpente, con libreto de Lodovico basado en una fábula de Gozzi (al igual que Turandot de Puccini o El amor de las tres naranjas de Prokofi ev) y estrenada en 1932, obtiene aquí su primera grabación en DVD, eludiendo el destino fatídico de la ópera del siglo XX que aun teniendo éxito en sus estreno, desaparece tras escasas representaciones.

El esfuerzo del Teatro de Torino con Gianandrea Noseda es colosal en su recuperación, y tanto el elenco amplio, 18 cantantes más coro y orquesta, encabezados por Carmela Remigio en Miranda o Piero Pretti como Altidór, cumplen de maravilla. Dos elementos más ayudan a completar el excelente resultado: el vestuario colorista de Gianluca Falaschi y la puesta en escena de Arturo Cirillo, con unos bloques curvos que determinan los diferentes espacios. La escritura musical, moderna pero audible, tiene un elemento rítmico original y una orquestación refi nada, exigiendo de la Orquesta del Teatro de Turín un verdadero trabajo de esfuerzo y precisión en estas veladas abril de 2016. Debería rodar el título y la producción por diferentes teatros. © 2020 Ritmo



Santiago Martín Bermúdez
Scherzo, December 2019

CASELLA, A.: Donna serpente (La) [Opera] (Teatro Regio Torino, 2016) (NTSC) 2.110631
CASELLA, A.: Donna serpente (La) [Opera] (Teatro Regio Torino, 2016) (Blu-ray, HD) NBD0096V

El turinés Alfredo Casella (1883-1947) pertenecía a aquella generación antirromántica que abrazó un neoclasicismo que lo abarcaba todo. Abrió la música italiana a lo europeo, en especial a lo francés y lo alemán, pero no tanto a lo wagneriano. También era Casella de la generación, no solo italiana, que empezó a tener problemas con el público. El logro de Puccini había sido algo así como ‘un final’. La donna serpente (Roma, Teatro Constanzi, 1932) es una ópera desusada y de gran interés, pese a esa atención tardía. Y es que Casella pertenecía, además, a otra generación, la de los músicos italianos hartos de que lo italiano fuera identificado con el melodrama, con la ópera que va de Rossini (o antes) a Puccini y el verismo; no es que Casella y su generación renegases de la tradición, tan solo se curaban del síndrome del pathos vigente hasta ayer mismo. Así, esta ópera se aparta de una tradición romántica, sentimental, “humana demasiado humana”. Y el esfuerzo se nota. Más como esfuerzo que como logro. Los preludios orquestales son espléndidos, pero las líneas vocales le dejan a uno dudas, aunque haya momentos de altura en la voz, como el lamento de Miranda convertida en serpiente, comienzo del acto III, a capela y muy monteverdiano en espíritu. Arranca como el poema de Leopardi, Vaghe stelle dell’Orsa… y tiene respuesta del coro. Puede decirse que el acto III es lo más conseguido.

Por una parte, es adaptación de una de las fiabi teatrali de Carlo Gozzi, piezas que interesan a otros operistas de la época (Busoni y Puccini: Turadot; Prokofiev: El amor de las tres naranjas, animado por Meyerhold); y músicos muy posteriores (Il re cervo, de Henze, 1956). Por otra, es una variante del amor de una criatura inmortal, sobrenatural, por un ser humano, lo que lleva a la renuncia a su mundo y al privilegio de la vida permanente (como en la Rusalka de Dvorák y la leyenda de la que procede—narrada por La Motte Fouqué y con variantes como la muy sorprendente pieza teatral de Jean Giraudoux—como la Snegurochka de las leyendas rusas, de la pieza de Ostrovski y la ópera de Rimski-Korsakov). Es como si las teorías de Busoni sobre lo operístico se hubieran impuesto. Y en supuestas concordancia, Gasetti estiliza para la puesta en escena los movimientos de los seres sobrenaturales, aunque con trazos gruesos, sin sutileza, senza finezza, hasta obligar a los cantantes a alguna gesticulación ridícula (¿hay en esto huellas de las gesticulaciones con que Bob Wilson estiliza prácticamente cualquier cosa?). Puesta y coreografía resultan a menudo molestas. La confusión es amplia, y aunque no hunde la propuesta, la condiciona, y que conste que da la impresión de que algo de eso está ya en la partitura.

Carmela Remigio, Pietro Pretti, Erika Grimaldi, Francesca Sassu, entre otros, poseen voces excelentes, pero Casella renunció al pleno canto, al belcanto, a nada que tuviera que ver con la tradición que va de Rossini al verismo, y sin duda más hacia atrás en el tiempo. Y no podemos calibrar sus voces como en otras óperas; responden, cantan, actúan, integran sus líneas en la amplitud de un discurso que, cuando se vuelve solo orquestal, roza lo excelente. Felizmente, junto a unas voces bellas pero limitadas por el compositor, está el foso. Gianandrea Noseda se sale con la suya, que es defender esta obra de Casella que no es indiscutible, por mucho interés que tenga, pero no hay que despachar esta propuesta con arrogancia de posteridad. La iniciativa, la recuperación misma, el espléndido reparto y la dirección de Noseda hacen que este DVD sea muy recomendable. No hay títulos ni en castellano ni en francés; sí en japonés y coreano. © 2019 Scherzo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group