Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Rafael-Juan Poveda Jabonero
Ritmo, December 2015

SIBELIUS, J.: Kuolema / King Kristian II / Overture in A Minor (Pajala, Torikka, Turku Philharmonic, Segerstam) 8.573299
SIBELIUS, J.: Belshazzar's Feast / Overture in E Major / Scène de ballet / Cortège / Menuetto (Pajala, Turku Philharmonic, Segerstam) 8.573300
SIBELIUS, J.: Pelleas and Melisande / Musik zu einer Szene / Autrefois / Valse Chevaleresque (Pajala, Nordqvist, Turku Philharmonic, Segerstam) 8.573301
SIBELIUS, J.: Jokamies (Jedermann) / 2 Pieces, Op. 77 / In Memoriam (Pajala, Katajala, Söderlund, Palmu, Turku Philharmonic, Segerstam) 8.573340
SIBELIUS, J.: Swanwhite / The Lizard / A Lonely Ski Trail / The Countess's Portrait (Eklundh, Turku Philharmonic, Segerstam) 8.573341
SIBELIUS, J.: Scaramouche [Ballet] (Turku Philharmonic, Segerstam) 8.573511

Leif Segerstam ha mantenido siempre una relación muy estrecha con la música de Sibelius. Sus grabaciones para Ondine revelaron, allá por los noventa, una forma muy personal de acercarse a los pentagramas de su compatriota. Dirección muy matizada, centrada en la reflexión sobre las notas escritas, acertada al otorgar su justa medida a cada uno de los elementos constitutivos de esta música. Mucho se ha hecho ya al respecto de las obras de repertorio del compositor, y aquéllos trabajos de Segerstam pudieron no ser todo lo reconocidos que debieran en determinados contextos, no obstante, tanto hoy como entonces, deben ser tenidos en cuenta, pues rebosan sinceridad por los cuatro costados.

Los seis discos, registrados entre febrero y septiembre de 2014, suponen una confirmación de lo que ya entonces se veía, pero también nos muestran unos cuantos pasos más adelante en la trayectoria de lo que Segerstam nos ha ido ofreciendo acerca de Sibelius a lo largo de toda su carrera. No hemos de considerar estas seis referencias como unos cuantos volúmenes más, que sirvan (sirven) para engrosar el “todo Sibelius” por el director finlandés, sino que en ellos encontramos gran parte de su propia filosofía musical fusionada con los pentagramas que interpreta. Desde este último punto de vista, me parece que el contenido de los discos que originan estas líneas se sitúa unos puntos por encima de lo que el director conseguía hace ya casi veinte años. Es decir, el concepto sigue siendo el mismo, pero la forma de transmitirlo es ahora mucho más acertada.

Para llevar a cabo esta empresa, Segerstam cuenta con una orquesta muy adecuada para esta música, y unos solistas que trabajan con gran seriedad las partes que les corresponden, situándose adecuadamente en el conjunto de la obra. Difícil es, en muchas ocasiones, dotar de unidad a unas obras como las incluidas en estos discos, la mayoría de ellas músicas incidentales o de circunstancias, hechas a veces a modo de retales, cuyo significado y valor varía mucho al ser interpretadas fuera del contexto al que pertenecen. El director finlandés lo consigue con su proverbial habilidad para narrar.

El primero de los discos se inicia con una concisa versión de la Obertura en la menor, que da paso a la música incidental completa para Kuolema. El ser interpretada en su integridad, implica las modificaciones correspondientes en sus piezas más conocidas, como es el Vals triste. El interés de la versión no se limita a eso, que sea completa, sino que vemos impresas el carácter que quiere transmitir el director. Algo parecido ocurre con la música para El Rey Kristian II, aunque en menor medida, dadas las características de la música.

El segundo disco se abre, de nuevo, con una obertura; una radiante interpretación de la “juvenil” Obertura en mi mayor, a la que sigue la Escena de Ballet, también de 1891. Ambas en versiones que superan ampliamente la calidad de lo escrito en la partitura. Mucha más importancia ofrece la música para El festín de Baltasar, una vez más presentada en su integridad, cobrando la obra un significado que no aparece en la conocida suite de concierto. Es de admirar la labor del director a la hora de explicar e hilvanar esta música, tan fragmentada de origen. Como también hemos de admirar el modo como Segerstam aborda las pequeñas y variadas piezas, en lo que a carácter se refiere, que sirven para completar tanto este disco como el siguiente: Los solemnes Cortejo y Procesional, o las deliciosas piezas del Op. 96, al igual que el resto de pequeñas composiciones que sirven de complemento en ambos CD, están tratadas con mimo e ingenio necesarios para disfrutarlas en toda su esencia. Muy seria la versión de Peleas y Melisenda, que incluye la versión vocal de la canción de Melisenda de la segunda escena del acto tercero.

En el disco que incluye Jedermann, encontramos uno de los mayores aciertos de la serie, no sólo por cómo está expuesta esta extraña y desconcertante obra, sino por la recreación que el director hace de In memoriam, dotando de una identidad a la obra que no encontramos en la mayoría de las interpretaciones. Perfectamente expresado el carácter de recogimiento que poseen las Dos Melodías Serias. Otro gran acierto es la versión de Cisne Blanco, ofrecida también en su integridad, lo mismo que la música para la obra El Lagarto y los pequeños melodramas que completan el quinto CD. Igual de referencial que la versión del ballet completo Scaramouche, una obra que contiene muchos más valores de los que habitualmente se le reconocen. La extraordinaria versión que Jüssi Salas ofrece de la Suite (Decca) se ve superada por esta de Segerstam, que debe ser ya considerada como una de los grandes registros de la música del compositor de todos los tiempos. En conclusión, hágase con estos discos, no lo lamentará. © 2015 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group