Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Javier Extremera
Ritmo, October 2015

Después del enorme vacío que dejó la pérdida de su guía artístico y espiritual durante más de una década, el veraniego Festival de Lucerna intenta recomponer los fragmentos de su resquebrajado espejo. Otro milanés, Riccardo Chailly, cuya batuta empezó a germinar curiosamente a la sombra del maestro Claudio Abbado, acaba de ser nombrado mandamás del certamen para el próximo lustro. Mirar al pasado para recomponer el futuro. La etapa Abbado sigue siendo un pozo audiovisual sin fondo, insecable. Los registros que vuelven a resucitar sus gatopardianos contornos provienen de agosto de 2011 (Mozart) y 2012 (Beethoven). Dos compositores en los que el milanés nunca fue ni clarificador ni determinante.

La voz de la maravillosa Christine Schäfer se ha ensanchado y macerado, perdiendo coloratura y brillo en el agudo, pero encharcándose en resonancia y volumen. Su ágil y coqueto Mozart (Arias K 369, K 272 y K 418) sigue siendo muy atractivo, bellamente perfilado por su embelesador timbre. Verla dialogar con el oboe de nuestro paisano Lucas Macías, sobre todo en la delicada y sensual Vorrei spiegarvi, oh Dio!, es una delicia. Música que ciega la vista. Sobrecoge ver detrás de la soprano alemana canturrear emocionada a la flautista Chiara Torrelli. Lo mejor del DVD.

A la Sinfonía Haffner le sobra colorete, volatilidad, garbo, sensiblería y buenos modales. Se le echa en falta mayor contraste, cólera y dinamismo. Como ese destemplado maquillaje con el que se embadurna un cadáver. Un Mozart elegante pero blandengue, que posee muchas luces pero ninguna sombra. Tanta transparencia y hermosura llega a ser agotadora.

Lástima que lo propuesto por Beethoven después de la rugiente, turbadora y fascinante Obertura Egmont (música gigantesca) no tenga, ni por asomo, idéntica estatura (parece escrita por otra pluma). La música incidental que compusiera para la obra de Goethe es irregular en su conjunto, sin capacidad para dejar posos, banal, endeble e incluso a veces gratuita y pomposa. Abbado, que sí que cree en su valía, dibuja con limpia caligrafía los planos del edificio, intentando erigirlo (pese a un discutible uso del timbal) de la manera más vistosa y sugerente posible. De ahí que anegue todo de ricas sonoridades y cuidadosas dinámicas, afianzando su discurso en el “hitleriano” narrador del colosal actor Bruno Ganz, en la potente voz de Juliane Banse y en una compenetrada orquesta (impagables las aportaciones del lujoso clarinete de Sabine Meyer, magníficamente arropada por la sección de cuerda) que, pese a dejarse la piel en cada compás, en su atronador acorde final, deja en la boca un penetrante y agrio sabor a gatillazo. A una demostración de que los dioses, también gustan a veces de travestirse en simples seres humanos. © 2015 Ritmo





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group