Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...

Fernando Fraga
El arte de la fuga, September 2015

Siete años después de habernos brindado un exhaustivo repaso a todas las heroínas puccinianas, de Anna y Fidelia a Turandot y Liù, siendo incluso una de las pocas sopranos que cantaran los tres personajes femeninos del Trittico en una misma función, la soprano milanesa Amarilli Nizza nos propone ahora su Verdi más privilegiado. This is my Verdi, así define su desafío, que aparece como complemento a una anterior grabación realizada en 2009 en compañía del barítono Roberto Frontali y donde daba vida a Abigaille, Giovanna d’Arco, Luisa Miller, la Valéry, la Boccanegra y Aida. A dos de estas heroínas retorna ahora en solitario, junto a otras que figuran entre las más onerosas del catálogo verdiano. La mayoría de ellas ya asumidas por la cantante en escena.

Para la parte más endiablada de estas elecciones (Abigaille, Odabella, Lady Macbeth), partes escritas para una soprano drammatica d’agilità, Nizza cuenta con los requisitos obligatorios para ponerlas decentemente en pie: registro o extensión, doble capacidad canora, o lo que es lo mismo, facilidad para pasar del canto spianato al de coloratura y, especialmente, intensidad dramática a partir de un fraseo de directa claridad expositiva. Tratándose de una grabación discográfica no se puede escribir de cuestiones de volumen, pero se intuye que éste no desmerece de las cualidades citadas. Todo ello a partir de un colorido vocal que remite, en esencia, al de una soprano eminentemente lírica. Es el talento de la artista el que permite que la voz suene más dramática para que se perfile y capte la particular psicología de cada personaje.

Ya desde el fatigoso recitativo de Abigaille se ponen en claro las posibilidades de la intérprete, pasando con la intensa variedad de acentos aquí desplegados a la melancólica exposición del aria. No ataca, extrañamente, la cabaletta como si nos quisiera dejar en la duda sobre sus posibilidades en el terreno de la agilidad. Incógnita que despeja de inmediato al ofrecer, imperturbable, la furiosa aparición de Odabella en Attila con su correspondiente y apoteósica cabaletta.

De Lady Macbeth interpreta sus tres momentos esenciales, excluyendo con cierta lógica el brindis. Añade ahora a la exhibición anterior un dato nuevo: intencionalidad en el parlato, el que corresponde a la lectura de la carta del marido, resuelto con una acertada variedad expresiva. A continuación, de nuevo el recitato es ejemplar en concepto, ascendiendo con comodidad al do agudo que lo remata. Aria y cabaletta (entre ambas, un muy bien subrayado Duncano sarà qui) se van desenvolviendo con la necesaria asistencia, lo mismo que la más aún más exigida página, la de La luce langue, con una coda de asombrosa esplendidez vocal. Repite la notable faena en la lóbrega escena del sonambulismo cargada de intenciones como corresponde. La rúbrica, empero, siendo aceptable, no cumple del todo lo que indica la partitura. La cantante, para darle mayor profundidad al momento, oscurece un tanto el timbre para darle a la ambiciosa Lady la pigmentación apropiada a la situación.

En la segunda parte de este recital, grabado en mayo de 2014, Amarilli Nizza se centra en otro tipo de heroínas verdianas que por su morfología vocal, puede que le resulten más adaptadas, por su menor agresividad, más complacientes o resignadas frente a su destino: la Leonora aragonesa y la Aida etíope. Como la primera, es preciso subrayar la atención y la comodidad con las que resuelve la cavatina de presentación y, seguidamente, cómo acierta a superar la complicada escritura, tan belcantista aún, de D’amor sull’ali rosee, piedra de toque para que fracasen muchas sopranos con un instrumento vocal más pesado y de preparación más rudimentaria. Cual Aida acierta en diferenciar los dos momentos solistas de la entrañable muchacha. En Ritorna vincitor comunicando el insoluble conflicto amoroso en que se haya tan adorable protagonista, mientras que en la escena del Nilo es capaz de poner de relieve la dulce añoranza por su perdida patria. Atención aquí al cómodo ascenso al do agudo, una nota que se evidencia, más a menudo de lo necesario, un apreciable escollo para otras colegas sopraniles. © 2015 El arte de la fuga





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group