Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

 
Keyword Search
 
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Javier Mitchell
Culturalmente Incorrecto, June 2018

Naxos USA lanzó al mercado americano la edición en formato blu-ray de “Benvenuto Cellini”, ópera compuesta por Berlioz, producción de la Ópera Nacional Holandesa y con la dirección del gran Terry Gilliam. El maestro Mark Elder dirige la Rotterdam Philharmonic Orchestra. Está protagonizada por John Osborn, Maurizio Muraro, Laurent Naouri, Orlin Anastassov, Nicky Spence, Scott Conner, André Morsch, Marcel Beekman, Mariangela Sicilia, Michèle Losier y el Dutch National Opera Chorus. El diseño de escenografía pretenece al propio Gilliam y Aaron Marsden, el vestuario a Katrina Lindsay, Paule Constable hizo el diseño de luces y la coreografía pertenece a Leah Hausman. Fue grabada en vivo en la Dutch National Opera and Ballet, en Amsterdam, entre el 15 y el 18 de mayo del 2015.

Esta ópera de Héctor Berlioz no ha conseguido nunca entrar en el gran repertorio, a pesar de todas las cualidades que ofrece. No es una ópera fácil de montar escénicamente y ofrece uno de los personajes más difíciles escritos para un tenor. El argumento de la obra son los enfrentamientos amorosos entre el artista Cellini y su colega Fieramosca, representando lo arriesgado y lo tradicional, la locura y lo convencional para conseguir el amor de Teresa, la hija del tesorero del Papa Clemente VII que es el que encarga la famosa escultura en la ópera.

Terry Gilliam es un actor y director de cine británico nacido en Estados Unidos. Fue uno de los miembros del grupo humorístico Monty Python. Como director ha deambulado por los límites de la realidad, los sueños y el tiempo. Su primera película como director fue “Monty Python y el Santo Grial” una codirección entre él y Terry Jones.‚Äč Sus películas, de estilo surrealista están marcadas por viajes en el tiempo, como “Time Bandits”, de 1981 y la realidad confundida por los sueños, la fantasía o la imaginación, como “Brasil” (1985), para la que rechazó la realización de una superproducción y con la que logró cierto interés en el circuito Europeo aunque fue rechazado en el estadounidense. No obstante, se convirtió en director A-List en Hollywood, donde filma “12 Monkeys” (1995). Otros films de Gillian son “The Adventures of Baron Munchausen” (1989), “Fear and Loathing in Las vegas (1998), “Tideland” (2005) y “The Imaginarium of Doctor parnasus” (2009).

Gilliam caracteriza a Benvenuto Cellini como un artista loco y vividor al extremo y para ello utiliza un conjunto fantasioso y fantástico de gente en escena, con acróbatas, saltimbanquis y un diabólico maestro de ceremonias que dan un toque circense desde la obertura hasta el final, provocando que la gente salga satisfecha y con una sonrisa en su cara tras ver una ópera casi desconocida por el gran público. El director no trata de imponer grandes tecnologías ni de transgresiones gratuitas sino de acentuar, de poner humor, de hacer gags a la misma ironía y grandilocuencia ya señalada por Berlioz en la partitura, de crear espacios y ambientes colosales y a la vez momentos de gran lirismo conseguidos por un diseño de luces fantástico de Paule Constable, a pesar del casi estado de semioscuridad constante. El vestuario fantasioso de Katrina Lindsay caracteriza perfectamente a cada personaje, incluso los extras, convirtiendo el escenario en algo orgánico, vivo, y exultante.

Donde Terry Gilliam resulta insuperable es en la pura dirección escénica. Lleva su producción por caminos cómicos, incidiendo en el carácter de la ópera y manteniendo la atención del espectador en todo momento. Es excepcional la escena de la pantomima del Martes de Carnaval, con sus saltimbanquis, prestidigitadores y acróbatas, en un espectáculo brillante como pocos. Espectacular también resulta la escena final de la fundición de la estatua de Perseo, con todo el escenario convertido en una gran fundición. Hay toques geniales como la erección en sombras de la horca, en la que será ejecutado Cellini de no cumplir su compromiso con el Papa. Espectacular y divertida la entrada en escena de Clemente VII, rodeado de su divertida guardia personal. A todo ello hay que añadir una dirección de actores magnífica, en la que todos los artistas se entregan a sus personajes, y una dirección de masas espectacular.

El tenor John Osborn personifica un Cellini apasionado, con facilidad y potencia en los agudos. La Teresa de la soprano Mariangela Sicilia es espléndida y fresca, inocente en el Primer Acto, pero que se va imponiendo con un cierto dramatismo en el Segundo. cabe destacar su aria de presentación del primer acto “Entre l’amour et le devoir”, verdadero juego de pirotecnia vocal complicada por un movimiento escénico que en nada favorece la concentración canora. Los bajos de la producción son de gran peso, tanto el Balducci de Maurizio Murano, como sobretodo el Papa Clemente VII de Orlin Anastassov en su encarnación pontifical a medio camino entre “In questa regia” de Turandot y el humor del Mikado. Merece aplausos también el coro, que se entrega a esta producción difícil, compleja y muy exigente en cuanto a la parte teatral y musical.

La presente producción de “Benvenuto Cellini”, con la firma de Terry Gilliam es toda una demostración de lo que se puede hacer en un escenario con imaginación y siendo a la vez respetuoso con el libreto y partitura. Es uno de los trabajos más brillantes que verán en mucho tiempo y demuestra un cuidado extremo por parte del director de escena por ser fiel a la partitura y a su propio arte.

CALIDAD DE VIDEO:

  • Resolución de Video: 1080i / 60
  • Codificación de Video: AVC / MPEG-4
  • Aspect Ratio: 1.78:1
  • Región: 0 (Todas)

CALIDAD DE AUDIO:

  • Codificación de Audio: Dos Canales: PCM 2.0 Estéreo & DTS-HD Master Audio 5.1
  • Idioma: Francés
  • Subtítulos: Inglés, Francés, Alemán, Coreano y Japonés

EXTRAS:

  • No © 2018 Culturalmente Incorrecto




Naxos Records, a member of the Naxos Music Group