Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...


Javier Mitchell
Culturalmente Incorrecto, September 2015

El Festival de Glyndebourne ha cumplido sus primeros 80 años de historia fiel a su idiosincrasia de mezclar el hedonismo y lo artístico. Tiene el privilegio de haber arraigado la cultura del “picnic chic” en los entreactos mezclando el teatro lírico y la hierba de la campiña inglesa. Ópera de calidad en un marco elegante con picnic en los jardines. El vestuario es, por supuesto, acorde a la ocasión: las mujeres con traje de noche, los hombres de esmoquin; y siempre una capa o algo de abrigo para resguardarse del clima británico. Así es Glyndebourne, probablemente el festival de ópera más curioso del mundo.

Glyndebourne es, en realidad, el nombre de una elegante residencia situada al sur de Londres. En 1934, el terrateniente John Christie y su esposa, la cantante de ópera Audrey Mildmay, hacían realidad el disparatado sueño, llevado a cabo tras la visita a los festivales de Salzburgo y Bayreuth durante su luna de miel, de ofrecer en su propia casa las óperas más sublimes del repertorio para solo un puñado de elegidos. Así que construyeron un teatro para 300 invitados, que hace años se cuadriplicó, y un escenario más grande que el del Convent Garden o la Scala de Milán.

Naxos lanzó al mercado americano la edición en formato blu-ray de la ópera de Giuseppe Verdi “La Traviata”, nueva producción del Festival de Glyndebourne y grabada en vivo en el Glyndebourne Opera House en Julio del 2014. Dirigida por Tom Cairns, está protagonizada por Venera Gimadieva en el papel de Violetta Valéry, Michael Fabiano en el rol de Alfredo Germont y Tassis Christoyannis como Giorgio Germont. Completan el elenco Hanna Hipp como Flora Bervoix, Emanuele D’Aguanno como Gaston / Vizconde de Letorières, Magdalena Molendowska como Annina, Eddie Wade es el Baron Douphol, Oliver Dunn es el Marqués D’Obigny y Graeme Broadbent es el Doctor Grenvil. El maestro Mark Elder conduce a la London Philharmonic Orchestra y el Glyndebourne Chorus está dirigido por el maestro Jeremy Bines. La escenografía y vestuario están diseñados por Hildegard Bechtler, Peter Mumford es el responsable de la puesta de luces y la coreografía está firmada por Aletta Collins.

Venera Gimadieva compone una Violetta doliente e introspectiva, pero excelente en su expresividad vocal y en la capacidad de conmoción. Desde el fatalismo y la resignación, Venera Gimadieva construye la consigna escénica de Tom Cairns, que trae “La Traviata” al siglo XXI, no tanto por el hecho de modernizarla sino como un pretexto legítimo para relacionar el mito verdiano del tema de las diferencias sociales, que existen en cualquier época. Como bien sabemos, en la actualidad también existe la hipocresía, la intolerancia hacia la enfermedad y la discriminación hacia cualquier amenaza a lo preconcebido.

Gimadieva compone una “Traviata” que agoniza y convalece desde el primer compás. El director Tom Cairns la sitúa en el comienzo de la obra en una chaise longue que de alguna manera presagia la muerte del último acto. Es aquí donde se produce el mejor dibujo conceptual y dramático de la puesta. Violetta Valéry ya ha muerto cuando cree que está renaciendo, así es que en la soledad absoluta de la última escena, con un escenario totalmente desprovisto, confunde una especie de resurrección con el delirio.

El protagonismo absoluto de la Gimadieva es un desafío para sus compañeros de reparto, pero Michael Fabiano, un tenor norteamericano y lírico entre cuyos méritos destaca la calidad y una imponente presencia escénica, pelea cuerpo a cuerpo por el primer plano. Compone a un adecuado Alfredo, con cada nota perfectamente situada, pero con un perfil más duro que el acostumbrado del rol de joven tímido atrapado por el primer amor. El Germont de Tassis Christoyannis está muy bien cantado, pero aquí, en cambio, con un perfil más débil que el que generalmente caracteriza a su personaje. Magdalena Molendowska se destaca en el elenco como una Annina funesta, una especie de alter ego de Violetta.

La nueva producción de La Traviata dirigida por Tom Cairns en el Festival de Glyndebourne deslumbra, no por su escenografía, que es bastante sencilla, sino por la excelente labor actoral y vocal. Sus personajes principales representan con veracidad a estos seres de carne y hueso consumidos por la pasión. Son aún dos estrellas jóvenes del canto, ella la soprano rusa Venera Gimadieva, una de las estrellas de mayor talento del Bolshoi de Moscú, y el tenor estadounidense Michael Fabiano, ganador en el 2014 del Premio Richard Tucker y del Beverly Sills Artist Award que se concede a jóvenes cantantes que hayan destacado en la temporada del Metropolitan Opera. Todo ello con una dirección musical impecable a cargo del director británico Mark Elder. Una muy buena “Traviata” para disfrutar a pleno en alta definición y ver y escuchar una y otra vez.

CALIDAD DE VIDEO:

La transferencia de imagen de la presente edición en blu-ray es muy buena y transfiere cada fotograma con precisión y profusidad de detalles, aún en las escenas más oscuras, ayudado por el diseño de iluminación de Peter Mumford. La definición, contrastes y claridad de esta presentación en alta definición en disco blu-ray permiten disfrutar a la perfección cada pequeño elemento de la escenografía y el vestuario diseñado por Hildegard Bechtler, o cada gesto actoral de esta producción del Festival de Glyndebourne.

CALIDAD DE AUDIO:

La ecualización de audio DTS-HD Master Audio 5.1 brinda muy buena decodificación de las voces y la London Philharmonic Orchestra que ejecuta la patitura de Verdi bajo la eficaz batuta del maestro Mark Elder. Los coros del Glyndebourne Chorus están muy bien ecualizados. El canal LPCM 2.0 Estéreo brinda tambien una buena performance, aunque sin la sensación surround del canal 5.1.

CALIFICACION: MUY BUENO! © 2015 Culturalmente Incorrecto





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group