Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...

Urko Sangroniz
El arte de la fuga, June 2015

Desde que Chaikovsky estrenase su Liturgia de San Juan Crisóstomo op. 41 en 1878, no sin la tenaz oposición de las autoridades eclesiásticas de la época -encabezadas por el censor Nikolay Bakhmetev-, las aportaciones de los compositores rusos a la música coral se sucedieron en forma de prolíficas y singulares contribuciones. En consecuencia, la tradición litúrgica ortodoxa cobró fuerzas renovadas y conquistó nuevas áreas de influencia, dentro y fuera de los templos. Los autores posteriores, encaminados sin posibilidad de retroceso por estos nuevos senderos, sintieron en algún momento de sus carreras la ineludible necesidad de contribuir con su sello personal a ese poliédrico legado. Resultaría muy simplista circunscribir esta influencia a la música litúrgica y negar su presencia evidente -en mayor o menor medida, claro está- en de la producción coral profana de los autores rusos y de su órbita geográfica. En todos ellos, sin importar su lugar de procedencia, la corriente estética o el género coral desarrollado, hay unos elementos comunes que se repiten a lo largo del tiempo: la preferencia por la modalidad, la ausencia de instrumentos o su presencia meramente testimonial, el uso de texturas ricas, el extatismo y la densidad sonora, el gran rango dinámico empleado y, sobre todo lo demás, la necesidad de expresión estética y transcendental a través del canto como una de las formas más elevadas de manifestación musical. Así, podríamos afirmar sin equivocarnos que en las obras corales de los autores, fueran cuales fueran, es donde nos aguardan los mayores placeres de su catálogo. Esto último resulta de todo punto incuestionable en el caso, por ejemplo, de las repúblicas exsoviéticas, donde los autores han seguido inspirándose en este inmenso legado y donde, en un alarde de sensatez artística y obviando cualquier cuestión política, nunca ha dejado de interpretarse la música de la liturgia ortodoxa, de Chaikovsky o de Rachmáninov entre otros, todo ello como parte de una herencia cultural que resulta irrenunciable por su inestimable valor.

Las composiciones que integran el atractivo e innovador programa de este nuevo compacto a cargo del sensacional Coro de la Radio de Letonia vienen a corroborar todo lo anterior, pues beben de esa tradición litúrgica común, a pesar de que los orígenes de sus autores sean dispares (Yuri Falik nació en Odesa, actual Ucrania, Arturs Maskats en Valmiera, Letonia, y Georgy Sviridov en Kursk, Rusia) y de que sus fuentes de inspiración sean la literatura y la poesía rusas, y no los consabidos textos religiosos. Así, de las 4 obras de Falik interpretadas aquí destacan dos, la delicada Khram Tvoy, Gospody (Tu templo, Señor, de 2001) en primer lugar, por su evocadora armonía y por el bellísimo solo a cargo de la voz de soprano, así como la sorprendente Habanera (1979), con su ritmo característico y sus cambios sorpresivos en las dinámicas; aporta una visión más internacional en su obra. En lo que a las dos piezas de Maskats, es imposible decantarse por una de las dos que se incluyen aquí. Su hondura expresiva, su belleza y las cotas de paroxismo sonoro alcanzadas, hacen que Da ispravitsja molitva moja (Deja que mi plegaria sea concedida, de 2004) y Vesna (Primavera, de 2011), sean el plato fuerte del proyecto. A propósito de ellas, echamos en falta los nombres de los instrumentistas de percusión, cuya aportación es magistral. Y para finalizar con el programa, el inconfundible lenguaje de Georgy Sviridov se nos revela apenas escuchamos las primeras notas de sus obras, y es entonces cuando nos vienen a la memoria los pasajes de aquel excelente disco monográfico que el sello Russian Session publicó en el año 2000. La melancolía que en ellas se hace patente, especialmente en Ob Utrachennoy Yunosti (De mi juventud perdida, de 1958) y en Lyubov´ Svyataya (Amor Sagrado, 1973), su estatismo sonoro y la sensación de pequeñez del individuo ante la inmensidad circundante que evocan las hacen únicas dentro del repertorio coral internacional.

Si a un coro en un estado de gracia absoluta como el Coro de la Radio de Letonia, dirigido por un director fuera de serie como Sigvards Klava, se le añade una toma de sonido transparente y un soberbio y novedoso programa como el presente, repleto de descubrimientos que emocionan apenas se ha comenzado su escucha, el resultado final supera incluso las altas cotas de excelencia a las que esta formación nos tiene acostumbrados. Tardaremos mucho en olvidar la hondura de estas obras, la convicción interpretativa del coro y de sus solistas, la apabullante técnica de algunas intervenciones corales, la resonante carnosidad de sus pasajes más apoteósicos y, sobre todo, el estatismo sonoro logrado en unos pianissimi de ensueño. Absolutamente embriagador e imprescindible, se mire por donde se mire. © 2015 El arte de la fuga





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group