Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...

Rafael Banus Irusta
El arte de la fuga, November 2015

Soile Isokoski es una cantante exquisita. Lo ha demostrado sobradamente, tanto en sus actuaciones en escena (y su reciente Ariadne auf Naxos en el Festival de Glyndebourne con Vladimir Jurowski así lo corrobora) como en su ya abundante discografía, que abarca desde Mozart hasta Richard Strauss su grabación de las Cuatro últimas canciones del compositor bávaro fue particularmente elogiada, recibiendo numerosos galardones y convirtiéndose en una de las referencias modernas de la obra-, pasando lógicamente por los compositores de su tierra, con especial hincapié en la música de Jan Sibelius, y comprende hasta piezas populares y navideñas, sin desdeñar tampoco el universo del lied alemán. En todos estos casos, la soprano finlandesa ha exhibido la calidez de su timbre, luminoso y expansivo (no en vano su nombre quiere decir en suomi “luz del norte”), su exquisita musicalidad, una expresión efusiva y una asombrosa versatilidad estilística, muy propia de los cantantes escandinavos.

Su último recital nos la presenta, además, como una auténtica maestra de la mélodie francesa, con ese arte propio de las grandes diseuses, que saben paladear cada sílaba y darle su justo relieve, bien sea fonético o musical. Lo hace en su versión del célebre ciclo Les nuits d’été, esa colección berliozana sobre textos de Théophile Gautier a la que sabe dar toda su variedad de acentos expresivos, con una absoluta sinceridad en el discurso, muy bien apoyada por la batuta de su compatriota John Storgårds y los integrantes de la Filarmónica de Helsinki, quienes sirven de excelente soporte sonoro a todo el disco. El álbum incluye también esa otra hermosura que es el Poème de l’amour et de la mer de Ernest Chausson, partitura de sonoridades tan mórbidas, en cuya última parte, Le temps des lilas, la artista logra momentos estremecedores.

Se completa el compacto con tres ejemplos paradigmáticos de Henri Duparc (Le mnoir de Rosemonde, L’invitation au voyage y Chanson triste), el primero de los cuales, en su versión orquestal, de sonoridades tan wagnerianas, ofrece a la artista la oportunidad de lucir su lado más operístico. © 2015 El arte dela fuga



Segun Sebastian Spreng
Miami Clásica, September 2015

Cada nuevo trabajo de Soile Isokoski merece bienvenida atención. Es una clase magistral, un ejemplo para intérpretes y aficionados. La soprano finesa es una “música de músicos”, alejada de toda alharaca publicitaria y a los 58 años, en el otoño de su trayectoria (ha anunciado su retiro por cuestiones personales) vuelve a sorprender con lecturas provistas de un balance y musicalidad superior.

La soprano aporta un enfoque destinado a ser un clásico desde el vamos, enseña a escuchar y revela nuevos horizontes de composiciones, como en el caso de Les Nuits d`Été, grabadas hasta el hartazgo. Ya sucedió con su lectura de las Cuatro últimas canciones de Strauss, ubicándose cómodamente al tope de una lista ilustrísima. En esta oportunidad aborda un repertorio menos asociado a su instrumento esencialmente lírico, donde compensa con lustre y brillantez la acostumbrada opulencia vocal de las mezzos o sopranos falcon que suelen encargarse de Les Nuits berliozianas. De hecho, Isokoski remite a colegas de su cuerda que han dejado hitos en esta colección de seis joyitas del repertorio francés, léase Victoria de los Ángeles, Eleanor Steber, Elly Ameling, Barbara Hendricks, Kiri te Kanawa o Veronique Gens. La inmaculada coloración, la experta dosificación del vibrato, la libertad expresiva, el cálido distanciamiento en el decir son algunos de los detalles que hacen de su interpretación una parada obligatoria para todo amante de un ciclo que ha sido servido por gigantes.

Estas noches estivales se ven magníficamente enmarcadas por otras dos composiciones asimismo relacionadas con la temática del amor, deseo y pérdida exhacerbadas por un lenguaje que sirve a tres estilos musicales unidos bajo el encantamiento galo. El poema del amor y del mar de Chausson inician el recital con el acompañamiento de una soberbia filarmónica de Helsinki que no dejará de hacer gala estilística del comienzo al fin del compacto bajo la dirección de John Storgards. Al igual que la solista, no puede no destacarse la notable asimilación del estilo evidenciado en la transparencia de las cuerdas y voluptuosidad de toda la orquesta regenteada por el director finés recientemente a cargo de una alabada integral de Nielsen.

Las tres canciones de Duparc—Le manoir de Rosemonde, L’invitation au voyage y Chanson triste—en su versión orquestal rematan este viaje dejando un final abierto, un horizonte y una lección de musicalidad y recato. Aunque esté demás, es una invitación a un viaje francés desde una mirada nórdica clara y exacta, por sobre todo, luminosa. © 2015 Miami Clásica





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group