Classical Music Home

Welcome to Naxos Records

Email Password  
Not a subscriber yet?  
Keyword Search
 in   
 Classical Music Home > Naxos Album Reviews

Album Reviews



 
See latest reviews of other albums...

Manuel Luca de Tena
El arte de la fuga, July 2016

Protagonista prácticamente absoluta de esta grabación, la flautista norteamericana Camilla Hoitenga despliega su talento indiscutible a lo largo y ancho de las nueve piezas que conforman Let the wind speak, reciente publicación en el sello Ondine de la compositora de Helsinki afincada en París. La calidad musical del registro es fruto en buena medida de la cercanía y la amistad que une a compositora e intérprete, de su empatía y recíproco entendimiento artístico. Hoitenga es flauta de amplio registro y repertorio abierto y ecléctico que abarca desde Bach o Schubert hasta sus colaboraciones con Stockhausen y pasa asimismo por el ámbito de la flauta japonesa por su proximidad e interés por algunos señalados compositores nipones de los que ha estrenado hasta hoy numerosas obras de encargo.

Kaija Saariaho transmite una particular sensualidad sonora a sus obras que inspira tanto en lo propiamente musical como en lo visual y literario, deja habitualmente en sus partituras un margen de libertad a la propia interpretación y criterio del músico si bien dentro de unos márgenes de rigor y concisión. Y he aquí que estos objetivos quedan encarnados en la Hoitenga motivo que ha llegado con el tiempo a generar y mantener una intensa colaboración entre ambas. A mi modo de ver podría ser que Saariaho se quisiera sacudir ciertas opiniones sobre aspectos reiterativos de su lenguaje y el uso de fórmulas que llegan a parecer algo repetitivas.

Una de las novedades de la actual grabación es en ese sentido la abundancia de transcripciones y nuevos arreglos realizados expresamente para las distintas flautas que si bien provienen de obras precedentes ofrecen novedosas perspectivas y destilados musicales. Por tanto, hay marcadas diferencias con las interpretaciones publicadas por el sello Kairos en 2004 por el Wolpe Trio en las que asimismo se integraba la electrónica.

Remontándonos a 1982 habría que señalar primeramente una pieza como Laconisme de l´aile para flauta sola en la que la atmósfera nebulosa y onírica hace referencia al lenguaje metafórico de la colección Oiseaux, poemas de Saint-John Perse y a las atmósferas del shakuhachi japonés.

Tocar (2010), en su origen escrita para violín y piano, tiene nueva vida en su transcripción para flauta y arpa. Otra simbiosis instrumental que a mí no deja de traerme aromas y ensoñaciones de Debussy y su Sonata para flauta, viola y arpa pero evidentemente con diferentes derivaciones y sorpresas en su diálogo. Escritas para flauta y violoncello en 1997, Mirrors I y Mirrors III plantean diferentes modos de estructuración interna que en su desarrollo y tensión instrumental generan imágenes especulares, reflejos, gestos y ritmos que son ágilmente llevados a cabo por el brillante cellista finés Anssi Karttunen. El mismo Karttunen protagoniza junto a la flauta baja que en su origen fue clarinete, Oi Kuu (1990), obra que da rienda suelta a polifonías y metamorfosis cromáticas.

Coleurs du vent (1988), derivación de su obra…à la fumée, revela a una fabulosa Hoitinga en el vuelo y a articulación casi improvisada de un desarrollo lleno de caprichosos giros en los que penetra en los recovecos de la técnica de la flauta dando lugar a variadas perspectivas. De nuevo la técnica del shakuhachi se hace patente.

Dolce tormento (2004), para piccolo solo, fue un regalo para Hoitenga. Se apoya en un Soneto de Petrarca en la que interviene susurrante la voz de la solista recreando un meditativo mundo interior de evocación del amor de lirismo que deja entrever algo japonés en su sonoridad y expresión musical del piccolo.

Llegamos a Sombre I-III, la pieza más larga del registro que nace de la empatía que Kaija Saariaho tiene por la obra del pintor Mark Rothko cuya célebre Rothko Chapel de Houston (Texas) visitó en 2012. Los breves Cantos de Ezra Pound dan la palabra en la voz del barítono norteamericano Daniel Belcher en esta obra introspectiva de tonalidad grave tan bella como sombría y no exenta a su vez de cierta ligereza y religiosa ingravidez. El grupo Da Camera of Houston y la propia Camilla Hoitinga arropan los poemas del estadounidense en los que figura el verso: Do not move/ let the wind speak/ that is paradise. © 2016 El arte de la fuga





Naxos Records, a member of the Naxos Music Group